política

Ángel Víctor Torres: “Frente al histrionismo de CC con Madrid, nosotros preferimos negociar para dar solución a los problemas

El Pacto de Progreso, al que algunos no le auguraban futuro, transita camino del segundo año con la sensación de que no hay grandes turbulencias internas en el horizonte

No ha sido una mala semana para el Gobierno de Ángel Víctor Torres, que ha salido reforzado de su primer Debate sobre el Estado de la Nacionalidad, sin ningún rasguño significativo más allá de los clásicos rifirrafes parlamentarios. El Pacto de Progreso, al que algunos no le auguraban futuro, transita camino del segundo año con la sensación de que no hay grandes turbulencias internas en el horizonte. El Sociobarómetro que elabora la Fundación de Enseñanza Superior a Distancia de Las Palmas de Gran Canaria asegura que los partidos de la izquierda se mantienen o crecen, especialmente el PSOE. Y el BOE publicó el viernes que van a venir del Estado 1.144 millones a Canarias para ayudar a nuestro maltrecho tejido productivo.

-¿Qué valoración hace de las ayudas que acaba de aprobar el Gobierno central?

“Lo primero es agradecerlo, porque me consta que han sido criticadas por otras comunidades a las que pido que reconozcan la realidad socioeconómica de Canarias, igual que nosotros entendimos, en otros momentos, que recibieran más fondos quienes estuvieron más afectados por la primera oleada de la pandemia en número de muertos o camas covid. Pero estas ayudas también acallan a quienes están criticando al Gobierno central todo el día y refuerzan nuestra manera de gobernar. Frente al grito histriónico de CC, nosotros negociamos con el Gobierno central para darle solución a las cosas, como ha ocurrido también en el tema del superávit, el convenio de carreteras o la RIC. Yo creo que esa era una manera que tenía CC de ocultar el fracaso de la gestión propia. Por cierto, hoy [por el viernes] nos han anunciado que vendrán más de 10 millones de euros para las escuelas de 0 a 3 años”.

-Son 1.144 millones millones de ayudas para nuestro tejido productivo, pero he leído que solo el 8% de las empresas canarias han solicitado las ayudas del Gobierno de Canarias…

“Los primeros días fueron miles, pero sí se han ido ralentizando. Quienes las soliciten, tienen que acreditar un 30% de pérdida en los últimos seis últimos meses. Tenemos que valorar qué empresas son las que se acogen. Porque hay que intentar que ningún fondo se quede en la Administración. También es verdad que el impacto no ha sido igual en todas las islas. Las zonas más afectadas son Lanzarote, Fuerteventura y el sur de Gran Canaria, más que el de Tenerife. Pero en La Gomera, El Hierro o La Palma ha sido bastante menor. De todas maneras, las pérdidas que hay que acreditar para acceder a las ayudas del Estado, que también son de un 30%, se extienden a todo el año. Y se podrán acoger más empresas”.

-Están viniendo muchos fondos y escucho en todas partes dudas sobre si seremos capaces de gestionarlos. ¿No es eso poner la venda antes de la herida?

“Tenemos los fondos de Europa, 630 millones de euros del Plan React-EU, y estos 1.144 millones que vienen del Gobierno español y que hay que gastar este año. Y hay cierto temor por ver si somos capaces de digerirlos con nuestras capacidades administrativas. Fíjese las dificultades que hemos tenido para contratar a 101 personas para Derechos Sociales. Lo bueno es que para agilizar las ayudas a las empresas ya tenemos el modelo de nuestro propio decreto de ayudas a pymes. Aunque pronto vendrá Nadia Calviño a explicar algunas cuestiones sobre este paquete estatal. La clave para que se gasten es que los límites para acceder no sean excesivos”.

-Acaba de ser el Debate Sobre el Estado de la Nacionalidad y parece y sale usted bien parado, pero la oposición se quejaba el otro día de que van ustedes de dialogantes y luego les laminan el 90% de propuestas de resolución…

“Ya lo dijeron los portavoces de los partidos, les hemos aceptado muchas más resoluciones que ellos a nosotros cuando estábamos en la oposición. Y muchas de las resoluciones que planteaban tenían trampa. Eran exigir al Gobierno que cumpliera con cuestiones que ellos fueron incapaces de cumplir en todos los años que han gobernado en Canarias”.

