elecciones ee.uu.

La Casa Blanca se jugaba anoche en Nevada, con ventaja de Biden

Donald Trump anunció, por su parte, que recurrirá al Tribunal Supremo un supuesto “fraude”, para el cual no aportó pruebas; desde su partido, el republicano, cuestionan tal estrategia
El candidato demócrata se convirtió ayer en el más votado de la historia de la nación, superando el resultado de Barack Obama en 2008. Reuters

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, al cierre de esta edición, se encontraba a un paso de dar por finalizada la era Trump, tras consolidar su victoria en el estado de Michigan, uno de los considerados clave para alzarse con el triunfo, y que supeditaba su victoria a que también alcanzara los apoyos necesarios para imponerse al actual presidente estadounidense en Nevada, donde poseía una ventaja respecto a su rival republicano muy ajustada, de 0,6 puntos. Asimismo, en Arizona, otro territorio en el que el exvicepresidente debía ganar, el amplio margen ya daba por vencedor a Biden, centrando todas las miradas en Nevada, cuyas autoridades anunciaron su intención de acelerar el proceso de recuento, visto el interés que, naturalmente, despierta para la población norteamericana.

No obstante, con independencia de los resultado que arrojen las urnas, en los que el voto por correo es decisivo, al haberse contabilizado más de 100 millones de participantes mediante esta modalidad, Donald Trump ya anunció ayer que recurrirá a todos los mecanismos judiciales posibles para combatir un presunto “fraude”, para cuya justificación no presentó prueba alguna. Ya, a lo largo de la tarde, su equipo de campaña presentó recursos ante los tribunales de distintos Estados, como Pensilvania o Michigan, a fin de paralizar el recuento, vistas las supuestas irregularidades argüidas por el candidato a la reelección. Además, dijo que acudirá al Tribunal Supremo para arrojar luz sobre lo acontecido con el Servicio Postal, principal baza con la que, según adelantó, pretende cuestionar los escrutinios. Una estrategia que, sin embargo, sus propios compañeros de partido han llegado a cuestionar, según la cadena de noticias CNN.

Cabe destacar que el referido órgano judicial está compuesto por seis miembros conservadores -y, por ende, de partida afines a Trump- y tres progresistas. De ahí que, en realidad, lo que esté en juego en los comicios estadounidenses sea el concepto de democracia y separación de poderes de un sector y otro de la sociedad del país, que está más polarizada que nunca. Así se desprende de las conclusiones de varios expertos, que apuntan a que la batalla en los juzgados entre republicanos y demócratas podría alargar la investidura presidencial más allá del 20 de enero de 2021, fecha fijada en el calendario para la celebración de dicho acto.

Por otro lado, Biden se convirtió en el candidato más respaldado de la historia de EE.UU., en la medida en que superó la marca más alta registrada, de Obama en 2008, con 69,49 millones de votos. Anoche, los demócratas ya habían recabado más de 71. Y no es el único hecho de relevancia histórica que ha tenido lugar en el marco de este proceso electoral, pues de igual manera Sarah McBride, de 30 años, se hacía con un escaño en el Senado, siendo la primera mujer trans en conseguirlo.

Pero los republicanos (que también cosecharon más votos, unos cuatro millones extra, contradiciendo a las encuestas sobre su supuesta erosión) daban un lugar en su bancada de la Cámara de Representantes a Marjorie Taylor Greene, simpatizante del grupo conspiranoico QAnon, que ha lanzado teorías tan dantescas como un supuesto contubernio de pedófilos satánicos que traman echar a Trump de la Administración norteamericana.

TE RECOMENDAMOS