Tribuna

Sobrevivir, por Bernard Lonis

Imaginemos la situación de un encargado/a de familia con unos ingresos reducidos a cero (o casi) y que tiene que mantener a su familia con una hipoteca o un alquiler (incluso reducido temporalmente), dar de comer a su familia, pagar los costes de luz, de agua, de teléfono o de educación. El Estado, pensando que […]

Imaginemos la situación de un encargado/a de familia con unos ingresos reducidos a cero (o casi) y que tiene que mantener a su familia con una hipoteca o un alquiler (incluso reducido temporalmente), dar de comer a su familia, pagar los costes de luz, de agua, de teléfono o de educación. El Estado, pensando que era un problema temporal de un par de meses, le ayudó con un préstamo.

Esta persona tenía un dinero ahorrado para hacer frente a las sorpresas de la vida o para pagar la universidad de sus hijos/as. No ha tenido otra opción que gastarlo y ahora se acerca el momento en el cual su hucha estará vacía. Dentro de poco, esta persona se sumará a la larga lista de demandantes de ayudas sociales. Única opción para sobrevivir.

Esta situación que están viviendo miles de personas es la misma que están experimentado miles de empresas. Sea cual sea su tamaño, la dificultad de los empresarios es la misma. Unos ingresos cero (o casi) desde hace 7 meses. Mientras tanto, los gastos que, aunque sean menores gracias a las medidas de ayuda (como los ERTE o las carencias en hipotecas…), siguen perjudicando, día tras día, la tesorería de las empresas.

Los préstamos ICO nos han permitido prolongar nuestra capacidad de aguante para afrontar la vuelta a la normalidad que esperábamos todos/as y, ahora, la realidad es que tenemos unas deudas adicionales que devolver antes de la reactivación económica.
A día de hoy, más de 300 empresas han cerrado en Santa Cruz y cada día este número se incrementa al mismo tiempo que se agota la tesorería de las empresas.

La Asociación de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (Zona Centro) es la asociación zonal y empresarial más antigua de Canarias, con más un cuarto de siglo de andadura, y representa a todos y cada uno de los sectores que componen el tejido empresarial de la capital. Esta Asociación está configurada en su gran mayoría por pymes y autónomos.

En nuestra capital están localizadas el 25 % de las empresas tinerfeñas. Santa Cruz y su zona de gran afluencia turística es una excursión plebiscitada por los millones de turistas que nos visitaban cada año. Dejando un dinero bienvenido en las tiendas y en los comercios de la capital.

La imagen más real de la situación empresarial en la que estamos inmersos la tenemos en el sur y norte de la isla, donde calles vacías, negocios cerrados, hoteles cerrados, locales que se traspasan o locales en alquiler son la fotografía de un paisaje bastante triste y conmovedor.
Queremos desde Zona Centro mostrar nuestro total apoyo al sur y norte de la isla y sumarnos a las manifestaciones que han realizado colectivos como Ashotel a través de su presidente Jorge Marichal, o del Círculo de Empresarios del Sur (CEST) con su presidente, Roberto Ucelay, así como los distintos sindicatos y agentes sociales.

Las consecuencias económicas de la situación sanitaria tienen un impacto mucho más importante en Canarias que en la Península, debido a que nuestra dependencia del sector es cinco veces superior al del resto del país.
¡Tenemos que conseguir la vuelta de nuestros visitantes!

Es ahora cuando necesitamos a todos nuestros dirigentes. Es ahora cuando necesitamos altura y profesionalismo. Y ahora también es cuando tenemos que defender a Canarias antes que a cualquier otro interés económico o político.

Todos estamos dispuestos a realizar los esfuerzos necesarios. Ya lo hemos demostrado desde el primer día de confinamiento y lo seguimos haciendo hasta el día de hoy. Estamos dispuestos a colaborar en todo para mejorar la situación. Lo único que ha cambiado es que queremos entender el porqué de algunas medidas que se están tomando o el porqué de algunas que no se han tomado.

