tecnología

La ‘app’ Radar Covid de rastreo del virus, desde el día 10 en toda Canarias

La aplicación, que obtuvo excelentes resultados en su ensayo piloto en La Gomera, fue presentada en sociedad en Madrid
Aplicación móvil de rastreo. | EUROPA PRESS

El Ejecutivo canario podría implantar a partir de la próxima semana en todas las Islas la aplicación móvil de alerta Radar Covid, que se probó en La Gomera durante el mes de julio y que simuló varios brotes de la enfermedad. La fase de prueba se superó con éxito al registrar casi el doble de contactos que mediante rastreadores manuales. La herramienta también rebasó el objetivo de descargas en La Gomera y contó con una alta calificación de los usuarios. Baleares ha mostrado su interés en poder implantarla en agosto, mientras que en el resto del país estará lista a partir del próximo 15 de septiembre.

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, ofreció una rueda de prensa en la que compartió los resultados obtenidos durante la prueba piloto, junto a Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública e Innovación del Ministerio de Sanidad; Pablo Hernández, director general de Modernización y Calidad de los Servicios del Gobierno de Canarias; Santiago Graña, subdirector general de Impulso de la Digitalización de la Administración, y Pablo Rodríguez, asesor técnico del proyecto Radar Covid.

Artigas destacó que la aplicación de alerta de contagios para teléfonos móviles superó su fase de pruebas de forma “altamente satisfactoria”, puesto que casi dobló los datos de los rastreadores manuales. En concreto, detectó una media de 6,4 contactos estrechos por cada positivo, cuando la capacidad de los rastreadores manuales en Canarias se sitúa en alrededor de 3,5, lo que es “tremendamente positivo” en materia de eficacia. Asimismo, adelantó que en Canarias y Baleares la utilizarán desde el día 10 “por procedimiento de urgencia”. También existe un “interés masivo” por parte de todas las comunidades para implementar esta aplicación en sus territorios “lo antes posible”.

Para abordar este asunto, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, mantuvo reuniones con las comunidades. Carmen Artigas adelantó que su implantación requiere de un pequeño desarrollo por parte de los distintos territorios.

En primer lugar, cada autonomía tiene que fijar a qué teléfono tendrán que llamar los contactos. Y, además, se tiene que establecer qué agente sanitario se encarga de entregar el código a la persona infectada para que comunique su positivo a través de la aplicación. Una vez se introduzca ese código, la app notificará a cualquier persona que la tenga descargada y que haya estado a menos de dos metros durante, como mínimo, 15 minutos con un infectado; es decir, los mismos criterios que siguen los rastreadores manuales para decidir un contacto estrecho.

Para la secretaria de Estado, la aplicación es “un complemento útil” y se mostró convencida de que puede ayudar ante la reaparición de focos de contagio. “La app ve más que nosotros, porque solo recordamos contactos conocidos y esta también desconocidos. Es más rápida y tiene más memoria, registra más contactos que nosotros. Es anónima y mucho menos intrusiva que recibir la llamada de alguien para reconstruir lo que has hecho en los últimos 15 días”, afirmó. “Nuestra valoración es más que positiva”, ya que durante las tres fases en las que ha durado la prueba “ha demostrado su fiabilidad y precisión”, según explicó.

Por su parte, el asesor técnico del proyecto, Pablo Rodríguez, destacó que “no hay un porcentaje mínimo” de población que deba tener instalada la aplicación para que sea efectiva, pero “los últimos resultados indican que por encima del 20% podría ayudar a reducir el impacto de la pandemia en un 30%. Los estudios dicen que una app así provee beneficios incluso desde niveles bajos de adopción”.
La idea es que alrededor del día 15 la aplicación esté disponible en inglés, para los turistas que visiten España.

máxima Privacidad

El funcionamiento de la app Radar Covid sigue los estándares más garantistas con la privacidad de las personas. De esta forma, ningún usuario puede ser identificado o localizado, porque no hay dato alguno registrado y porque todo el proceso se desarrolla en su móvil sin salir hacia ningún servidor. Tanto el uso de la herramienta como la comunicación de un posible contagio serán siempre voluntarios.

La aplicación utiliza la conexión bluetooth del terminal, a través de la cual los móviles emiten y observan identificadores anónimos de otros teléfonos que cambian periódicamente. Cuando dos terminales han estado próximos durante 15 minutos o más a dos metros o menos de distancia ambos guardan el identificador anónimo emitido por el otro.

Si algún usuario fuera diagnosticado positivo tras realizarse un test PCR, decidiría si dar su consentimiento para que, a través del Sistema de Salud de su comunidad, se pueda enviar una notificación anónima. De esta forma, los móviles que hubieran estado en contacto con el paciente recibirían un aviso sobre el riesgo de posible contagio y se facilitarían instrucciones. Por tanto, es imposible identificar o localizar de alguna forma a ningún usuario.

TE PUEDE INTERESAR