-Habló usted en el debate de un 70% de vacunación en verano, ¿no es demasiado optimista?

“Puede parecerlo, pero también le digo que se lo he preguntado a los funcionarios de sanidad pública después del debate. Y me vuelven a decir que sí, que la previsión de dosis para suministrar a Canarias que hace el Gobierno de España permitiría conseguir que estuviera vacunado el 70% en verano. Con la vacunación es como recuperaremos la economía”.

-¿Qué le dicen los expertos al Gobierno sobre las nuevas cepas y la capacidad de inmunizar de las vacunas?

“Pues que, hasta ahora, ninguna nueva cepa pone en cuestión esa capacidad de inmunización. Pero lo que hay que hacer es acelerar la vacunación. Porque si hay pocos inmunizados y las nuevas cepas son más contagiosas, se producen más casos. Ayer me decían que ya podemos vacunar a 34.000 personas al día. Pero dependemos de los suministros”.

-¿Hay riesgo ahora de saturación de UCIs?

“Nosotros siempre nos adelantamos en cuanto vemos que los contagios aumentan. Esta mañana me decían que podíamos estar en una posible cuarta ola, pero es probable que empezara antes aquí. Por eso hemos estado con ocho o nueve comunidades mejor que nosotros. Si eso es así, Canarias ya ha tomado medidas. Y en los próximos días debería bajar. Nos preocupa la Semana Santa. Además, ya se está viendo que en otras comunidades que están disparándose los positivos”.

-Durante el Debate se ha aprobado una resolución que insta a la revisión de los conciertos con la sanidad privada. ¿Qué le parece?

“Que ese es un objetivo del Gobierno de Canarias. Pero que, en estas circunstancias de pandemia, la sanidad sigue siendo única y hay que utilizar todos los recursos, públicos y privados, para responder a los contagios. Porque las UCIs no se pueden colapsar. Esta es la prioridad ahora”.

-Se ha hablado mucho estos días de Debate sobre diversificación económica a través del Mecanismo de Resiliencia de los fondos europeos. ¿Tenemos músculo para gestionar eso? Porque esto implica también mucha burocracia, declaraciones de impacto ambiental…

“Si no pasa nada, aprobaremos el decreto ley de agilización administrativa de los fondos europeos en el Consejo de Gobierno del próximo miércoles. Hemos recibido miles de propuestas de proyectos, desde lo público y lo privado. Cada consejería ha hecho su estudio, en contacto con el ministerio homólogo, porque los proyectos de Canarias se insertan dentro de un programa del Gobierno de España. Los proyectos empezarán a materializarse en los últimos meses de este año. Una gran cantidad serán en Transición Ecológica. Ahora tenemos dificultades con temas como las declaraciones de impacto o la preservación de los suelos, etc. Pero hay hasta 2026 para terminar de ejecutar los fondos europeos”.

-Esta nueva economía economía verde que se quiere impulsar, ¿será capaz de incluir a los desempleados canarios, con un nivel de formación medio muy bajo?

“Hay fondos que vienen de Europa para la formación profesional o de desempleados. Si vamos a apostar por el hidrógeno verde, las plantas fotovoltaicas o la energía eólica, eso implica formar al que va a ser contratado. Igual que en el turismo, que nos va a seguir dando el 35% del PIB, pero que tiene que apostar por infraestructuras donde todo sea sostenible. Para eso hace falta gente que, desde Canarias, trabaje en ese mundo. Y tenemos cinco años para prepararnos”.

-¿El horizonte es que el turismo tenga menos peso en el PIB o que se transforme? No es lo mismo…

“O puede que sea el 35% del PIB pero diversificado y con menos turistas. A lo mejor no hace falta que vengan 20 millones. Hay que intentar que el turista esté más tiempo. Cuando acabe la pandemia, el turista querrá ir a lugares seguros, con una buena sanidad, y moverse lo menos posible, porque sabe que los riesgos están en el tránsito. Así que hay que intentar que, en vez de 7 días, esté 15 o 20. Se generarán los mismos recursos poro con menos turistas”.

-Y en este modelo sostenible, ¿tienen sentido cosas como el Puerto de Fonsalía?

“En este momento tienen sentido infraestructuras estructurantes y urgentes. Esta es una obra que siempre ha pedido el Cabildo de La Gomera y a la que se ha sumado el de Tenerife. Pero también hay un debate medioambiental. Se hará si tiene los parabienes, si no, tendremos que priorizar las que lo tengan.

