Sociedad

La radio, vehículo de la educación en prisión

La Fundación DIARIO DE AVISOS dona 200 aparatos radiofónicos al Tenerife II para favorecer una iniciativa educativa pionera en España

En la radio del Centro Penitenciario Tenerife II, los internos graban píldoras educativas que servirán a otros reclusos para reforzar los contenidos dados presencialmente en clase. FOTO: Sergio Méndez
En la radio del Centro Penitenciario Tenerife II, los internos graban píldoras educativas que servirán a otros reclusos para reforzar los contenidos dados presencialmente en clase. FOTO: Sergio Méndez

Radio Realidad es la emisora de carácter educativo en la que los internos del Centro Penitenciario Tenerife II son los protagonistas: ellos ponen sus voces para narrar una infinidad de contenidos, que van desde el inglés, pasando por las matemáticas y la literatura, hasta llegar a la música. Pero hasta ahora, había una gran limitación, ya que no se disponía de aparatos radiofónicos que hicieran llegar el sonido hasta los módulos.

Fue durante los meses del estado de alarma cuando los docentes del Centro de Educación de Personas Adultas de Santa Cruz de Tenerife (CEPA), adscrito a las aulas penitenciarias, se dieron cuenta de la necesidad de disponer de aparatos de radio que permitieran la escucha individualizada.

Y es que, en aquellos meses de confinamiento, el profesorado vio dificultada su actividad presencial debido al confinamiento decretado y tuvo que dejar las tareas en la biblioteca para que los reclusos pudieran recogerlas sin que se produjeran contactos.

En aquel momento, desde el CEPA tuvieron claro que de cara al futuro, los aparatos radiofónicos debían estar presentes en la vida de los internos para garantizar el derecho a la educación. Porque la radio, a diferencia de otros dispositivos, como los ordenadores, las tabletas o los móviles, no permite la comunicación bidireccional con el exterior, pero sí sirve para crear contenidos desde el interior que pueden ser escuchados en todo el recinto.

“Para nosotros era importante contar con este recurso que es la radio de cara al curso 2020-2021, porque nos permitirá seguir formando al alumnado en el caso de que hubiera un nuevo confinamiento, pero a la vez servirá también para reforzar los contenidos que impartimos presencialmente”, explica Ana Belén González Matos, directora del CEPA.

Una vez que se detectó que la solución era utilizar la radio como vehículo para hacer llegar la docencia, llegó el turno del equipo de Dirección del Tenerife II. María José Llamazares, directora del Centro Penitenciario, afirma que no dudó en mediar de cara a la consecución de los recursos que hicieran posible la iniciativa: “Para nosotros es importante contribuir a que los internos consigan sus objetivos y titulen”.

De esta forma, tanto desde el CEPA como desde el Tenerife II se contactó con la Fundación DIARIO DE AVISOS, quien aportó los recursos necesarios: donó 200 aparatos de radio, que ya se han puesto a disposición del centro y comenzarán a utilizarse en diciembre, en cuanto esté listo el temario impreso que permitirá seguir los contenidos.

“Esta idea nos cautivó desde el principio y estamos muy satisfechos con haber podido colaborar. Creemos que es importante que todos los sectores de la sociedad tengan los mismos recursos, así que animamos al profesorado a continuar con este tipo de iniciativas y felicitamos al personal educativo del Centro Penitenciario por esta idea”, dijo Priscila González, directora de Proyectos de la Fundación DIARIO DE AVISOS.

Por su parte, Mavi Bernaola, subdirectora de Tratamiento del Tenerife II, quien también medió en la iniciativa, especifica que estos dispositivos no solo contribuyen a mejorar la educación de los internos, sino que además favorecen un mejor tratamiento: “En clase se trabajan en equipo temas concretos que en tratamiento abordamos, como la violencia de género, la igualdad o los pensamientos prosociales. Así que tanto el equipo educativo como el de tratamiento vamos en el mismo sentido para educar en valores y la radio servirá para reforzarlo”.

EL RETO DE EDUCAR EN PRISIÓN
Aunque a priori se pudiera pensar que el profesorado tiene más fácil captar la atención del alumnado de un centro penitenciario al estar este recluido, lo cierto es que la tarea de motivación que exige esta situación es aún mayor que en circunstancias ordinarias.

La salud física y psíquica de los internos, la dificultad para compaginar los estudios con el ‘destino’ (trabajo en prisión) o, por ejemplo, una compleja realidad familiar, pueden afectar al alumnado en un momento determinado y hacerle dirigir su atención de las clases hacia otros asuntos.

Para mantener esa atención, el profesorado hace una labor de seguimiento constante, interactuando con los estudiantes cuando les ven por los pasillos: “Intentamos impartir docencia pero siendo conscientes de las circunstancias. En algunas clases damos cinco minutos para que ellos se expresen, nos cuenten sus emociones y nos hablen de sus propósitos”, cuenta Rebeca, profesora de Inglés.

En total, 403 alumnos están matriculados en la Formación Básica de Personas Adultas, mientras que otros 60 estudian Bachillerato en el Centro Penitenciario Tenerife II. Y los propios internos, en ocasiones, hacen de “ayudantes a la docencia”, implicándose en explicar los contenidos que dominan a sus compañeros.

En la emisora de radio, los reclusos dan un paso más y se convierten en locutores de los contenidos formativos. Estos días están grabando píldoras educativas en las que explican cómo se conjuga el verbo To Be en un lenguaje coloquial para que cale en el resto de internos.

Además de la docencia formal, la radio se usa para enseñar patrones de comportamiento y mejorar las habilidades comunicativas, ya que, en palabras del profesorado, saber comunicar evita conflictos que puedan acabar en delito y también ayuda a lograr la reinserción. Y por último, los docentes expresan que intentan transmitir “afecto”, que al final es “lo más importante”.

EL HUMILDE PERO MARAVILLOSO ESTUDIO DE RADIO REALIDAD
En la radio del Tenerife II hay espacio para cada interno, independientemente de en qué aspecto destaque. Hay poetas, cantantes, guitarristas y comunicadores. Andrés, uno de los cerca de mil reclusos del centro, acude a Radio Realidad para grabar píldoras formativas que ayuden a otros a entender el temario: “Hay miedo a las matemáticas, pero una vez que empiezas a entenderlas, te atrapan”.

En esta humilde emisora, los internos cogen presencia y amplían su lenguaje. Además, ahora la radio llega a más internos gracias a los 200 nuevos aparatos y ya piensan en cómo mejorar la calidad de audio insonorizando las paredes del estudio.

RS665036_sm tenerife II 12-scr RS665026_sm tenerife II 02-scr RS665034_sm tenerife II 10-scr RS665033_sm tenerife II 09-scr
<
>
El proyecto será posible gracias al Tenerife II, al CEPA y a la Fundación DIARIO DE AVISOS. S. M.