sociedad

“La muerte de Floyd ha empujado a todo el mundo a decir basta ya”

La presidenta de la Asociación de Mujeres Senegalesas en España, Aminata Samb, residente desde hace 15 años en el sur de Tenerife, advierte de un racismo “silencioso” e “institucional”
Un grupo de manifestantes en la concentración del domingo en Los Cristianos promovida por la Coordinadora de Asociaciones Senegalesas de Canarias. DA
Un grupo de manifestantes en la concentración del domingo en Los Cristianos promovida por la Coordinadora de Asociaciones Senegalesas de Canarias. DA
Un grupo de manifestantes en la concentración del domingo en Los Cristianos promovida por la Coordinadora de Asociaciones Senegalesas de Canarias. DA

Es uno de los referentes del activismo contra el racismo en España y desde hace 15 años reside en el sur de Tenerife, donde promueve actividades, desarrolla proyectos y colabora con las instituciones para combatir esta lacra que ha vuelto a aflorar, con toda su crudeza, con la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd bajo la rodilla de un policía en Mineápolis (Estados Unidos).

Aminata Samb, de 46 años, madre de cuatro hijos (dos de ellos nacidos en la Isla), preside Yakaar, que significa esperanza, la asociación que agrupa a las mujeres senegalesas en España, y lidera la Coordinadora de Asociaciones de Senegaleses en Canarias. Sostiene que la muerte de Floyd marcará un antes y un después. “Ha empujado a mucha gente en todo el mundo a decir basta ya”. Ella misma promovió el domingo pasado en Los Cristianos una concentración, en la que participaron numerosos ciudadanos, para condenar el racismo. “Hay que erradicar desde todos los ámbitos y países esta locura que no se entiende en pleno siglo XXI”,subraya, aunque admite que “todavía queda mucho camino por recorrer”.

Aminata aclara que “el racismo de Estados Unidos no es el mismo de España. La Constitución norteamericana es racista porque se basa en la historia del país, en cambio aquí es más silencioso, no es tan visible, pero existe en personas que ni siquiera lo saben, porque no lo reconocen. Cuántas veces hemos escuchado decir: ‘Yo no soy racista, pero pienso esto y aquello…”

Aminata Samb, de 46 años, lideró la concentración contra el racismo convocada por la muerte de Floyd. DA
Aminata Samb, de 46 años, lideró la concentración contra el racismo convocada por la muerte de Floyd. DA

La activista senegalesa también denuncia lo que ella misma define como “racismo institucional”, y que se plasma, explica, en la no concesión de subvenciones a colectivos africanos o en el hecho de que haya “gente que no le entre en la cabeza ver a una persona de raza negra dirigiendo un banco o presidiendo un cabildo”. También pone como ejemplo “cuando a chicos africanos que han nacido aquí les preguntan por la calle si han venido en patera y les dicen ‘qué bien hablas español’.

“Trabajamos por el futuro de nuestros hijos y para que haya una igualdad absoluta de oportunidades en las empresas, en la economía y en las instituciones”, remarca.

Preguntada sobre la convivencia multicultural en el sur de Tenerife, Aminatu Samb destaca que “no hay ningún problema”, aunque reconoce que en los colegios de vez en cuando aparece “alguna pequeña cosa”. A su juicio, la igualdad racial debe incluirse en los planes de estudios, porque “desde niños hay que actuar y enseñarles que no hay diferencias entre negros y blancos y que todos somos iguales”, pero advierte de que existen comportamientos por parte de una minoría de profesores que no van en esa dirección, “obligando a los niños negros a esforzarse más para obtener una nota buena”.

Pero también pide a las personas de raza negra que “no estén a la defensiva”. “¿Por qué les inculcan a los niños negros que no lo tendrán fácil, que la gente les va a discriminar por el color de su piel, que siempre tendrán que defenderse y que hay que prepararse psicológicamente?”, se pregunta.

TE PUEDE INTERESAR