inmigración

Pestana: “Los casos de las de pateras no representan un peligro de brote”

"De la forma en la que se está vigilando con pruebas PCR a la llegada a las costas son una población controlada y sin contacto con la sociedad canaria", indicó el delegado del Gobierno en Canarias
Pestana: "Los casos de las de pateras no representan un peligro de brote". DA
Pestana: "Los casos de las de pateras no representan un peligro de brote". DA
Pestana: “Los casos de las de pateras no representan un peligro de brote”. DA

El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha defendido este jueves que los inmigrantes llegados en patera y que han dado positivo en covid-19 “no representan un peligro de contagio ni generarán brote”, ya que “no tienen contacto exterior ni con la sociedad canaria”.

Como ha indicado, “de la forma en la que se está vigilando con pruebas PCR a la llegada a las costas son una población controlada y sin contacto con la sociedad canaria” y que pasa la enfermedad en condiciones de aislamiento y, en muchos casos, sin síntomas.

Por lo tanto, ha añadido, los casos que están aflorando en las pateras no suponen “un brote ni algo que no pueda controlarse”, sino “un ejemplo de que actuando bien, porque no hay peligro de contagio”.

África está “varios escalones por detrás de España en la pandemia”, en un momento en el que en el continente vecino está aumentando en número de contagios, por lo que “es previsible que lleguen a Canarias pateras con ocupantes positivos en covid-19”, ha argumentado Anselmo Pestana.

“No suponen un riesgo”, ha insistido, están dentro de un protocolo de actuación “perfectamente controlado”.

Ante el incremento de positivos por covid-19 en África, ha alegado, “podemos hacer poco, al estar fuera de la soberanía de España”, por lo que “lo importante es qué hacer aquí”, una vez llegan.

Para Pestana, es importante “estar preparados, la sociedad canaria y las administraciones”, porque las islas “son frontera sur” y cada uno con sus capacidades y competencias “deben echar una mano para atender estos picos”.

Es previsible, ha adelantado, que “a medida que se cierra el Mediterráneo la presión migratoria suba en Canarias”, ya que además, en el último cuatrimestre del año por la calma del mar “hay una previsión de repunte, más que el pasado año en el que llegaron unos 2.000”.

En los últimos días han llegado varias pateras a las islas, entre las que se han registrado 6 positivos en Gran Canaria, y 46 en Fuerteventura.

Los ocupantes de estas embarcaciones han permanecido varias horas en el puerto, mientras “se despliega el operativo de las primeras 72 horas”, ha explicado el delegado, en las que “además de la filiación y documentación se les hacen las pruebas de covid-19”.

Si llegan varias pateras a la vez “existe un problema porque solo hay una instalación preparada para atenderles” y, hasta que los ocupantes de una patera no salen de ella, “no hay capacidad para acoger a los demás en su interior”.

Este es el motivo del retraso y de la espera de los inmigrantes en los puertos, una situación en la que “se trabaja ya buscando alternativas a esta instalación y mejorando los protocolos”.

Como ha explicado, “se está aprendiendo de las circunstancias para tratar que estas personas estén el mínimo tiempo posible en el puerto” y darles una alternativa para que “puedan descansar también en estas primeras horas”.

TE PUEDE INTERESAR