Internacional

Australia estudia expulsar a un español que ocultó que tenía coronavirus

Habría provocado un brote por no comunicarlo

La Policía australiana ha informado de que está estudiando la posible deportación a España de un ciudadano español que mintió sobre sus dos trabajos, en un hotel y en una pizzería, y que habría sido responsable de un brote de coronavirus que ha obligado a confinar el estado de Australia Meridional.

El comisario de Policía Grant Stevens ha indicado que la investigación sobre la Pizzería Bar Woodville (en la localidad del mismo nombre, en el sur de Australia), está aún en su fase inicial, pero el “principal sospechoso” es un hombre de 36 años y nacionalidad española que se encuentra en el país con un visado de finalización reciente de estudios que expira a mediados de diciembre.

“Si esta persona hubiera sido más sincera con nosotros no habríamos tenido que ordenar un confinamiento de seis días”, ha argumentado el responsable de la policía. “Este elemento nos empujó a endurecer desde el martes el nivel de las restricciones”, ha añadido.

Puedes leer aquí la información completa.