sociedad

La cuarentena que España impone hoy a los viajeros choca con el transporte

El sector turístico arremete contra esta medida, que empieza a aplicarse este viernes, porque tendrá un efecto “devastador”
La cuarentena que España impone hoy a los viajeros choca con el transporte
La cuarentena que España impone hoy a los viajeros choca con el transporte
La cuarentena que España impone hoy a los viajeros choca con el transporte

Diario de Avisos / Agencias

Desde hoy y durante el estado de alarma, todos los viajeros que lleguen a España deberán cumplir una cuarentena de 14 días, independientemente de si son turistas extranjeros o ciudadanos con nacionalidad española que regresan al país, como dice una orden del Ministerio de Sanidad. Según la orden, que se complementa con la prórroga del control de fronteras, estas personas deberán permanecer 14 días en su domicilio o alojamiento turístico y solo se les permitirá salir con la obligación de usar mascarilla por tres motivos: compra de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, y por causas de fuerza mayor o situación de necesidad.

Francia ha respondido a esta medida, en virtud del derecho de reciprocidad, con lo que el Gobierno de Macron obligará a los españoles que ingresen en su país a guardar igualmente 14 días de cuarentena. En el Palacio del Elíseo no se esperaban la orden dada por España, confiando en que quedaran libre de ella los miembros de la UE. París había decidido salvar de toda cuarentena a los ciudadanos comunitarios y del espacio Schengen, además del Reino Unido. España, ante la polémica, se escuda en que otros países como Alemania, Italia y Bélgica también establecen los 14 días. En Bruselas se recela de la cuarentena forzosa de España a todo el que entra en el país.

Las agencias de viaje, los turoperadores y las compañías de transporte deberán informar a los viajeros de estas medidas al inicio del proceso de venta de los billetes con destino al territorio español. Esta medida ha provocado la reacción inmediata de todo el sector turístico, que considera que la misma supone una piedra insalvable en el ya de por sí difícil camino hacia la recuperación del sector turístico. Así lo afirman los responsables de las principales organizaciones empresariales de agencias de viajes, que advierten que su efecto será devastador.

“Es un despropósito para la actividad turística, porque su imposición tiene el mismo impacto que no abrir las fronteras”, sostiene el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV), Carlos Garrido, en declaraciones al portal Preferente.com. “Ningún turista se someterá a una condición así para venir a nuestro país, y menos cuando otros destinos competidores no están actuando de la misma forma, lo que nos genera una desventaja competitiva enorme”, advirtió. En su opinión, “la apertura del cielo aéreo europeo debería hacerse de forma coordinada entre Estados miembros, tal y como sugiere la propia Comisión Europea. El presidente de Unión de Agencias de Viajes (UNAV), José Luis Méndez, indicó que “nadie viaja a un país para estar confinado en un hotel”.

En este contexto, el grupo turístico Tui está convencido de que este verano habrá vacaciones en Mallorca (uno de los destinos preferidos de los alemanes en esa época del año) y cree que tanto Baleares como Canarias harán lo posible por reabrir sus aeropuertos y sus hoteles de manera gradual.

El mayor turoperador de Europa valora tanto el progreso de España en la lucha contra la pandemia como por la actuación de las autoridades, sobre todo regionales, para favorecer el turismo. “No parto de la base de que la vacaciones en Mallorca hayan quedado descartadas, más bien al contrario. Sobre todo, en las últimas semanas España ha hecho progresos muy grandes en combatir la infección, y la situación se estabiliza cada vez más”, dijo el responsable en Alemania de Tui, Marek Andryszak. Por otra parte, señaló que las vacaciones, en lugar de resultar más caras, tenderán a abaratarse, ya que actualmente muchas de las infraestructuras están vacías y si sigue habiendo costes fijos, “al menos se intentará cubrir los costes variables”. “Los precios de los viajes más bien caerán, en lugar de subir”, manifestó.

TE PUEDE INTERESAR