superconfidencial

Los rent a car

El sector del turismo descansa, de manera esencial, sobre cuatro patas. Una es la planta alojativa, otra el transporte aéreo, la tercera es la restauración y la cuarta -sin orden de prioridades- los rent a car

El sector del turismo descansa, de manera esencial, sobre cuatro patas. Una es la planta alojativa, otra el transporte aéreo, la tercera es la restauración y la cuarta -sin orden de prioridades- los rent a car. En este momento, las multinacionales de coches de alquiler se han ido de Canarias, sólo quedan las locales, dos o tres importantes, y otras más pequeñas, también locales, pero igualmente afectadas. Todas ellas han tenido que vender flota, fundamentalmente en África y en países del Este de Europa. Reflotar estas empresas no será fácil, ni flor de un día. Es muy posible que cuando se vuelva a la normalidad Canarias no podrá competir con otros destinos porque los turistas no tendrán a su disposición coches de alquiler asequibles en precio. El tipo de turista que llega a Canarias no podrá pagar unas tarifas prohibitivas a causa de la escasez de vehículos rent a car. Los expertos dicen que la regeneración del sector no está lejos: unos lo estiman en el establecimiento de los llamados corredores sanitarios y otros en la aparición de una vacuna fiable contra el coronavirus. Sea como fuera, los hoteles están ahí, los restaurantes pueden reabrir y quedarán dos asignaturas pendientes: la falta de empresas aéreas que puedan ofrecer plazas baratas para la nueva época y que las compañías de rent a car puedan rearmarse, adquiriendo nueva flota y regenerando su economía. Repito que no va a ser nada fácil y que un destino turístico como Canarias sin coches de alquiler sería un desastre. Inviable totalmente. Además, el mercado local también se resiente: todo el mundo alquila un coche cuando el suyo se avería o cuando visita otra isla. Y no habrá suficientes para todos. No es lo que cuento un problema menor. Las empresas rent a car han vendido sus flotas o las han devuelto al proveedor. ¿Qué haremos en el futuro?

TE RECOMENDAMOS