-¿La opción del Puerto de Granadilla como alternativa a Fonsalía se contempla?

“No se ha descartado. Es verdad que tiene diferencias y hay que ver las capacidades de conexión y la seguridad de los atraques, pero hay que optimizar los recursos que tenemos”.

-En un sector estratégico como el de la energías renovables, ¿no es importante asegurar también la participación del sector público?

“Indudablemente. Además, los fondos europeos preservan ámbitos para las empresas, pero también para el ámbito público. El consejero de Transición Ecológica va a gestionar 463 millones para energías sostenibles, y están básicamente dirigidos a la apuesta por lo público”.

-El tema migratorio estuvo muy presente en el debate. Usted ponía el foco en Europa, cuya comisaria de Interior habló hace unas semanas de que el futuro Pacto migratorio tenía que contemplar una “solidaridad obligatoria” para distribuir a los migrantes en el territorio europeo. Pero claro, ese Pacto precisa del acuerdo de 27 Estados Miembros, la Comisión y el Europarlamento. ¿Y mientras tanto?

“Mientras tanto, ahí está la legislación actual, que es mucho más justa que el contenido del primer borrador de Pacto que se presentó hace unos meses y que tenemos que evitar. Ahora, los inmigrantes pueden salir a la calle, no como en 2006. En todo caso, en Canarias solo deben permanecer aquellos campamentos que sean de emergencia. El Estado ha determinado que haya 7.000 plazas, pero debe ser unas infraestructuras para la filiación en las primeras 72 horas. Y luego, para la acogida de las personas durante u plazo máximo de diez días antes de ser deportados o derivados. Lo que no puede ser es que una respuesta de emergencia para 7.000 personas se convierta en una de 14.000 o en algo permanente. Eso es inaceptable”.

-¿No es hora de tener una viceconsejería o dirección general de Migraciones? Quien responde desde el Gobierno en el Parlamento es el consejero de Administraciones Públicas, que habla muy bien, pero que tiene competencias muy puntuales sobre el tema. ¿No hace falta un lugar desde donde hacer política más a largo plazo?

“Tenemos un director general de emigración, que trabaja con lugares como Cuba, Venezuela o Argentina. Y Derechos Sociales tiene competencias en menores no acompañados, pero parece lógico que, desde el punto de vista institucional, nos reforcemos en ese sentido. La inmigración va a seguir existiendo, con picos, pero va a seguir ahí. La que nos llega a nosotros es fundamentalmente de tipo socioeconómico, más allá de algún conflicto bélico como el de Malí. Y se agrava con los efectos del cambio climático y la devastación del territorio, que obliga a la gente a huir por el hambre. Además, va a haber un repunte con los efectos de la pandemia en África, que nos van a seguir acompañando, porque la vacunación, en esos países africanos, no va precisamente bien…”.

-Algunos auguraban que el Pacto de Progreso no duraría un asalto. Pero ahí están…

“Yo creo que el Debate da un mensaje nítido, y es que el Pacto está más fuerte. Los cuatro portavoces fueron claros. Y para quien tenía dudas con Casimiro Curbelo, yo creo que fue absolutamente rotundo en su intervención. Estamos en el peor momento, pero este no es el peor Gobierno, como dijo Barragán. Y creo que una de las claves para la estabilidad en Canarias ha sido que tuviéramos Gobierno en España y se aprobaran los presupuestos estatales de 2021. Nunca entendí que CC se aliara con la derecha y presentara un enmienda a la totalidad a unos presupuestos que son los que más fondos han traído para Canarias”.

-Le echó usted un capote durante el debate a la Consejería de Derechos Sociales, que tantas críticas recibe a veces…

“Pero es que también son datos. Yo no estoy defendiendo a Noemí Santana porque me parezca, que lo es, una magnífica persona, leal y seria. No, no, lo hago defendiendo su gestión: es que, cuando llegamos, estábamos peor que ahora en dependencia, en la PCI o no se había hecho una aportación extra a las pensiones no contributivas. Tampoco se había contratado a 100 personas más para trabajar en la Consejería. Al mismo tiempo, hay que mejorar, porque existe más pobreza y hay que esperar demasiado tiempo para la dependencia.

