santa cruz

Los “inconfesables” motivos para que se presente la censura en Santa Cruz

Cs, PSOE y UP han mostrado su incomprensión ante un movimiento que puede arrebatar la alcaldía a Patricia Hernández; lo achacan a la dificultad de CC a lidiar con el “levantamiento de alfombras”
La concejala de Ciudadanos Matilde Zambudio ofreció una rueda de prensa junto a varios ediles socialistas, entre ellos su portavoz, José Ángel Martín. SM

De acuerdo con la voluntad plasmada ante notario el viernes por representantes de Coalición Canaria, Partido Popular, y la edil de Ciudadanos que ha decidido desmarcarse de las directrices de su partido y apoyar dicha iniciativa, Evelyn Alonso, en menos de 24 horas, el lunes, se registrará una moción de censura en el Ayuntamiento de Santa Cruz contra la socialista Patricia Hernández. Un movimiento político que, si bien se acoge a un mecanismo democrático, no deja de resultar, cuanto menos, llamativo, especialmente porque la hasta ahora concejala de Cs parece que tiene mucho que perder y poco que ganar.

A este respecto se pronunció ayer Matilde Zambudio, compañera en la formación naranja y primera teniente de alcaldesa en el Consistorio. “Alonso tomó esta decisión [la de apoyar la censura] desoyendo las instrucciones claras de la dirección nacional de Ciudadanos, que eran las de mantener la estabilidad” en la institución, señaló. Además, recordó que Evelyn Alonso dijo el pasado mes de febrero “que la disciplina de voto es sagrada”, por lo que desconoce qué motivaciones puede tener para romperla. Sobre todo, porque a su juicio no hay razones como “una mala gestión” sino, más bien, “todo lo contrario”.

Y es que la edil de Cs que suscribió un acuerdo mediante el que la alcaldía santacrucera pasaría a manos, de nuevo, de José Manuel Bermúdez (CC) sería expulsada de su partido -en aplicación del reglamento interno-, no pudiendo percibir ningún salario de la Administración local, aparte de perder su condición de personal de confianza en el Parlamento autonómico, cámara en la que trabaja con la diputada Vidina Espino, que también se ha mostrado a favor de “dar estabilidad” a los organismos públicos y de acatar las pautas marcadas.

De otra parte, el segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento, José Ángel Martín (PSOE), ha instado a que “alguien dé explicaciones para una moción de censura”, pues aseguró que “llevamos un año de cambios importantes en Santa Cruz que, además, son percibidos nítidamente por la ciudadanía”. Y no quiso elucubrar acerca de los “inconfesables” motivos que han provocado que, finalmente, Evelyn Alonso actúe de tal manera, aunque sí matizó que “cuando alguien no tiene relato, sino que se esconde, parece que las razones deben ser otras que no responden, en ningún caso, al interés general”.

En relación a CC y su papel de principal beneficiada por la censura, aparte de, según fuentes consultadas por este periódico, ser quien negoció con el secretario general del PP en Madrid, Teodoro García Egea, para reunir los apoyos necesarios y sacarla adelante, José Ángel Martín remarcó que la formación nacionalista “parece haberse puesto nerviosa cuando algunos expedientes -el del caso Yatra y el de Juan Luis Guerra- ponen camino a la Fiscalía; no saben vivir sin el oxígeno que les da el poder. Si piensan que con esto van a parar los expedientes, se equivocan”.

Una tesis también compartida por el edil de Unidas Podemos en la institución, Ramón Trujillo, que llegó a aseverar que “es difícil encontrar otra motivación para la moción de censura que la alergia al levantamiento de alfombras y el miedo a que se consolide una gestión que ha puesto en marcha la construcción de 400 viviendas públicas en un año, frente a su espectacular logro de cero viviendas en ocho años (…) Quizá Bermúdez necesite revalidar su Récord Guinness de no ejecución de inversiones presupuestadas, que batió en 2018, gastando solo 1 de cada 4 euros anunciados”.

TE PUEDE INTERESAR