Nos cuesta entender el por qué se prohibieron en su día las rebajas en el comercio cuando ya teníamos limitado el aforo. No sabemos el porqué de las modificaciones de los horarios de cierre en los bares y restaurantes donde tenemos controlados el aforo y respetamos las medidas de higiene, mucho más que en las fiestas privadas. Al igual que no sabemos por qué nuestras terrazas están limitadas a 20 sillas si disponemos de más espacio manteniendo la distancia sanitaria. No sabemos por qué tenemos que esperar un supuesto beneplácito europeo para practicar una prueba PCR en un aeropuerto cuando otros países de Europa ya lo están realizando.

Todos estamos de acuerdo en decir que Canarias ha perdido una oportunidad de convertirse en un destino seguro post-confinamiento. Todas las organizaciones empresariales y profesionales piden desde hace meses que se realice un mayor control sanitario en la entrada de las Islas Canarias. Tenemos una oportunidad que nos diferencia del resto de España: somos unas islas y las únicas formas de visitarnos es por vía aérea o marítima. Una prueba PCR o cualquier otra disponible seria una medida suficiente para garantizar la seguridad y tranquilidad de las personas que nos quieran visitar.

Desde Zona Centro proponemos un contrato social. Queremos que esta prueba se haga también a toda la población canaria, de forma gratuita y sin necesidad de receta médica. Que se haga en los colegios y escuelas, en las empresas, que se monten centros provisionales en cada pueblo o que se habilite a las farmacias para realizar las pruebas. Esta es la única forma para conseguir una información clara, una fotografía real de la situación sanitaria. Esta sería la etapa previa para conseguir datos y así tomar las medidas adecuadas para evitar la propagación del virus. Consideramos que este sería el paso previo para poder volver a la normalidad. A partir de ahí, los países emisores y los turistas tanto extranjeros como peninsulares podrán venir de forma segura. Y, una vez aquí, después de haber pasado también las pruebas adecuadas, al igual que lo hicimos aquí los canarios, podrán disfrutar de nuestras instalaciones, hoteles, bares, restaurantes, comercios, discotecas y terrazas con esta sensación de estar en un oasis sin covid, sin mascarillas.

Ahora es tiempo de ser canario, no sólo islas independientes que son capaces de ofrecer cada una su oferta única, sino como ocho islas que forman un puzle perfecto y que rema en el mismo sentido.

Ahora es tiempo de ser canario, no sólo empresario, autónomo o trabajador, da igual que seamos de un sindicato u otro, que seamos de una ideología política u otra, que seamos nativos o residentes de otros países, debemos estar unidos en un frente común y remar juntos para defender Canarias.

Ahora es tiempo de ser canario. No del sur, del norte o de la capital, no de la ciudad o del campo, no de una provincia o de otra…
Nuestra supervivencia depende de nuestra capacidad de crear un plan coherente, consensuado, presupuestado y financiado. Organizar su buena consecución, marcar y seguir las pautas. Es la única opción para traer a los millones de turistas que nos visitaban y que participaron en hacer de las Islas Canarias el paraíso que tanto queremos todos.

El no actuar hoy sería comparable a un delito de omisión del deber de socorro. Defendamos Canarias allá donde haga falta, cada día que pasa es un día menos, un día perdido, cada día es una pérdida económica para el empresario, una pérdida de ingresos para una familia o una pérdida de un puesto de trabajo.

Si mañana no tenemos empresas tributando, si no tenemos trabajadores cotizando, si no facturan las empresas o si las administraciones públicas no recaudan impuestos, ¿qué futuro va a tener Canarias para poder mantener sus servicios?

Desde Zona Centro tendemos la mano a todas las instituciones, organismos, asociaciones, etc. para que vean en nosotros una ayuda más en la búsqueda de soluciones que garantice el futuro de Canarias.

El tiempo corre y cada día que pasa es un día perdido. No pensemos en Temporadas ni en Meses, pensemos en que cada día es una lucha para sobrevivir.

*Presidente de la Asociación de Empresarios y Comercios de Santa Cruz de Tenerife (Zona Centro)