la palma

Román Rodríguez ‘salva’ la labor de la asociación palmera Adfilpa por la accesibilidad

Una subvención concedida por la Vicepresidencia del Gobierno permitirá que la entidad vuelva a contar con un aparejador y restablecer el servicio de asesoramiento en la materia
Adfilpa vela por las personas con movilidad reducida de la Isla Bonita. DA

Una subvención de la Vicepresidencia del Gobierno canario, que encabeza el nacionalista progresista Román Rodríguez, permitirá que la Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma (Adfilpa) vuelva a contar con un aparejador, a fin de ofrecer asesoramiento gratuito a entidades públicas y privadas en materia de accesibilidad. Un salvavidas que llega tras un tortuoso comienzo de año, en el que la modificación de los criterios del Cabildo para la distribución de los fondos insulares entre las ONG palmeras provocó que la referida organización se viera obligada a prescindir del servicio, tal como informó su presidente, Miguel Ángel Rodríguez, lamentando que “la lucha contra las barreras arquitectónicas” quedara “huérfana”.

La primera Corporación de la Isla, a través del Departamento de Acción Social, que dirige la consejera Nieves Hernández (PP), pasó a conceder subvenciones a entidades sin ánimo de lucro mediante concurrencia competitiva, no de forma nominal, como se había hecho hasta entonces. Un cambio de parecer que generó malestar entre las entidades -al que se sumó el grupo de la oposición, CC-, que pusieron de manifiesto la imposibilidad de dar continuidad a sus proyectos desde el 1 de enero, al no saber si contarían con financiación y, si así fuera, a cuánto ascendería esta.

En relación a la iniciativa Destruyendo barreras, concienciando a personas, que costeará la Vicepresidencia del Gobierno, Adfilpa señala que “ha permitido la integración de un arquitecto técnico en la asociación durante seis meses”. Es más, concretan que resulta “un elemento clave y fundamental para dar continuidad a la gran labor que viene desarrollando en los últimos 15 años en la asociación”, en pro de “la defensa de los derechos de las personas con movilidad reducida”.

Los objetivos perseguidos por el proyecto, de acuerdo con lo anunciado por la ONG, serían: “Eliminar las barreras arquitectónicas y físicas existentes en la isla de La Palma y mejorar la accesibilidad y la inclusión social del colectivo de personas con discapacidad física”. Unas metas que “se harán efectivas a través del asesoramiento del arquitecto técnico a las administraciones públicas y privadas y socios de Adfilpa”, explican.

TE RECOMENDAMOS