economía

Canarias construirá ‘búnkeres’ de seguridad con los fondos COVID

En las dos capitales insulares se centralizarán todos los servicios de emergencias en sendos edificios de máximo nivel
INFOGRAFÍA NUEVOS EDIFICIOS GOBCAN
Infografía de uno de los edificios. / GOBIERNO DE CANARIAS

Uno de los principios que sintetiza el estoicismo es el de hacer de la necesidad virtud, y a ello se dispone el Gobierno de Canarias, que ayer anunció el impulso inicial a un viejo sueño que ahora se convertirá en realidad gracias a los fondos destinados por Europa a cuenta de la pandemia. En síntesis, se trata de aglutinar los principales servicios relacionados con la seguridad y/o las emergencias en un solo inmueble, lo que teóricamente siempre se traducirá en una mayor eficiencia de los mismos al optimizarse aspectos esenciales como la coordinación entre los distintos recursos, y similares.

Este objetivo, que pasó a ser algo más que un mero futurible cuando sucesos tan graves como la riada del 31 de marzo de 2002 evidenció que la ubicación de la Sala del 1-1-2 en Santa Cruz de Tenerife no es la más idónea, ha sido tema de actualidad en varias ocasiones durante lustros, pero cual guadiana volvía a quedar en el olvido tras toparse siempre con el mismo obstáculo, el presupuestario.

Ahora, la solidaridad de la Unión Europea otorga una oportunidad que el Ejecutivo regional no quiere dejar escapar, y ayer se anunció que la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Canarias ha sacado a licitación la redacción de los proyectos técnicos para la construcción de dos edificios de máxima seguridad en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria donde se concentrarán los servicios esenciales de la Comunidad Autónoma.

El Gobierno pretende, de esta manera, terminar con la dispersión actual de los servicios que se prestan las 24 horas del día los siete días de la semana (24 por 7) y mejorar la eficiencia económica y operativa de los mismos, además de garantizar la seguridad de las instalaciones.

“Necesidad”

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, ha explicado que la construcción de los edificios “es una necesidad perentoria de la Comunidad Autónoma, no en vano estamos hablando de la prestación de servicios imprescindibles para la ciudadanía en materias tan sensibles como las urgencias sanitarias, las emergencias o la atención a víctimas de violencia de género”.

“De acuerdo con el documento ejecutivo del proyecto y para garantizar el funcionamiento de estos servicios en situaciones adversas, resulta necesario disponer de una concentración de todos los servicios de respuesta, alerta y actuación frente a incidencias en materia de seguridad en dos infraestructuras edificatorias localizadas en las ciudades de Las Palmas de Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife”, añadió.

En concreto, se levantarán en solares propiedad de la Comunidad Autónoma que, en el caso de la capital tinerfeña, estará en el Distrito Suroeste, mientras que en Las Palmas de Gran Canaria se ha optado provisionalmente por la zona de El Sebadal.

A este respecto, el director general de Patrimonio, José Julián Isturitz, aseguró que Canarias “debe aspirar a la máxima eficacia en la prestación de los servicios 24 por 7, y esto se consigue mediante la adaptación y modernización de las infraestructuras, pero también con la centralización física de los mismos”.

Los nuevos edificios, además de eliminar los problemas de movilidad, conectividad e interrelación de los servicios que se dan con la actual dispersión, estarán equipados a prueba de catástrofes y permitirán la modernización de una gran parte de este tipo de infraestructuras, “por cuanto responden a tipologías edificatorias heterogéneas, que en algunos casos ya no cumplen los requisitos de la normativa vigente, ni cubren la demanda de prestaciones actuales, en las que, además, se utilizan recursos tecnológicos insuficientes u obsoletos”, augura el propio Gobierno de Canarias.

La ubicación, clave

Además, los edificios deberán tener una localización que permita la óptima accesibilidad e interconexión con las principales infraestructuras viarias de carácter urbano-territorial, de ahí que la elección de El Sebadal como ubicación sea provisional. Del mismo modo, deberán propiciar una fácil interrelación con otros servicios esenciales, especialmente aquellos vinculados a áreas críticas relacionadas con el cuidado y protección al ciudadano.

La tipología edificatoria, volumen, conformación en planta y distribución interna responderán a un programa funcional estructurado conforme a las necesidades específicas de cada servicio a implantar, así como a las necesidades comunes a todos ellos.

Un fortín

El diseño también deberá prever su capacidad de hacer frente a situaciones excepcionales de índole sísmica y vulcanológica, o las derivadas de fenomenologías meteorológicas adversas. Igualmente habrán de observarse los principios de eficiencia, sostenibilidad e integración urbano-paisajística.

El proyecto estima que cada edificio albergará a unos 550 empleados públicos de la Comunidad Autónoma, ocupará una extensión útil de 15.000 metros cuadrados y contará con un presupuesto de unos 30 millones de euros, sin contar con el equipamiento de las instalaciones.

Como ya se anticipó, la ejecución y dotación de estas infraestructuras se va a financiar dentro del programa React-EU, como parte de la respuesta de la Unión Europea a la pandemia COVID-19, en concreto, dentro del objetivo estratégico de “apoyar inversiones en infraestructuras que presten servicios básicos a los ciudadanos”.

Inquilinos fijos

Román Rodríguez detalló que los servicios que se integrarán en los edificios serán, entre otros, el Cecoes, el 112, el Servicio de Urgencias Canario, la Sala Operativa del Cuerpo General de la Policía Canaria; el Cibercentro, el 012, el servicio de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia, el Control de Viaductos y Túneles o el Centro de Control de la Red de Emergencias.

No obstante, no se descarta que los edificios acaben albergando otros servicios que pueda asumir Canarias en función de las nuevas competencias recogidas en el Estatuto de Autonomía o, incluso, de otras administraciones públicas o entidades, como los centros insulares de protección civil o los centros de control de los servicios de los consorcios de emergencias o bomberos.

COMPARTIDO

El primer paso para la construcción de los edificios ha sido la licitación -la semana pasada- de la redacción del proyecto técnico para la arquitectura, ingeniería, seguridad y salud, así como helipuerto de los Edificios de Servicios Esenciales.

En el procedimiento han intervenido, además de la Dirección General de Contratación, la Dirección General de Seguridad y Emergencias, la de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, el Servicio Canario de Salud y la empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias.

Resta añadir que la redacción del proyecto cuenta con un presupuesto de licitación de 1.897.083,5 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

TE RECOMENDAMOS