Norte

Las playas del Norte, sin medidas de delimitación de aforo, por ahora

El control del acceso a las zonas de baño es el principal problema que se encuentran los ayuntamientos para cumplir con la normativa sanitaria; el uso de aseos es opcional

Playa El Socorro. Sergio Méndez
Playa El Socorro. Sergio Méndez

Si Tenerife entra finalmente en la fase 2 de desescalada a partir del lunes, los ciudadanos podrán hacer uso y disfrutar de uno de los momentos más esperados: la apertura de playas y zonas de baño.

Playa Jardín, Martiánez y San Telmo, en el Puerto de la Cruz; El Socorro, en Los Realejos; Playa de la Arena y las piscinas naturales de Mesa del Mar y El Pris, en Tacoronte; Playa de Las Arenas, en Buenavista; el Charco del Viento, en La Guancha, y la playa del muelle y La Caleta de Interián, en Garachico, son los espacios que con toda probabilidad se abrirán al público. La Orotava ha decidido postergar la fecha para el 29, dado que sus responsables municipales todavía estudian y valoran cuáles son las medidas idóneas para garantizar la máxima seguridad en El Bollullo, pues el acceso a Los Patos continúa cerrado.

Los ayuntamientos llevan días preparándose para dar este paso, no exento de dificultades. Una de las principales es el aforo para poder cumplir las distancias de seguridad exigidas por el Ministerio de Sanidad. Hasta el momento, no era un problema porque no existía un límite legal para el acceso y, por ende, ninguna Administración sabe el número exacto de usuarios que pueden tener cabida.

Lo cierto es que la mayoría de los municipios han descartado colocar elementos como mamparas, aros u otros dispositivos para delimitar los espacios en la arena y mantener los dos metros de separación entre personas que no sean de la misma familia. Los responsables municipales confían en el buen comportamiento de los ciudadanos y contarán con la ayuda de la Policía Local de sus respectivos municipios para vigilar que se cumpla con la normativa.

En Playa Jardín, San Telmo y Martiánez, el Consistorio portuense colocará cartelería y hará campañas informativas a través de las redes sociales “para concienciar a la sociedad y que el civismo que hay en la calle se traslade a las playas”, indica el concejal de Sanidad y Playas, Alberto Cabo.

“Ahora mismo, tenemos las medidas previstas para el próximo lunes si finalmente se abren las playas, ya veremos cómo va la evolución de la Covid-19 y la normativa sanitaria”, insiste el edil.

El baño en la zona del muelle no es competencia del Ayuntamiento, sino de la Autoridad Portuaria, mientras que en el Lago Martiánez, igual que cada mes de mayo, se realizan obras de mantenimiento y, por lo tanto, hay más tiempo para estudiar cómo se delimitará el aforo.

En el caso concreto de Playa Jardín, se abrirán los aseos, pero los vestuarios y las duchas permanecerán cerrados.

El edil de Servicios de Los Realejos, Domingo García, también apela a la responsabilidad de los ciudadanos para una apertura muy anhelada: el baño en la playa El Socorro. La Policía local será la encargada de fiscalizar que se cumplan las medidas y distancias de seguridad y de sancionar a aquellas personas que no las acaten.

En Tacoronte se podrá disfrutar de playa de La Arena y las piscinas naturales de El Pris y Mesa del Mar.

En las tres zonas, el Consistorio hizo un saneado a la arena, y las zonas de paseo y solarium han sido higienizadas. La única determinación que todavía no ha tomado el grupo de Gobierno es la posibilidad de habilitar los baños y las duchas, porque es donde hay más posibilidades de contagio.

“Vamos a colocar mucha cartelería para que se respete el distanciamiento social”, confirma el alcalde, José Daniel Díaz, al tiempo que añade que la Polícía local será la encargada de fiscalizar y sancionar a aquellas personas que no respeten lo exigido.

En Garachico se abrirán dos de las cuatro zonas de baño, la playa del muelle y la de la Caleta de Interián, donde resulta más sencillo hacer un control. Para ello, el Ayuntamiento firmará un convenio con una asociación de voluntariado, que cuenta con socorristas titulados hasta que se saque a concurso el servicio.

Quedan pendientes de abrir la playa de El Guincho y las piscinas naturales de El Caletón, donde actualmente se ejecutan mejoras para que esté en perfectas condiciones antes del 25 junio, fecha en la que se inicia la temporada de baño. Este último lugar “es muy complejo” para limitar el número de usuarios y por eso se deberá estudiar bien cómo hacerlo, apunta el alcalde, José Heriberto González.

En La Guancha la principal zona de baño es el Charco del viento y allí también se apela a la actitud responsable de la gente. No obstante, se pondrá un cartel que recoge todas las medidas que se establecen en el decreto para informar a los bañistas.

La misma medida se adoptará en la playa de Las Arenas, en Buenavista del Norte, que se está preparando para tener un sistema de vigilancia. “En principio, no se pondrá ningún tipo de zonificación, aunque valoramos que si se registran incidencias se podrá cerrar”, sostiene el regidor, Antonio González.