-El PSOE, una organización que animó a Chaves y Griñán, dos expresidentes del partido, a apartarse cuando fueron imputados por el caso de los ERE, ¿se puede permitir poner de viceconsejero a Blas Acosta, un señor que va ir a juicio por su gestión de una empresa pública y está imputado en otro caso?

“El PSOE no tendrá en el Gobierno de Canarias a ninguna persona que incumpla su código ético. Blas Acosta, a día de hoy, cumple ese código ético, que es contundente sobre la apertura de juicios orales y las circunstancias de los supuestos delitos para que pueda acceder o no a una responsabilidad pública”.

-¿Pero los delitos que se le imputan a Blas Acosta los consideran corrupción? Porque ustedes ya han retorcido un poco alguna alguna vez esta cuestión para no exigir dimisiones…

“Yo no considero el Caso Gesturpa [en el que se va a juzgar a Acosta por administración desleal e insolvencia punible en la gestión de una empresa pública del Ayuntamiento de Pájara, donde fue concejal de Urbanismo] como un caso de corrupción. En cualquier caso, hay un Comité Federal de Ética y Garantías en el PSOE que despeja todas las dudas ante cualquier proceso. Pero, sinceramente, creo que se ha hecho un trabajo de asedio a una persona que, hasta hace tres días, era presidente del Cabildo de Fuerteventura. Son procesos que nacieron en el 2010, ¿es normal que se tarde tanto tiempo en resolver un proceso? Sin hacer comparaciones, recuerdo a Carmelo Padrón [catedrático de Derecho Urbanístico y político socialista, fallecido en 2017), que tuvo que retirarse de la cosa pública y estuvo diez años para terminar siendo exculpado.

-Un histórico del PSOE me decía que un partido con tantos cargos en puestos institucionales debe tener una secretaría de Organización con más peso político, que tenga al partido más controlado…

“En lo personal, Jorge González [actual secretario de Organización] es una de las personas más leales a Ángel Víctor Torres. No lo tiene fácil, ningún secretario de Organización lo ha tenido fácil, este es un partido con dificultades internas históricas. Es verdad que hemos perdido algunos ayuntamientos, hemos tenido que abrir expediente a algunos compañeros y ha habido algunos fallos judiciales que hemos sufrido por compañeros valiosos que han tenido que dejar la actividad pública, como Fidela Velázquez [exalcaldesa de San Juan de la Rambla], pero también es verdad que el PSOE tiene mayor representación representación en las instituciones de Canarias que nunca antes. Por tanto, fortaleceremos al máximo la organización. No solamente estoy hablando de la figura de un compañero como Jorge González, sino que también es algo que me compete a mí”.

¿Por qué esa ojeriza de un sector de un sector del socialismo grancanario hacia NC? ¿Todavía no se han dado cuenta de que la historia demuestra que las dos izquierdas gobiernan más, también en GC, cuando se entienden que cuando se pelean? Competencia virtuosa, que diría Errejón…

“Nosotros no somos iguales que NC o que Unidas Podemos. Unos vienen de una tradición nacionalista y los otros, en buena parte, de la tradición comunista. Y aunque compartimos un cierto espectro ideológico, porque es así, luego los votantes optan. Pero a pesar de la rivalidad electoral, lo lógico es que uno comparta gobierno con quien tiene más sintonía ideológica. Y lo digo yo, que goberné con el PP en Arucas por unas circunstancias muy excepcionales. Pero tampoco es lo mismo la realidad política de Gran Canarias que la de Tenerife. En una, después de años de supremacía del PP, los partidos más fuertes son PSOE y Nueva Canarias, que son quienes más compiten. Y en la otra son el PSOE y CC. Cada isla tiene una realidad distinta. Lo cual hace más meritorio que seamos capaces articular una política regional. Creo que hubo dificultades,  pero conseguir que tuviésemos un pacto en Canarias donde el presidente fuera del PSOE con NC ocupando la vicepresidencia, llevó consigo, como en el pasado, que tuvieran que darse alianzas en Gran Canaria entre PSOE y NC cuando podrían haberse dado otras opciones. Los pactos en cascada desaparecieron en el último congreso del PSOE y no van a volver, pero eso no significa que no se procure conseguir algunas alianzas lógica. Si no, es cierto que es mucho más difícil tener un criterio de política regional”.

 

TE RECOMENDAMOS