Economía

José Ramón Barrera, economista: “El REF actual es ineficaz, es hora de abrir el melón y cambiarlo para que beneficie a los canarios”

"Hay que conseguir un Régimen Económico y Fiscal que permita que todos paguemos menos impuestos solo por vivir en Canarias", indica el socio fundador de Assap

José Ramón Barrera, economista y socio fundador de ASSAP. DA
José Ramón Barrera, economista y socio fundador de ASSAP. DA

Nadie discute las bondades y la funcionalidad de nuestro Régimen Económico y Fiscal (REF), pero sí es cierto que con el paso de los años se ha convertido en una herramienta “ineficaz” y muy alejada de los principios que lo inspiraron en 1852. El economista y socio fundador de Assap José Ramón Barrera lleva años reclamando una modificación “profunda” de la normativa y asegura que no hay mejor momento que el actual para abrir el melón y conseguir que el REF sea verdaderamente de todos los canarios. En esta entrevista concedida a DIARIO DE AVISOS, Barrera explica que es hora de una reforma “revolucionaria” de esta herramienta fiscal.

-¿Por qué cree que es tan urgente y necesaria una reforma del REF?
“Pues porque creo que ha llegado un punto en el que tenemos que sentarnos y analizar lo que tenemos, y, sobre todo, si realmente estamos consiguiendo lo que nos interesa con esta herramienta, que es mejorar la sociedad canaria. Yo creo que no. El REF nace porque Canarias merece un estatus tributario distinto al resto. Sin embargo, esto no es del todo así, porque en las figuras principales funcionan si inviertes. Si tú no inviertes estás en iguales condiciones que el resto de España, es decir, que solo si se realizan inversiones y se desarrollan unos determinados negocios se aplican menos impuestos que en el resto del país. No se considera, en absoluto, el hecho insular, pilar esencial que dio lugar al Real Decreto de 1852. Pero es que voy más allá. A día de hoy, las personas físicas no tenemos ninguna diferencia con los residentes en el resto del territorio peninsular…”

-Pero, ¿no se supone que el REF es un instrumento para todos los canarios, sean empresas o personas físicas?
“En realidad no, porque si te das cuenta, tú en tu IRPF pagas lo mismo, quitando el diferencial de la cuota autonómica, que paga un madrileño o un valenciano, pues no tienes la posibilidad de acogerte a ningún beneficio REF, es decir, es aplicable a un determinado sector de la sociedad, por cuánto las rentas del trabajo soportan los mismos impuestos en Canarias que en Península y Baleares. Entonces, por un lado, las figuras no ayudan del todo y, por otro, no parece que sea el REF el que nos permite tener un estatus diferencial. Todo esto nos hace pensar que, quizás, deberíamos reconsiderarlo”.

-¿Y quién abrirá el melón?
“No lo sé. Mire, yo sé que es complicado, como usted dice, abrir el melón, pero si ni tan siquiera nos lo planteamos, nunca vamos a coger el toro por los cuernos. Se supone que esta herramienta fiscal nos tiene que ayudar en momentos difíciles, y ahora mismo, si usted lo piensa bien hasta el REF actual puede ser contraproducente”.

-¿Contraproducente?
“Sí, porque si tú te comprometiste a invertir hace tres años, ¿a ver ahora quién invierte? Si tú te comprometiste a mantener el empleo hace dos años, ¿a ver qué pasa ahora? Si tienes que deshacerte de activos para recuperar liquidez y salvar la empresa; tendrás que enfrentarte al coste fiscal… Por eso, lo que yo digo es que hay que plantear una reforma. Debatirla. ¿De verdad que lo que tenemos es lo que queremos? Yo, sinceramente, creo que no. Estamos ante una herramienta que, cada dos por tres, hay que cambiar, adaptar a las circunstancias y que demuestra que es ineficiente e ineficaz”.

