internacional

La carrera por la vacuna contra la Covid-19 se acelera y noviembre podría ser la meta final

La farmacéutica Moderna, de EE.UU., empieza los ensayos del antídoto contra la Covid-19 en 30.000 pacientes en la tercera fase de pruebas, y espera tenerlo listo en otoño para su producción

La carrera por encontrar una vacuna eficaz y asequible contra la Covid-19 se ha acelerado, y algunos prototipos empiezan a ver la línea de meta, con ensayos programados con 30.000 voluntarios en Estados Unidos, que podrían arrojar una vacuna para el mes de noviembre. Esta es la noticia más esperada para poner remedio a la crisis sanitaria y económica (en especial, la turística) que quita el sueño estos días en España y, en particular, en las Islas.

Moderna Inc y Pfizer Inc, las dos farmacéuticas que compiten de cerca en EE.UU. por obtener la primicia, han alcanzado ya la tercera fase de pruebas, lo que abrirá el camino para la aprobación regulatoria y el uso generalizado para finales de este año, si todo va bien.

Ambas compañías confían en una nueva tecnología que permite un desarrollo y fabricación más rápidos que los métodos tradicionales de producción de vacunas, pero no tienen un extenso historial en producciones de este tipo.

Moderna, que nunca ha fabricado anteriormente una vacuna, ha recibido cerca de mil millones de dólares del gobierno estadounidense, que está ayudando a financiar a varios candidatos a vacunas bajo su programa Operation Warp Speed. Pfizer, por su parte, tiene un contrato para vender vacunas para unos 50 millones de personas con el Gobierno estadounidense por alrededor de 2.000 millones de dólares si la vacuna es efectiva. Pero estos dos gigantes no son los únicos en apostar por un medicamente que inmunice a la población mundial contra el virus: más de 150 prototipos de vacuna contra el coronavirus se encuentran en estos momentos en diversas etapas de desarrollo, con unas dos docenas de prospectos que ya realizan pruebas en humanos.

Johnson y Johnson lanzará ensayos clínicos en EE. UU. esta semana y podría comenzar un ensayo mayor en etapas avanzadas a partir de septiembre. La farmacéutica británica AstraZeneca Plc (AZN.L) dijo que comenzará ensayos a gran escala en EE.UU. este verano de su vacuna en desarrollo con investigadores de la Universidad de Oxford.

¿Cuándo?

Anthony Fauci, el principal experto estadounidense en enfermedades infecciosas, dijo que a la vista de los resultados que está obteniendo Moderna, la vacuna podría llegar en noviembre o incluso antes. Moderna podría tener decenas de millones de dosis listas para el momento en el que la vacuna se considere segura y efectiva. Pfizer dijo que si el ensayo tiene éxito, podrían buscar la aprobación regulatoria tan pronto como en octubre y suministrar vacunas para 50 millones de pacientes, en dos dosis cada una, para fin de año. Esto supone que Pfizer apunta a alrededor de 1.300 millones de dosis para finales de 2021. Moderna planea de 500 a mil millones de dosis al año a partir de 2021, según comunicó a los medios estadounidenses su presidente ejecutivo, Stephane Bancel.

¿Cuánto?

El Gobierno de Estados Unidos se ha comprometido a comprar 100 millones de dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech a un precio de 39 dólares, en lo que sería una vacuna de dos dosis, o a 19,50 dólares por dosis individuales. Muchas otras compañías están proponiendo lanzar el producto a costo de producción: Johnson & Johnson y AstraZeneca se comprometieron a comercializar vacunas sin fines de lucro durante la pandemia, mientras que el CEO de Pfizer dijo que la compañía planea fijar un precio por un “beneficio marginal”; Novavax planea “un retorno apropiado”, y Moderna se ha comprometido a cotizar en línea con otras vacunas contra el virus respiratorio. En otras compañías, las discusiones están en curso, pero en todos los casos se prevé que el precio por dosis no supere los 50 dólares.

¿Dónde?

Las vacunas estaodunidenses harán su debut en el país norteamericano con la incógnita de si se quedarán con toda la producción o la compartirán con el resto del mundo. Lo que sí sabemos es que Moderna firmó un acuerdo con los Laboratorios Farmacéuticos Rovi de España. Rovi abordará el trabajo de acabado de la vacuna de Moderna en sus instalaciones de Madrid después de comprar una nueva línea de producción y equipos para compuestos, llenado, inspección visual automática y etiquetado, según un comunicado conjunto. Rovi espera comenzar el trabajo a principios de 2021 y contratará personal adicional para asumir la mayor carga de fabricación.