santa cruz

Piden instalar sistemas que midan la calidad del aire en espacios interiores públicos de Santa Cruz

El PSOE presenta una moción al Pleno ordinario de marzo que se celebra hoy para que el Ayuntamiento de Santa Cruz impulse un proyecto junto con la ULL que ayude a garantizar la seguridad y reforzar la confianza de la población
La exalcaldesa Patricia Hernández y Florentino Guzmán Plasencia en un Pleno anterior. / Sergio Méndez

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz debatirá hoy una moción presentada por el edil socialista, Florentino Guzmán Plasencia, en la que propone que el Ayuntamiento de Santa Cruz impulse sistema de medición de calidad del aire en espacios interiores públicos. Esta moción busca garantizar la seguridad de esos espacios así como aumentar la confianza de la población. Tal y como explica el edil en la exposición de motivos, “en la situación actual de pandemia con motivo de la COVID-19 y las evidencias existentes de su contagio por aerosoles, la importancia de la calidad del aire se ha tornado aún más relevante, no sólo en espacios abiertos sino, sobre todo, en espacios cerrados o interiores”. Explica que “el método más eficaz para mantener un espacio libre de partículas infecciosas es la ventilación, es decir, introducir intencionadamente aire limpio al tiempo que se elimina el aire viciado con el objetivo de mantener la calidad del aire en ese espacio. La ventilación preferente debe ser natural, si bien es cierto que se ha demostrado la eficacia del uso de sistemas de ventilación mecánicos por medio de filtros HEPA o purificadores. Siguiendo los documentos elaborados por el Ministerio de Ciencia e Innovación, existen métodos para medir la ventilación de un espacio concreto que se basan en realizar mediciones de la presencia de dióxido de carbono (CO2). Así, en el aire exterior, las concentraciones de CO2 son de aproximadamente 420 partículas por millón (ppm)”.

Guzmán detalla que “en interiores, en espacios ocupados, las concentraciones de CO2 son elevadas por el CO2 exhalado por los ocupantes. Los datos obtenidos con medidores de estas concentraciones de partículas en suspensión en el aire son útiles para determinar cuantitativamente la renovación de aire necesaria en un espacio y condiciones dadas”. Asegura el edil que “en este sentido, ya ha habido instituciones públicas que han apostado por la instalación de medidores de CO2 en espacios cerrados, como han sido los ayuntamientos de Ponferrada y Zaragoza, o incluso la Comunidad de Madrid. Además de que el control de niveles de CO2 en espacios interiores o cerrados son medidas indirectas de ventilación, puede contribuir a mejorar la confianza y la seguridad de la ciudadanía para acceder a ellos”.

Para el concejal socialista el impulso de un proyecto de medidores de CO2 “puede contribuir a mejorar la confianza de los consumidores para acceder al interior de los locales. Además, la instalación de medidores de calidad del aire contribuirá no sólo a fomentar la confianza entre la ciudadanía a la hora de acceder a un espacio cerrado o interior de uso público, sino también permitirá configurar sistemas de ventilación natural, híbrido o artificial sin que ello suponga un despilfarro energético, sobre todo, en los próximos meses de invierno”.

Así, “desde el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, al igual que han hecho consistorios de otras ciudades y municipios como los anteriormente citados, consideramos oportuno impulsar en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife un proyecto que tenga por objeto medir la calidad del aire en espacios interiores o cerrados de uso público. Para contribuir al desarrollo de este proyecto se puede contar con los grupos de investigación existentes en la universidad de La Laguna, que cuentan con el talento y la capacitación suficientes para esta finalidad. Esta iniciativa podría mejorar la confianza en los establecimientos de nuestra ciudad, reforzando además nuestra marca como ‘ciudad segura’ en el contexto actual para atraer visitantes y, por tanto, reactivar nuestra economía local”.

El acuerdo propuesto es el de impulsar el desarrollo de un proyecto, en colaboración con la Universidad de La Laguna, que tenga por finalidad la medición de la calidad del aire (concentración de CO2) en espacios cerrados de uso público para favorecer el buen estado del aire interior y garantizar un acceso seguro.

 

 

TE RECOMENDAMOS