tribuna

Una historia de éxito permanente

Como profesional de la medicina, cirugía docente, trasplantes y representante de la Cámara Alta como portavoz de Sanidad, nos sentimos orgullosos de vivir en un país que durante más de 25 años seguidos es el primero en el mundo en donación y trasplantes

Como profesional de la medicina, cirugía docente, trasplantes y representante de la Cámara Alta como portavoz de Sanidad, nos sentimos orgullosos de vivir en un país que durante más de 25 años seguidos es el primero en el mundo en donación y trasplantes. España es una referencia en el mundo, donde la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) (invento netamente español), dirigida sabiamente por el doctor Matesanz, ha permitido encausar tanta generosidad de este pueblo (donantes) dentro de una sanidad de profesionales preparados y punteros que la hace una de las mejores del mundo.

Tener el sistema que tenemos solo es posible gracias a ser un gran país que hemos dotado entre todos de un estado de bienestar único (pero difícilmente sostenible si no se hacen reformas) y que en estos momentos de COVID-19 tiene que ser reconstruido y enfocado más a la prevención que a la enfermedad. El principio constitucional de que tenemos 17 autonomías y 2 ciudades autónomas no tiene nada que ver con que haya 17 sanidades distintas. Necesitamos un Pacto por la Sanidad transparente y aprobado en las cámaras legislativas, que haga que nos dotemos de una cartera de servicios universal, evitando duplicaciones, triplicaciones, etc., que sea financiado de forma conveniente para que todos los españoles, vivan donde vivan, tengan la misma oportunidad sanitaria en financiación y servicios. Pero volvamos al mundo fantástico de la donación y trasplante de órganos. Hemos llegado al mayor número de donantes de la ONT y además sin fallidos. España y los españoles superan ya en más de 20 puntos a la Unión Europea (UE), con una tasa de donación de 20 por millón de habitantes, y más de 13 puntos a EE.UU., con más de 26,6 por millón de habitantes.

Es verdad que el año 2020, con la crisis sanitaria más grande de la historia reciente por la COVID-19, ha disminuido el 23% de donantes y el 19% de los trasplantes. A pesar de todo, seguimos siendo los primeros en el mundo.

Como norma general y de media, en España se realizan 13 trasplantes diarios. “La vida en su máxima expresión”.

En 2020 hubo 1.777 donantes (37,4 por millón de habitantes, y en cinco comunidades autónomas, 50 por millón de habitantes). Por tanto, 4.425 trasplantados (93,3 por millón de habitantes). Esto es posible porque cada donante puede donar uno, dos, tres, cuatro y hasta cinco órganos. Se realizaron 197 trasplantes en niños, que representa por si solo un récord en la historia de los trasplantes. Además, hay 433.350 donantes en el Plan Nacional de Médula Ósea. Este año, 23.365.

Los donantes en asistolia (corazón parado) han sido el 35% de la donación, que es un cambio sustancial en este mundo del trasplante. Se ha trasplantado de donante vivo a 268 personas. 257 trasplantes renales y 11 trasplantes hepáticos.

Un cambio en la donación de varios años persistente es la causa cardiovascular y el 4,5 nada más de accidentes de tráfico. Solo el 1-2 % de las personas que fallecen en un hospital son donantes y se hace en la UCI-UVI, que es un punto clave en el mundo del trasplante. 2.700 trasplantes renales, 1.034 hepáticos, 336 pulmonares, 278 cardiacos, 73 pancreáticos y 4 intestinales. Es un maravilloso palmarés de este extraordinario mundo de los trasplantes en España.

A pesar de todo, la lista de espera en España es de 4.889. Mirada de forma global y una negatividad de donar del 14% (la más baja del mundo), la edad media es de 54 años. Hay registrado un aumento de donantes de 60 años y más, y uno de 90 años. Es verdad que en los últimos 35 años se han ganado 15 años a la vida, milagro español por el que, conjuntamente con Japón, hemos conseguido que la expectativa de vida sea la más alta del mundo. Esto es otra historia de éxito permanente. Debido a que seguimos apostando por la vida y por la investigación para dar segundas oportunidades, y que hasta ahora ha sido gracias a la generosidad de millones de españoles que se han marchado de este mundo dejando vida tras de sí. El plan 50 por 22 de la ONT, que dirige magníficamente nuestra compañera y amiga Beatriz Domínguez Gil, alumna destacada de nuestro también amigo el profesor Matesanz, es un maravilloso proyecto colectivo digno de encomio y apoyo

El privilegio de poder tener una magnifica experiencia en este mundo del trasplante (más de 20 años), centrado en los trasplantes pancreáticos, y que realizamos el primero de Canarias y ya llevamos 118, siendo el único servicio de la Comunidad Autónoma de Referencia Nacional de forma oficial, es algo único y muestra que en nuestra vida hay un antes y un después de forma rotunda. Todo es posible gracias a un equipo enorme de personas, generalmente anónimas, que permiten que esto sea así con la ayuda de una sanidad pública comprometida.

Practicamos como filosofía de vida el humanismo activo y los trasplantes culminan esta forma de ver nuestro proyecto vital. Más allá de las creencias religiosas se encuentran las creencias y el derecho a la vida.

“No te lleves los órganos al cielo, allí no los necesitas”. Por todo ello queremos animarles a que donen. “Un país así, claro que tiene futuro”.

*Catedrático de Cirugía. Jefe Quirúrgico de Trasplantes Pancreáticos en Canarias. Director de la Cátedra de Telemedicina, Robótica y Telecirugía. Senador. Portavoz de Sanidad

TE RECOMENDAMOS