Tenerife

Tenerife confía en lograr corredores turísticos seguros de cara al invierno

El Cabildo asegura que se están llevando a cabo labores diplomáticas para trasladar la imagen de un destino “seguro”, mientras que la oposición considera “insuficientes” las medidas y habla de “inacción”

El consejero insular de Turismo, José Gregorio Martín, aseguró que la eliminación de la cuarentena en Bélgica es fruto de las relaciones diplomáticas y auguró más buenas noticias. FOTO: Sergio Méndez
El consejero insular de Turismo, José Gregorio Martín, aseguró que la eliminación de la cuarentena en Bélgica es fruto de las relaciones diplomáticas y auguró más buenas noticias. FOTO: Sergio Méndez

El Cabildo de Tenerife transmitió ayer, en un pleno extraordinario, su plan para recuperar la temporada turística de invierno en la Isla, que empieza el próximo octubre. Entre las medidas que se han planteado por parte del equipo de Gobierno están la realización de pruebas para la detección de la COVID-19, para lo que la Corporación se compromete a destinar un millón de euros, así como la habilitación de espacios para la realización de dichas pruebas y la disposición de recursos alojativos para albergar a posibles casos positivos de turistas.

Con este plan trazado por el Cabildo insular se busca conseguir que países como el Reino Unido o Alemania eliminen las actuales cuarentenas que imponen a todos los visitantes que regresan de Canarias a sus países, así como garantizar que una vez el destino se recupere no se produzcan rebrotes que obliguen a realizar confinamientos. Así lo explicó durante su comparecencia, realizada a petición de CC-PNC, el consejero insular de Turismo, José Gregorio Martín (Psoe).

Martín realizó un recorrido por las distintas situaciones que han originado la crisis en el sector turístico, comenzando con el cero económico propiciado por el confinamiento, y siguiendo con la tímida recuperación producida en julio, antes de la imposión de cuarentena por parte de los principales países emisores. En aquel momento, “la Unión Europea lo único que estableció fue recomendaciones para pasar del cierre total al establecimiento de corredores seguros. Nada se dijo de la realización de test”, expuso el consejero.

Este mes, no obstante, la visión de la UE sobre las pruebas ha cambiado, aseguró Martín: “Por primera vez ha incluido en su agenda los test para garantizar la seguridad en los viajes”. A esto, además, el consejero añadió otros factores que podrían hacer cambiar de posición a los países emisores de turistas que han impuesto cuarentenas.

“Reino Unido podría sectorializar las cuarentenas por regiones, como ya lo ha hecho Bélgica gracias a la labor diplomática que iniciamos. Y probablemente en los próximos días tengamos otras noticias similares”, avanzó Martín, sin entrar en más detalles.

Asimismo, el consejero añadió otros factores positivos a valorar, como que la presión interna del sector turístico en Reino Unido para la reactivación de los aeropuertos está siendo muy importante, y que la ministra María Reyes Maroto “se mostró favorable a los test en el sector e informó de que el 28 de septiembre elevará a la Comisión Europea estos asuntos”.

Aún así, Martín fue prudente y apuntó que “aún no se puede saber cuál será el recorrido final de estas propuestas” ni cómo evolucionará la situación, ya que al tratarse de “un fenómeno de alcance mundial, no es un problema que afecte solo a nuestro destino”.

OPOSICIÓN

El portavoz de CC-PNC, Carlos Alonso, instó a que la realización de pruebas de detección de la COVID-19 fuera una realidad de forma inminente. “El tiempo pasa, los días se pierden. Esta noche no hay turistas, no hay ingresos y hay mayor probabilidad de que se pierda empleo. Volvemos a poner en riesgo el sector turístico en la Isla de Tenerife”, afirmó el nacionalista.

Alonso puso como ejemplo el trabajo realizado en otros destinos insulares como Madeira para establecer controles a la llegada de los turistas “desde un primer momento” y achacó el “segundo cero turístico” en la Isla a las “inacciones” de los representantes insulares, regionales y estatales.

En esta misma línea se manifestó también el portavoz del PP, Manuel Fernández, quien aseguró que Madeira tiene abiertos el 75% de sus hoteles gracias a medidas como las pruebas de detección.

“Hay que ponerle fecha a los test ya, no esperar por la Comisión Europea, porque se nos va la temporada de invierno”, dijo Fernández.

Por su parte, la portavoz de Sí Podemos Canarias, María José Belda, cuestionó el interés de los asuntos tratados para los ciudadanos de la Isla: “Por desgracia, creemos que este debate responde a los intereses de la patronal hotelera”, planteó, a la vez que cuestionó el modelo económico de Tenerife.

“¿Nos vamos a gastar un millon de euros en esas personas que nos visitan y a realojarlas en caso de cuarentena, y no vamos a realojar a las personas desahuciadas?, planteó.

Carlos Alonso (CC) llegó a afirmar que el cero turístico “no es culpa de la pandemia”, sino del equipo insular, mientras que Manuel Fernández (PP), tachó de “sectarismo político” a la coalición de Psoe y Cs. FOTO: Sergio Méndez
Carlos Alonso (CC) llegó a afirmar que el cero turístico “no es culpa de la pandemia”, sino del equipo insular, mientras que Manuel Fernández (PP), tachó de “sectarismo político” a la coalición de Psoe y Cs. FOTO: Sergio Méndez

Un debate bronco y con pocos puntos en común entre los grupos

Las ideas sobre cómo y cuándo debe producirse la reactivación turística solo coincidieron en el grupo de Gobierno. Tanto Aaron Afonso (Psoe) como Concepción Rivero (Cs) destacaron la labor del consejero de Turismo, mientras que en la oposición, el debate fue más bien bronco. Carlos Alonso (CC) llegó a afirmar que el cero turístico “no es culpa de la pandemia”, sino del equipo insular, mientras que Manuel Fernández (PP), tachó de “sectarismo político” a la coalición de Psoe y Cs. Mientras, María José Belda (SPC), rechazó un debate que achacó a “intereses de la patronal”.