tribunales

Domínguez denuncia la jura de abogados al entender que es “un acto electoral”

Niederleytner niega que la cita, prevista siete días semana antes de las elecciones, tenga relación y dice que “el colegio tiene que seguir su vida”
El acto está previsto para el 9 de octubre en el Auditorio de Tenerife. DA

La candidatura que lidera Natalia Domínguez bajo el lema ‘El cambio que nos representa’ con vistas a las elecciones al Colegio de Abogados tinerfeño ha denunciado que dicha organización tiene previsto celebrar la jura de nuevos colegiados el próximo 9 de octubre, una semana antes de las elecciones, lo que se entiende como “un acto de marcado carácter electoralista”. Su rival en esa cita con las urnas, el actual decano, José María Niederleytner, ha negado tal circunstancia e insistido en que “el colegio tiene que seguir su vida”.

Según la plataforma liderada por Domínguez, hay dos circunstancias que obligan a postergar dicha jura, como se refleja en un escrito enviado al Colegio antes de, si no se les tiene en cuenta, remitirlo hasta el organismo electoral competente.

La primera versa sobre la pandemia, extremo sobre el que Niederleytner sostiene que cuenta con todos los parabienes de la Consejería de Sanidad, y que tendrá lugar “según los protocolos del propio Auditorio”. Otra cosa serán los inevitables corrillos y saludos entre colegiados y familiares, claro.

De tanto o mayor calado es el segundo aspecto, que no es otro sino la influencia en las elecciones al nuevo equipo de gobierno. Además de la referida calificación de “marcado carácter electoralista”, Domínguez sostiene que se incumplen “los mínimos principios éticos y de higiene democrática que deben inspirar la actuación colegial. Ya hemos tenido que ver (y soportar) como se remitía la Revista del Colegio con un total de dieciocho fotografías del actual decano y candidato a la reelección, hace pocas fechas, pero el organizar el acto institucional más importante del Colegio una semana antes de las elecciones constituye una quiebra de los principios y valores que desde siempre han adornado a nuestra profesión”.

Sin embargo, Niederleytner dijo ayer a este periódico que ha respondido a la misiva con una negativa, y que la intención de su junta es celebrar la jura el día fijado. “Ya se aplazó en mayo, y la fecha es la primera que estaba disponible en el Auditorio, Entiendo que lo planteen, pero el Colegio no puede parar por unas elecciones, tiene que seguir con su vida como ha seguido con los cursos y otras actividades”.

Sea como fuere, desde la plancha de Domínguez se insiste en que se han visto obligados a denunciar estos hechos, y animan “a todos los compañeros a que se sumen a esta petición para lograr impedir la celebración de un acto absolutamente improcedente e inadecuado en estos momentos (…) que habrá de celebrarse en cuanto las circunstancias lo permitan y siempre después de las elecciones”.

TE RECOMENDAMOS