sociedad

Toque de queda a las 22.00 horas y nada de fiestas y/o verbenas desde anoche

Escaldado por los repuntes tras las Navidades, el Gobierno de Canarias fija medidas extraordinarias de control hasta pasada la Piñata (día 22) para todo el Archipiélago; Tenerife baja a nivel 1, pero las reuniones de no convivientes siguen sin poder pasar de seis personas; cerradas las barras de los bares


Nada de relajaciones ante la llegada de las fechas de un Carnaval, el de 2021, que solo podrá celebrarse de forma simbólica y con actos telemáticos, pese a la mejora generalizada que Canarias experimenta en las últimas semanas respecto a la pandemia. Especialmente Tenerife, cuya capital, Santa Cruz, alberga una de las mejores fiestas de Don Carnal en todo el planeta, si no la mejor, junto a Río de Janeiro.

Pero no es tiempo de fiestas cuando hay muertes de por medio y, escaldados de lo sucedido durante las Navidades (donde las Islas con medidas más relajadas sufrieron un repunte), el Gobierno de Canarias acordó ayer establecer desde el 12 hasta el día 22 un toque de queda desde las 22.00 hasta las 6.00 horas en todas las Islas, incluidas aquellas que están en semáforo verde (alerta 1) y no tenían ese límite, para prevenir contagios durante el Carnaval.

Aunque el Consejo de Gobierno ha decidido bajar a Tenerife del nivel de alerta 2 (semáforo ámbar) a 1 (verde), dada la mejora en la incidencia de la pandemia, como explicó ayer su portavoz, Julio Pérez, las medidas excepcionales para los días de Carnaval se aplicarán también en la Isla. Además del toque de queda, que vuelve a las diez de la noche, están prohibidas todo tipo de verbenas, fiestas o actos similares. Además, se limita el número de personas no convivientes que se pueden reunir (seis, en nivel de alerta 1 y 2, cuatro en nivel 3 y dos en nivel 4) y se produce el cierre anticipado de la hostelería (a las 22.00 en toda Canarias, menos en Lanzarote, donde seguirán cerrando a las 18.00).

Todas estas medidas entraron en vigor a medianoche, confirmaron a este periódico fuentes de la Consejería de Sanidad.

Hace ya meses que Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y las principales ciudades de las Islas anunciaron que este año no van a celebrar sus multitudinarias carnestolendas, pero el próximo día 16, Martes de Carnaval, es festivo en la mitad de los municipios de Canarias y el comité científico que asesora a la comunidad autónoma en esta materia tiene miedo a que proliferaran las fiestas privadas en domicilios y otro tipo de espacios, detalló Pérez.

Tras los cambios aprobados ayer, recuerda Europa Press, esta es la situación de las alertas en Canarias: Lanzarote, nivel 4, semáforo marrón, riesgo muy alto; Gran Canaria, nivel 3, semáforo rojo, riesgo alto; Fuerteventura y El Hierro, nivel 2, semáforo ámbar, riesgo; Tenerife, La Palma y La Gomera, nivel 1, semáforo verde, sin riesgo especial.

Más medidas

Con respecto a las medidas extraordinarias que se aplicarán los días del Carnaval y que serán publicadas en el Boletín Oficial de Canarias, el portavoz del Ejecutivo ha adelantado también, en cuanto a la hostelería, que no se podrá servir en las barras ni a personas que no estén ocupando una mesa en terraza (una medida que en circunstancias generales no se aplicaba en las islas con semáforo verde y amarillo). Asimismo, se prohíben las aglomeraciones.

El número de personas autorizado en terrazas es el mismo que el permitido para las reuniones, un máximo de seis por mesa en las Islas en nivel 1 y 2; cuatro, en el 3, y dos en el 4.

Además, Pérez detalló que se mantendrán los controles en las entradas y salidas de las Islas, el aforo en los medios de transporte será del 50% y no se podrán organizar fiestas ni celebraciones que inciten a la concentración de personas, sean o no con motivo del Carnaval.

El portavoz gubernamental señaló igualmente que el Gobierno mantendrá reuniones con los alcaldes y concejales competentes en materia de seguridad y festejos para coordinar medidas de vigilancia.

En cuanto al paso de Tenerife a nivel 1, ha informado de que se aplicará de inmediato, en cuanto se publique en la web de la Consejería de Sanidad.
Resta añadir que Julio Pérez además informó sobre la evolución de la campaña de vacunación contra la COVID-19 y destacó que en las próximas horas se espera llegar a los 100.000 dosis administradas en las Islas.

Carolina Darias: “Estamos vigilantes ante las nuevas variantes”

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha señalado que desde el Gobierno se mantienen “vigilantes” ante las nuevas variantes de la COVID-19, por lo que ha pedido a las comunidades autónomas su colaboración para que mantengan las medidas restrictivas, con el objetivo de reducir el posible impacto que puedan tener, informa Efe desde Madrid. “Yo confío en el buen hacer de las comunidades autónomas, en la responsabilidad que han tenido y están teniendo al frente de la pandemia. (…) Ya sabemos cada vez más de este virus, estamos en el principio del fin para controlarlo, y, por tanto, máxima precaución y una llamada al mantenimiento de las medidas estrictas, que sabemos que son duras pero eficaces”, explicó la ministra en una entrevista en el Especial Vacunas. La Ciencia frente a la Covid que organiza RNE.

Además, manifestó que el Gobierno está “preocupado” y “vigilante”, y que, aunque los datos muestran que la tendencia es descendente, el camino es estar por debajo de los 50 casos de incidencia acumulada a 14 días, un dato que está muy lejos del dado ayer, situado en 630.

En España ya se han notificado 550 casos de la variante británica, dos de la sudafricana y una de la brasileña, indicó Darias, quien recordó que la variante británica, según las actuales evidencia científicas, parece ser más contagiosa e incluso podría ser más virulenta.

TE RECOMENDAMOS