LA CASA BLANCA

Texas se queda sin energía

Estados Unidos empieza a sufrir los efectos de no estar preparado para el cambio climático

15 February 2021, US, Argyle: Women work in a kitchen lit by candles as millions in Texas are without power after a winter storm slammed the state. Photo: Chris Rusanowsky/ZUMA Wire/dpa
15/2/2021 ONLY FOR USE IN SPAIN

Al menos dos millones de tejanos se quedaron sin electricidad el lunes, durante una de las peores tormentas invernales en la historia del estado. Primero, el estado registró una demanda récord de energía la noche anterior ocasionando que varias unidades generadoras se desconectaran rápidamente debido a la severidad de las temperaturas: la demanda de electricidad excedía la oferta disponible.
Los apagones continuos iniciaron y los cortes intencionales se derivaron de un problema básico de oferta y demanda. La tormenta histórica dejó fuera de línea muchas fuentes de producción de energía a medida que aumentaba la demanda de los clientes. La red no pudo soportar la carga.

El clima extremo se ha vuelto más común en Texas en los últimos años. Houston ha visto múltiples inundaciones durante la última década, mientras otras partes del estado han luchado con períodos de calor extremo y sequía.Un cambio para el que el estado, y la mayor parte de la nación no está preparado.
El gobernador republicano, Abbott tuvo que reconocer que los generadores de gas natural y carbón no habían podido producir energía debido a las condiciones de congelación. Varias turbinas eólicas también se congelaron, pero aun así, los datos de la energía eólica superaron las expectativas. Ya este fin de semana, muchos recuperaron el suministro de electricidad, pero el problema del acceso a agua potable se ha intensificado.

Problemas con el agua

Sin energía para hacer funcionar las plantas de tratamiento de agua, Texas está pidiendo a los residentes que conserven el agua y están emitiendo avisos para que la hierban antes de utilizarla. Eso significa que alrededor de 7 millones de personas en Texas, incluidos los residentes de Houston, Arlington, Fort Worth y Tyler, necesitan hervir el agua para asegurarse de que sea segura para beber, con la presión por debajo de los niveles requeridos por la Comisión de Calidad Ambiental de Texas, TCEQ, para mantener una seguridad óptima del agua. En Austin, no se han detectado contaminantes pero están en estado de aviso.

En San Antonio, las autoridades han convertido el agua hirviendo en una medida voluntaria que se espera esté vigente durante varios días. Si bien gran parte de la ciudad todavía tiene agua potable corriendo a través de sus tuberías, hay algunas áreas que tienen baja presión, lo que hace que el agua sea insegura o se pierda el servicio, según San Antonio Water System.

La actuación de los políticos

El gobernador Greg Abbott declaró que se necesita una investigación para evitar que se vuelva a repetir la situación. “El Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT) ha sido todo menos confiable durante las últimas 48 horas”, dijo Abbott. “Demasiados tejanos no tienen electricidad ni calefacción para sus hogares, ya que nuestro estado enfrenta temperaturas heladas y un clima invernal severo. Esto es inaceptable”. El gobernador dijo que quiere “tener una idea completa de lo que causó este problema y encontrar soluciones a largo plazo”.

Frente a una combinación de fallas en la red eléctrica y un frío intenso, las empresas de servicios públicos y los funcionarios del gobierno en Texas están aconsejando a las personas que no tienen electricidad que se presenten en los centros de calentamiento.

Mientras tanto, el Senador republicano de Texas, Ted Cruz, ávido defensor del presidente anterior, y quien votara en contra de la certificación de votos electorales, fue sorprendido en ruta hacia Cancún, donde se iba a disfrutar del clima cálido en las playas mexicanas, mientras su base electoral se moría literalmente de frío, en el estado que representa. Pillado con las manos en la masa (o en la copa de Piña Colada), regresó a Texas de forma apresurada ante los llamados a que de una vez por todas deje un cargo, para el que no está a la altura.

Interrupción de las vacunas

La tormenta masiva que azota el país no solo trae temperaturas bajo cero y cortes de energía generalizados en gran parte de los EE. UU., sino que también congela la distribución de la vacuna contra el coronavirus.

En Missouri, el gobernador Mike Parson anunció que todos los eventos estatales de vacunación masiva programados para esta semana fueron cancelados, citando preocupaciones de seguridad provocadas por el clima extremo.

