santa cruz

Bermúdez pone a la Unipol en la calle

El alcalde reordena la Unidad de Intervención de la Policía Local para reforzar la seguridad en los barrios y la aleja de sus funciones originales
Unipol
El servicio fue prestado por miembros de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife. DA
El servicio fue prestado por miembros de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife. DA

Para unos es el fin de la Unidad Unidad de Intervención Policial (Unipol) de la Policía Local de Santa Cruz tal y como se la conocía hasta ahora, hablan directamente de “desmantelamiento”; para otros es solo un ajuste en sus funciones. Sea como fuere, el nuevo equipo de Gobierno ha decidido reestructurar la Unipol y convertirla en un apoyo de los agentes que cada día patrullan la ciudad, reforzando su presencia en los barrios capitalinos. Así lo comunicó ayer el área que dirige Evelyn Alonso, y lo hizo, asegurando, que esta profunda reorganización de la Unipol “ha sido trabajada junto a los profesionales de este área, y pretenden no sólo dar mayor eficacia a su trabajo, sino también mejorar la organización de los turnos y el desarrollo de la actividad de los más de 300 agentes que conforman el cuerpo”.
El alcalde, José Manuel Bermúdez, firmó ayer la propuesta de reestructuración de las funciones y cometidos de la Unipol, y lo hizo asegurando que “el único objetivo es dar más seguridad a la ciudadanía y en especial en los barrios del municipio”. El alcalde justificó esta decisión “en las demandas de muchísimos vecinos que, desde hace tiempo, nos piden una mayor presencia policial en nuestras calles”.
La nueva organización de la Unipol, que fue fundada en 2004, hará posible que se integren cinco equipos de trabajo, compuesto cada uno por seis agentes y un oficial, bajo el mando general de dos subinspectores y las indicaciones de la jefatura de la Policía Local. Estos equipos trabajarán, salvo condiciones excepcionales, en los turnos habituales del resto de la Policía Local. Precisamente, la adecuación a los turnos del resto de agentes, explican las fuentes consultadas, es lo que hace pensar en un desmantelamiento de la Unipol como unidad de intervención puesto que pierde su especificidad.
Desde el área de Seguridad se añade que, en cualquier caso, esos turnos se cambiarán cuando sean necesarios dispositivos especiales por razones del servicio, declaraciones de alerta o activación de planes de emergencia, es decir, volverán a sus funciones originales.

Malestar

Ahora la Unipol también apoyará a la Unidad de Menores y al Grupo de Atención a la Mujer (GRAMU). Del mismo modo, se mantendrá su operatividad específica en cuestiones como la celebración de eventos multitudinarios; vigilancia de la actividad y seguridad de los turistas que visitan la ciudad, o las fiestas patronales de cada barrio del municipio.
Otra de las novedades es que salen de la Unipol dos grupos de trabajo especializado; por un lado, el Grupo de Guías Caninos, y, por el otro, el de Protección de Autoridades, que pasan a integrarse en las unidades operativas de la Policía Local.
Los sindicatos expresaron ayer su desacuerdo con la forma en la que se ha llevado a cabo esta reorganización de la Unipol, tanto que, advierten, de no estar plenamente justificada, acabará en el juzgado. Desde el CSIF, Jesús Illada recuerda que todo lo referente a la organización del trabajo de los agentes debe ser negociado en la mesa sectorial. “No tiene sentido que se firme un decreto en el que se admite que puede afectar a la organización del trabajo y que luego se negocie. Es al revés”. El CSIF constata el malestar de los agentes que forman parte de la Unipol puesto que, aseguran, se han enterado por la prensa del cambio de sus funciones, incluido el inspector responsable de la unidad, que, al parecer, se enteró de su cese ayer por la mañana.

TE RECOMENDAMOS