sur

El paro, que sube hasta el 30,5%, se ceba con el Sur en tres meses de estado de alarma

Adeje, tras el ‘cero turístico’, ha pasado de ser el municipio con menor desempleo (8%) a liderar la demanda de trabajo (38,8%)
La Milla de Oro, en Playa de Las Américas, vacía, es fiel reflejo de la parálisis económica del Sur / SERGIO MÉNDEZ

No resulta fácil, con exactitud, conocer el número de desempleados por municipios en Canarias, cuando el Istac lo reduce por comarcas y el Obecan (Observatorio Canario del Empleo) lo hace por demanda de empleo, recogiendo la población de 16 a 65 años de cada municipio que está en disposición de trabajar y no lo hace, muchos de ellos, todavía en periodo de formación académica.

Llevándonos por esas dos fuentes, lo que resulta evidente es que en los últimos tres meses -marzo, abril y mayo- ha ocasionado un descalabro considerable para el empleo en Canarias y muy particularmente para aquellas zonas que dependen del turismo, como ocurre con el sur de Tenerife, donde el porcentaje de demandantes de empleo alcanza el 30,5%, aunque según el Istac estaríamos hablando, en las comarcas de Abona y Suroeste, de un porcentaje de parados del 19,40%.

El estado de alarma, con el cierre de empresas y, sobre todo, con el cero turístico, ha ocasionado un auténtico desplome del empleo, en municipios como Arona, Adeje, Guía de Isora y Santiago del Teide, unido, además, a que esos meses están considerados como “temporada baja”, cuándo menos turistas hay y cuándo se acaban los contratos temporales, en hoteles y restauración.

Por poner un ejemplo oficial, en mayo en los servicios públicos de empleo (SEPE) de Canarias el paro registrado aumentó en 6.093 personas, un 2,4%, una variación que eleva a 261.074 el número de personas desempleadas que hay en Canarias.

El paro en las Islas registra un aumento interanual del 26,71%, una situación que ha afectado a 55.033 personas entre mayo de 2019 y el quinto mes de este año. El número de desempleados en la provincia tinerfeña, a finales de mayo, contabiliza a 124.612 personas, sin contar aquí a aquellos trabajadores que están o han estado inmersos en un ERTE.

Paro turístico

Las cifras de paro -o demandante de empleo- ha experimentado un considerable aumento allí donde reside el turismo, o viven de él (Vilaflor y Granadilla, por ejemplo), mientras que el resto de municipios desde Arico hasta Candelaria han resistido mejor las consecuencias económicas de la Covid-19.

Desde el Ayuntamiento de Adeje se confía en que esta sea una situación coyuntural fruto de la crisis que ha generado la pandemia. “Una muestra de ello es que tras dos meses realmente trágicos en la destrucción de empleo, en mayo los datos, aun siendo malos, han tendido a estabilizarse y a frenar su caída de manera importante. Ya no se destruye el empleo al nivel de marzo o abril. Eso nos ayuda a pensar que la recuperación del empleo se irá produciendo poco a poco”, comentan desde Adeje, líder en la creación de puestos de trabajo en Canarias y en España. Pero ante una crisis que ha propiciado un cero turístico, la situación se ha revertido y todos los municipios turísticos han pasado de ser líderes en la creación de trabajo a ser generadores de paro. Desde el Ayuntamiento se están tomando medidas para contrarrestar esta situación, con el aumento de un 270% en la inversión para frenar esta caída, asesorar a trabajadores, crear programas de formación y empleo de cercanía con pequeños y medianos proyectos, ayudar a pymes y autónomos, entre otras.

Desde Arona, que ha pasado de 7.296 demandantes de empleo a 11.318, se indica que la relación entre el cero turístico de los últimos meses y la destrucción de empleo ha sido directa en los municipios que, como Arona, tienen en este sector su principal industria. Sin embargo, es cierto que estos son los que, cuando el turismo va bien, crean empleo a mayor ritmo. “En este sentido, al inicio de la crisis generada por el coronavirus la previsión era que no se iniciaría la recuperación hasta el último trimestre del año, mientras que, en estos momentos, ya contamos con esta se produzca a partir del mes de julio, lo cual es una noticia positiva”, señalan desde el consistorio aronero.

Para revertir la situación, Arona ha puesto en marcha dos líneas de trabajo. La primera de ellas, al inicio de los efectos económicos de la pandemia, centrada en generar un fuerte escudo social con importantes medidas, como duplicar la capacidad de respuesta a las peticiones de ayuda social. La segunda ha sido aprobar un plan de ayudas a autónomos y micropymes de 1,2 millones de euros.

Granadilla de Abona

La concejala de la Agencia de Empleo y Desarrollo Local (AEDL) de Granadilla de Abona, Yanira González, explica que la crisis sanitaria derivada de la Covid-19 ha provocado que en los últimos meses se haya producido un incremento “muy relevante” del número de desempleados en el municipio, que registra a fecha actual un total de 6.838 personas en paro; 221 personas más inscritas que el mes anterior y 2.455 más que en el mismo mes del pasado año 2019. Todo ello, viene motivado por la paralización de la actividad en el Sur de los establecimientos hoteleros, además del comercio y la restauración, pero en este municipio, especialmente, está ligado al parón del sector servicios, que ha afectado a 2.553 personas de las que están desempleadas en la actualidad. Frente a esta situación, desde el Consistorio se están poniendo en marcha diferentes mecanismos para la reactivación económica, señala la edil, como es el caso de subvenciones directas a autónomos y pequeñas empresas, al sector del taxi y al sector primario.

Demandantes de empleo en el Sur de Tenerife
Demandantes de empleo en el Sur de Tenerife

TE PUEDE INTERESAR