política

Ni maná ni abandono: así tratan los Presupuestos a Canarias

Los partidos del Pacto de Progreso reconocen que las cuentas estatales no cumplen con algunas partidas del REF, pero aspiran a corregirlas durante el trámite de enmiendas
EUROPA PRESS/E. Parra

Traición a Canarias, incumplimiento flagrante del REF y el Estatuto, abandono de las islas… Desde que hace unos días se presentaron los Presupuestos Generales del Estado para 2021, CC y PP han criticado durísimamente el trato que las nuevas cuentas dan a Canarias -Cs ha sido más mesurado-. Pero como casi siempre, las cosas son grises: el Presupuesto aún no cumple con todas las partidas que recoge el Régimen Económico y Fiscal, como dice la oposición, algo que los partidos del Pacto de Progreso creen que podrán corregir en el trámite de enmiendas. Pero también son los que más dinero han destinado a Canarias, como ha afirmado el presidente Torres: 7.994 millones de euros, frente a los 7.489 de los Presupuestos de 2018. Eso sí, dentro de un contexto fuertemente expansivo, donde el gasto no financiero estatal aumentará un 33%.

Hace unos días, sin embargo, apareció en el periódico EL PAÍS una infografía que decía que la inversión real en Canarias (capítulo VI del Presupuesto estatal) era la penúltima en España, con 347 millones de euros, a 168 euros por habitante, frente a una media de 258. Eso agitó enormemente las redes sociales de CC, que empezaron a compartir la imagen en bucle y a decir que el Presupuesto estatal no cumplía con el Régimen Económico y Fiscal y el Estatuto, porque la inversión en Canarias no llegaba a la media nacional. Pero sí se alcanza, aunque por otra vía: Canarias recibe una buena parte del dinero de las inversiones a través de transferencias de capital (capítulo VII del Presupuesto), que luego ejecuta ella misma, en lugar de la Administración central. Sobre todo, carreteras. De hecho, es la primera comunidad en este tipo de transferencias en 2021, con 264 millones frente a 212 de Cataluña, que es la segunda.

Sumando los capítulos VI y VII, sobrepasamos, con 279 euros por habitante, la media estatal de inversión, de 268. Si se suman los fondos de compensación interterritorial para comunidades con PIB por habitante por debajo de la media, la inversión sería de 304 euros frente a una media de 277. A esto hay que añadir los 5.518 millones de la financiación autonómica, frente a los 4.872 de 2018.

Lo que no cumple el Presupuesto estatal, como ha denunciado CC, pero también NC o el propio Ángel Víctor Torres, son las partidas incluidas en el REF de lucha contra la pobreza (30 millones en 2018) e infraestructuras hidráulicas (40 millones). Fuera del REF, pero parte de la “tradición”, como decía hace días el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, está el Plan de Infraestructuras Educativas, que se llevó 42 millones en 2018. Los partidos del Pacto de Progreso aspiran a recuperar estas tres partidas en el trámite de enmiendas.

Una de las críticas que se le ha hecho al Presupuesto es que el aumento de inversión para Canarias, en torno a un 16%, es la mitad de lo que aumenta el gasto corriente. Una de las razones fundamentales, según fuentes del Gobierno autónomo, es que el reparto de fondos europeos para la reconstrucción apenas se ha distribuido territorialmente hasta ahora. De los 18.800 millones que hay para que lo gestionen las comunidades, Canarias tiene asignados 183 para transición energética y 60 para vivienda, pero el Ejecutivo calcula que podrían llegar unos 1.000.

Entre las dudas, los 500 millones de la sentencia de las carreteras que terminaron en el superávit de 2018 y que el Gobierno autónomo recuperará, asegura, a través de un acuerdo de entregas anuales que no está dentro dentro de los presupuestos estatales. Pero deberá ser pronto, porque Román Rodríguez cuenta con 100 de ellos para las cuentas autonómicas. Y luego están otros 500 millones de carreteras que nunca se llegaron a ejecutar y que el Gobierno se ha comprometido a añadir al actual convenio, en vigor hasta 2025. Aunque está por ver: el dinero de aquel acuerdo incumplido por Rajoy nunca llega del todo.

También habrá que comprobar si este Presupuesto, que muchos consideran difícil de gastar por el bajo nivel de ejecución de las administraciones, sirve para ayudar a levantar la calamitosa situación económica de Canarias. Por ahora, ha enfadado a CC, que, cuando dependía del PP para gobernar Canarias, pactó sin remilgos los Presupuestos de 2018, a pesar de que eran menores. En otro contexto histórico, también es verdad. Veremos si alguna enmienda milagrosa les hace cambiar de opinión o si el sector conservador del partido prosigue su pugna con Nueva Canarias, ahora en el Gobierno, por ver quién defiende mejor al Archipiélago.

TE PUEDE INTERESAR