puerto de la cruz

El Gobierno del Puerto de la Cruz aprueba en solitario el presupuesto de este año

Las cuentas superan los 37 millones, el 14% menos que en 2020, pero aseguran la ayuda a los colectivos que más lo necesitan
El Pleno municipal del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz debatió ayer durante casi cuatro horas la cuenta consolidada de este año que supera los 37 millones de euros. DA
El Pleno municipal del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz debatió ayer durante casi cuatro horas la cuenta consolidada de este año que supera los 37 millones de euros. DA
El Pleno municipal del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz debatió ayer durante casi cuatro horas la cuenta consolidada de este año que supera los 37 millones de euros. DA

Con más de media hora de retraso y una vuelta a las largas sesiones de antaño, el Pleno del Puerto de la Cruz debatió ayer un presupuesto de 35,8 millones de euros para este año, un 14% menos que el año anterior. En total, la cuenta consolidada alcanza los 37.007.942 millones incluyendo las partidas para el Organismo Autónomo Local, la empresa pública Pamarsa y el Museo Arqueológico.

El documento económico para este ejercicio fue aprobado en solitario por el equipo de gobierno (PSOE-ACP) con el voto en contra de los dos grupos de la oposición PP y CC (aunque los populares primero se abstuvieron) pese a que toda la Corporación coincidió en las prioridades: volcarse con las familias, las empresas y los colectivos más necesitados.

Sin embargo, eso y el vaticinio de un año muy complicado como consecuencia de la crisis sanitaria derivada de la Covid-19 y sus repercusiones económicas, no fue suficiente para consensuar el nuevo presupuesto y dejar de lado los reproches.

Tanto PP como CC presentaron enmiendas que no fueron aceptadas por PSOE-ACP porque según la concejal de Progreso Económico, Carolina Rodríguez, al menos el 80% ya están contempladas en la modificación de crédito que se planteará el próximo mes incorporando el remanente de tesorería necesario.

Las 18 enmiendas del PP iban encaminadas “a intentar corregir la parte política del presupuesto” y por ello, según su portavoz, Pedro González, estaban basadas en criterios de necesidad “e igualdad real de oportunidades, no de cartelito” y en políticas sociales “no socialistas”.

Así, las propuestas incluían ayudas a la promoción turística, al alquiler y para el transporte a los estudiantes; subvenciones a los autónomos; becas para el estudio de idioma extranjero; la creación de un plan municipal de educación, una nueva sala de estudios en la Universidad Popular Francisco Afonso; una partida para las energías limpias y el premio María de Betancourt y Molina para distinguir los mejores proyectos de fin de grado, tesis doctorales y acciones investigadoras vinculados a las carreras científico-tecnológicas de mujeres portuenses.

González también cuestionó los 2.500 euros de gastos de locomoción de los miembros del gobierno y sugirió la creación de una plataforma comercial online para ayudar a los comerciantes y una partida de 35.000 euros para subvenciones destinadas a los clubes deportivos.

En el caso de CC, las iniciativas apuntaron a la creación de un plan de empleo y otro de atención a las personas sin hogar; ayudas a la rehabilitación de viviendas; una subvención nominativa para el CD TNK Vera; becas para estudiantes universitarios y de ciclos formativos; la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad para el Banco de Alimentos Municipal; la subvención a empresas para la tasa de basura; ayudas directas económicas al sector pesquero, a los comerciantes del Mercado Municipal y a los taxistas; y un IBI social.

Tardanza

Tanto Delgado como Rodríguez cuestionaron la tardanza del presupuesto y criticaron que la oposición tuviera la información “a cuentagotas”.

“Vamos a votar en contra porque entendemos que no se trabajó conjuntamente con los grupos de la oposición ni tiene en cuenta las demandas y necesidades de los portuenses que lo están pasando muy mal”, declaró la edil nacionalista.

Tras un receso, la concejal de Progreso Económico le contestó brevemente a ambos. Así, le desmintió al portavoz del PP que el gobierno no haya propiciado encuentros para consensuar el presupuesto “porque sí lo hizo hasta en tres comisiones informativas”, y le reprochó que su grupo votara en contra de las medidas de ayudas a los empresarios “pese que ahora se erige como defensor del empresariado”.

A Sandra Rodríguez, le recordó que la celebración del pleno del presupuesto “se aplazó a instancia de CC”.

La también primera teniente de alcalde también aclaró que no se va a recortar en planes municipales sino que se han ajustado para poder aprobar un presupuesto de mínimos “que nos son impuestos”, porque la situación lo requiere para luego aportar a los planes con una modificación de crédito futura, para la que sí espera contar con el apoyo de la oposición.

Compromiso

Con esta aprobación inicial, el Gobierno local se compromete a su vez, recurriendo al remanente de tesorería, a realizar las modificaciones necesarias para una segunda línea de subvenciones al tejido empresarial, que englobe a los colectivos específicos que más lo necesiten; así como la correspondiente dotación a las entidades deportivas, culturales, sociales, turísticas, vecinales y ONG, en la línea de ayuda y apoyo a los colectivos más gravemente dañados por la crisis, igual que se hizo en 2020, con una serie de acciones a través de las mesas de recuperación -en las que están presentes los miembros de la oposición-, entre las que se incluían además la bonificación y/o suspensión de tasas municipales.

TE RECOMENDAMOS