la palma

El Cabildo de La Palma investigará los daños en un yacimiento por unas obras

Desde el primer momento y en reiteradas ocasiones se ha insistido a la empresa que ejecuta el trabajo sobre el celo necesario para que durante estas obras no se afectara ningún bien patrimonial

Las consejerías de Medio Ambiente y Cultura y Patrimonio del Cabildo de La Palma van a iniciar una investigación ante la afección que se ha producido en unos grabados prehistóricos en la zona de Pinos Gachos, en Tijarafe, durante los trabajo de restauración y conservación que se realizan en el sendero GR-131, que ejecuta la empresa pública Tragsa.

El Cabildo ha informado en un comunicado que la consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, en cuanto ha tenido conocimiento de este daño patrimonial se ha puesto en contacto con Tragsa y con los técnicos de su departamento y de la sección de Patrimonio para que se investigue lo ocurrido con celeridad, se determine la afección y se recuperen los daños ocasionados en este bien patrimonial de La Palma.

Desde el primer momento y en reiteradas ocasiones se ha insistido a la empresa que ejecuta el trabajo sobre el celo necesario para que durante estas obras no se afectara ningún bien patrimonial, ha indicado el Cabildo.

Al lugar se han desplazado en diversas ocasiones tanto técnicos de Medio Ambiente como el inspector de Patrimonio del Cabildo para abordar esta cuestión y determinar puntos donde se localizan los petroglifos.

La consejera ha dicho que, a la espera de una evaluación con más detalle por la inspección de Patrimonio, se van a recuperar las piedras con grabados que se hayan podido emplear en el sendero.

Jorge Pais, inspector de Patrimonio del Cabildo de La Palma y doctor en Arqueología, ha señalado que ha acudido en diversas ocasiones a la zona donde se ejecuta la obra, acompañado de técnicos de Medio Ambiente, para señalar las zonas sensibles desde el punto de vista patrimonial, entre otras la de Pinos Gachos.

Fue el propio Jorge Pais quien descubrió en 1988 esta estación de petroglifos, que consta de seis paneles, indica el Cabildo.

“Los grabados, a determinadas horas del día, son complicados de ver, por lo que es necesario extremar las precauciones ante cualquier tipo de obras que implique modificaciones o alteraciones del terreno”, ha indicado Pais.

TE RECOMENDAMOS