-¿Qué es lo que propone?
“Pues como usted dice abrir de una vez por todas el melón del REF; y no reformarlo, sino cambiarlo. Transformarlo. Necesitamos un REF completamente distinto. Una revolución en este sentido. Un cambio de 180 grados. Y hay ejemplos que son muy cercanos, que se pueden adoptar y que sería tremendamente eficiente. Ya después, si quiere, podemos discutir si el que invierte, además, tiene el beneficio de la inversión, pero, mientras tanto, el hecho de trabajar, invertir y vivir en Canarias tiene que suponer pagar menos impuestos por el simple hecho de vivir en las Islas. Exactamente igual que ocurre en Ceuta y Melilla. En estas ciudades se paga el 50% de los impuestos. ¿No estaría usted de acuerdo en bonificar el IRPF de todos los canarios al 50% y el Impuesto sobre Sociedades y la Seguridad Social al 90%? ¿Usted se imagina un régimen así?”.

-Sería un revulsivo, la verdad. Además de atraer a empresas importantes, claro.
“Ahí le ha dado. Mire, cuando ocurrió lo de Cataluña, nos planteamos atraer a Canarias a todas las empresas que se estaban marchando de allí. ¡No vino ni una! Si tuviéramos un REF tan potente, ¿no cree que vendría todo el mundo? ¿No cree que Nissan o cualquier otra gran empresa no estaría ya en las Islas? Lo que yo planteo es debatir sobre esto. Señores, ¡ya está bien de tanto adaptar y modificar lo que tenemos! Lo que toca ahora es cambiarlo”.

-¿Y Europa?
“Europa nada. Hasta ahora, no ha dicho que no a nada de lo que hemos planteado. Algún requisito, pero nada más. Y en la situación en la que estamos, ¿no cree que se justifica tener una herramienta fiscal que nos ayude?”.

-¿Y cree que un Gobierno central que se apoya en un partido como Podemos que considera que el REF es una herramienta para que los empresarios paguen menos impuestos, apoyará una reforma del REF en profundidad?
“Pero, vamos a ver, yo no estoy tocando, ni quitando el apartado social. Además, si opinan esto, precisamente con más razón deberían apoyar la reforma, porque lo que yo quiero es que esta herramienta beneficie a los trabajadores, no solo a los empresarios. Y bueno, lo de los empresarios también lo dejaría en cuarentena, porque beneficia a aquellos que invierten; al que no, paga sus impuestos como en la Península”.

-¿Y bajar los impuestos no reducirá la recaudación?
“Mire, aquí de lo que se trata es de subir el porcentaje de impuestos a pagar. Si tú pones un impuesto del 100% y no hay rentas, lo que recaudas es cero. Más vale el 10% de 100, que el 100% de cero. Hay una posibilidad que es hacer crecer la masa crítica, el PIB, y sobre ese PIB, hacer crecer la recaudación. Y si esto supone, además, tener más oportunidades, los requerimientos de asistencia social serán menores, porque la gente tendrá más oportunidades. Si encima vienen empresas que contraten a mucha gente… Mire, Estonia, por ejemplo, que ha establecido un sistema fiscal y una Administración absolutamente digitalizada que ha hecho que las empresas quieran invertir allí. ¿Por qué no lo probamos? Y si después va mal, pues volvemos a lo mismo, pero probémoslo, es lo que digo”.

-¿Qué es lo primero que usted cambiaría del REF?
“Para empezar, las figuras de los incentivos fiscales. Hay que conseguir un REF que permita que todos paguemos menos impuestos (trabajadores y empresarios) solo por vivir en Canarias y, si esto ocurre, sí se notaría el diferencial con la Península, que es el espíritu del REF: el Real Decreto de 1852 firmado por Juan Bravo Murillo. Recuperemos este espíritu”.

-Muchos ciudadanos, además de no saber lo que es el REF, piensan que es un herramienta que solo beneficia a los empresarios. ¿El REF no somos todos?
“Y es verdad, María, tienen razón. Vaya usted al País Vasco y pregunte sobre el fuero, a ver qué le dicen. O a Navarra, y pregunte sobre el concierto. Todos saben lo que es. ¿Por qué no hacemos que el REF sea de todos y que las personas físicas se beneficien? Además, esto no se trata de ningún beneficio o instalar aquí ningún paraíso fiscal. Es que estamos hablando de un derecho recogido en la Constitución. Lo que ocurre ahora con el REF es que incentiva, pero solo al que invierte, pero no por el hecho de estar en Canarias que, como le insisto, era el espíritu de esta norma”.