Coronavirus

Es “muy probable” que todas las Islas entren el lunes en la fase 1

El portavoz del Gobierno se muestra convencido, a la vista de los contactos técnicos con los representantes del Ministerio de Sanidad, de que el Archipiélago cumple los requisitos

Una buena parte de los establecimientos dependientes del turismo extranjero temen no poder afrontar una apertura sin visitantes. Sergio Méndez

El Gobierno de Canarias ve “muy probable” que todas las Islas entren en la fase 1 de desescalada a partir del lunes, como ya lo están desde esta semana La Gomera, El Hierro y La Graciosa, las menos pobladas, lo que permitirá “más libertad de movimientos y más actividad económica”. Julio Pérez, portavoz del Ejecutivo y consejero de Sanidad, declaró ayer en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno que, por los encuentros técnicos con los representantes del Ministerio de Sanidad, está convencido de que Canarias cumple todos los requisitos, aunque advirtió de que habrá que mantener las limitaciones sociales, porque la enfermedad sigue. “Preparémonos el fin de semana para tener más actividad el lunes”, animó. “Más comercios podrán abrir, habrá nuevas actividades y también más desplazamientos entre las islas por razones de trabajo”, por lo que no se descarta autorizar más frecuencias en el transporte interinsular.El director del Servicio Canario de la Salud, Antonio Olivera, había declarado esta semana que “el virus ya no está en las calles” de Canarias, una afirmación que, según Julio Pérez, es muy “certera”, porque, en su opinión, se refería a que estaba “contenido” en las casas y en los hospitales. “Ahora vamos a salir” con motivo de la fase 1, así que “puede que a partir de ahora el virus esté en la calle”, comentó el consejero. Por eso, Julio Pérez hizo un llamamiento a mantener las normas; especialmente, a los jóvenes, que son “quienes pueden tener una menos miedo, más ganas de movilidad y menos apariencia de estar contagiados”.
La nueva situación requiere mantener “la plena capacidad operativa” del sistema sanitario en los próximos meses. De ahí que el Ejecutivo canario vaya a estudiar la forma de “acomodar” a ese requisito el derecho del personal a las vacaciones y al descanso. El consejero de Sanidad admitió la posibilidad de incluir “algún incentivo” para el personal sanitario que suponga un reconocimiento del esfuerzo que están haciendo.
Pérez explicó que se han realizado 24.127 pruebas diagnósticas al personal sanitario, del total de 78.440 hechas en la comunidad autónoma, y resaltó que el nivel de contagio de este colectivo, en torno al 26 % de los casos acumulados, es similar al de otros territorios.
En esta nueva fase, el sistema sanitario se esforzará en localizar personas contagiadas sin síntomas: “La Atención Primaria cuenta con personal y equipo suficiente para rastrear los contactos de los enfermos en orden a contener la propagación del virus. La respuesta ha sido muy buena y no tengo motivos para dudar de que la respuesta preventiva y epidemiológica funcione igual”.
En principio, el Gobierno de Canarias prefiere que, en lo sucesivo, las ocho islas avancen en la misma fase de la desescalada, y no que La Gomera, El Hierro y La Graciosa se adelanten a la fase 2: “Es mejor ir al mismo ritmo. Antepondremos la seguridad a la velocidad”.
En materia social, Pérez detalló que ya se han recibido 10.000 peticiones para acceder al ingreso canario de emergencia, que se pagará en mayo a familias sin recursos, de las cuales se ha respondido hasta ahora a 2.000.Esta ayuda se ha aprobado como un ingreso único a la espera de la renta mínima nacional a partir de junio.
En el área educativa, Julio Pérez manifestó que, de momento, se está estudiando la apertura de las escuelas infantiles durante el proceso de desescalada. Porque, arguyó, para que la gente trabaje y se reactive la economía, “hace falta que los niños estén atendidos”.