crisis coronavirus

Bares y restaurantes ya idean soluciones para su reapertura

El portavoz del Comité de Gestión de la Emergencia Sanitaria del coronavirus en Canarias, Lluís Serra, considera un error “tardar en abrir” algunos establecimientos que no suponen un riesgo para la salud
Los bares y restaurantes tendrán que limitar su aforo, al menos, a la mitad de lo habitual hasta ahora. Sergio Méndez

España y Canarias ya hablan sin tapujos de salir del confinamiento; de dejar atrás la pesadilla de la crisis sanitaria para dar paso a una recesión económica cuyas consecuencias aún se desconocen. Y en el marco de los planes que actualmente se están desarrollando para dibujar con detalle cómo será la denominada nueva normalidad, los empresarios del sector de la hostelería ya manejan algunas pautas de seguridad e higiene, tal y como adelantó DIARIO DE AVISOS en su edición de ayer, tomando como ejemplo los manuales elaborados por las autoridades chinas, primeras en tener que hacer frente a la pandemia y, a su vez, de las más acostumbradas a lidiar con distintos tipos de coronavirus.

Paralelamente a la redacción de los protocolos pertinentes, que incluyen medidas como la incorporación de cartas online en vez de físicas o la limitación del aforo a la mitad, los diputados nacionalistas canarios, tanto Pedro Quevedo (NC) como Ana Oramas (CC), reclamaron ayer en la sesión del Congreso en la que se aprobó una nueva prórroga del estado de alarma hasta el próximo 9 de mayo, que se diseñe lo que este periódico denominó un Plan Marshall destinado a recuperar la economía en las Islas, que se verán especialmente azotadas, dada su alta dependencia de la actividad turística, en estos momentos paralizada por completo. Una demanda que ya fue puesta de manifiesto por el presidente de la comunidad autónoma, Ángel Víctor Torres, quien tendió la mano la semana pasada a los partidos de la oposición y a distintos actores sociales para redactar una estrategia con la que luego reclamar a Madrid los fondos necesarios para evitar que “la pobreza y el hambre” asolen a la población isleña.

Pese al hecho de que los complejos alojativos estén cerrados, el Archipiélago mira con optimismo al futuro y espera que, vistas las cifras de contagios y de altas hospitalarias -rozando las mil-, se adelante incluso la desescalada. De hecho, el portavoz del Comité de Gestión de la Emergencia Sanitaria del coronavirus en Canarias, Lluís Serra, ha reconocido que coge fuerza el próximo 27 de abril, fecha en la que el Gobierno central ya ha autorizado la salida de los niños (menores de 14 años), como día para iniciar el proceso gradual de desconfinamiento, con restricciones por horario y colectivo. De igual manera, el también catedrático universitario considera que podría tacharse de error “tardar en abrir” algunas de las actividades económicas, teniendo en cuenta el impacto que puede ocasionar sobre el desempleo. Todo ello, sin renunciar a que la desescalada aporte garantías a la ciudadanía.

Igualmente, otro de los sectores que estudia abrir la persiana de nuevo es el de los centros e instalaciones deportivas. Es más, la federación nacional de este tipo de complejos ya elabora contra reloj, junto al Ejecutivo central, una guía que distribuir luego a sus empresas, mediante la cual intente garantizar la integridad de los usuarios y de los trabajadores . Según el documento de trabajo, el aforo de los establecimientos se reducirá un 30% respecto a lo habitual; los clientes mantendrán el distanciamiento social de metro y medio, llegando a dos en el caso de las actividades grupales; recomendación del pago con tarjeta o la no utilización de secadores de manos y de pelo.

Un día importante para encontrar soluciones a la recuperación

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea mantendrán esta tarde una videocumbre, en la que abordarán varios aspectos sobre la recuperación económica tras el virus. Por el momento, tal como detalló la presidenta del BCE, Christine Lagarde, se descartan los helicópteros del dinero, entregas de cheques a los ciudadanos, como plantea el presidente de Estados Unidos hacer en su país.

En el club comunitario aún continúa vivo el debate entre la emisión de deuda mutualizada a través de los conocidos como coronabonos, o recurrir al Mecanismo Europeo de Estabilidad. De este modo, según previsiones, volverá a haber roces entre los países del Norte y los del Sur, dado que el acuerdo adoptado el pasado día 9 por los ministros de Economía y Finanzas de los Estados miembro no convence del todo. Además, se tratará la propuesta de la presidenta de la Comisión de emplear el presupuesto plurianual 2021-2017 como un Plan Marshall.

TE PUEDE INTERESAR