La interrupción también significa que aquellos que estaban programados para recibir su segunda dosis de la vacuna Pfizer tendrán que esperar.

En Nueva Hampshire, todos los centros de vacunación del estado cerraron a medida que la tormenta se dirigía hacia el norte.

Los candidatos a vacunas en Alabama también enfrentan retrasos, ya que muchos departamentos de salud del condado han cerrado o reducido sus horas de operación.

Y en Texas, varias ciudades han cancelado las citas de vacunación debido al clima invernal.
Las carreteras y las temperaturas heladas también están interfiriendo con el transporte de los envíos de vacunas a diferentes partes del país.

El director de la División de Gestión de Emergencias de Florida dijo que el estado había sido informado de que la tormenta estaba retrasando su envío de vacunas.

Mientras tanto, los funcionarios de salud en Nevada anunciaron que la llegada de vacunas podría retrasarse debido a la tormenta.

En Kentucky, donde los centros de vacunación cerraron por primera vez la semana pasada en respuesta a una tormenta de hielo.

Abusos en las tarifas
Las compañías eléctricas están advirtiendo a los clientes de que se preparen para el impacto en sus facturas. Hasta hace poco, el costo promedio de la electricidad en Texas era un poco más de 12 centavos por kilovatio-hora, según la Administración de Información de Energía de EEUU. Incluso antes de que se sintieran todos los efectos de la tormenta, algunas compañías advertían a sus clientes de que los precios subieron a un promedio de alrededor de 30 centavos por kilovatio-hora. Las cosas empeoraron durante el fin de semana: con la alta demanda y las presiones del mercado aumentando los costos, los precios de la energía al por mayor aplicaron un aumento en sus tarifas de hasta un 10.000 por ciento.

Los servicios públicos y las compañías eléctricas están aconsejando a los usuarios a reducir su uso de energía, pidiéndoles que establezcan sus termostatos a no más de 20 grados y que minimicen el uso de electrodomésticos. También piden que cierren las cortinas y persianas para reducir la pérdida de calor a través de las ventanas.

Los ancianos Cherokees, en peligro

En el vecino estado de Oklahoma, las tormentas invernales consecutivas que batieron récords, también causaron apagones y escasez de agua, con carreteras casi imposibles de transitar algunas áreas.
A lo largo de las tierras tribales de la nación Cherokee en la parte noreste del estado, donde residen cerca de 150.000 ciudadanos de la tribu, las temperaturas han dejado a las personas más vulnerables enfrentando condiciones extremas. La economía de la tribu también ha sufrido un gran golpe debido a la tormenta. Los 10 casinos de la reserva han sido cerrados, así como tres hoteles.

En esta situación, empiezan las acusaciones de quién tiene la culpa de lo ocurrido. Mientras muchos señalan a las fuentes de energía alternativa, los números demuestran que las energías tradicionales son las que más se han visto afectadas, y que estados donde no eran frecuentes las sequías o las inundaciones, ahora se están viendo cada vez más visitados por estos fenómenos, al igual que con los huracanes, tornados y tormentas de nieve.

El presidente Biden ya ha tomado medidas para enviar ayuda urgente a estos estados declarando la emergencia nacional pese a ser estados republicanos, marcando una enorme diferencia con su antecesor, que le negó a la demócrata California la ayuda solicitada para hacer frente a los incendios que calcinaron gran parte del estado, causados también, en gran medida, por el cambio climático.

La vida silvestre se está viendo afectada

Miles de tortugas marinas aturdidas por el frío en la costa de Texas han sido rescatadas por voluntarios las aguas heladas y costas durante la histórica tormenta de invierno, buscando formas creativas de darles refugio, ya que gran parte de la región permanece sin energía.

Las bajas temperaturas persistentes suponen que más tortugas probablemente continúen llegando. Las criaturas de sangre fría son particularmente vulnerables al clima extremo, ya que no pueden regular su propia temperatura corporal. Cuando la temperatura del agua desciende por debajo de aproximadamente 10 grados, las tortugas marinas permanecen despiertas, pero pierden la capacidad de moverse, una condición llamada ‘aturdimiento por frío’ que a menudo conduce a la muerte por lesiones, varamientos o ahogamiento. Las cinco especies de tortugas marinas que se encuentran en Texas se consideran amenazadas o en peligro de extinción.