política

“¿Qué ha pasado con su currículum, señor Pomares?”

Francisco Déniz, de Sí Podemos Canarias, fue el único que hizo la pregunta de rigor tras lo publicado por DIARIO DE AVISOS y ‘Canarias 7’ sobre el acceso del periodista a una plaza de profesor
Francisco Pomares, durante su intervención de ayer. Fran Pallero
Francisco Pomares, durante su intervención de ayer. Fran Pallero

“Qué, a la comisión de Radiotelevisión canaria, ¿no?”, preguntaba, socarrón, un diputado cuando un servidor bajaba como una bala por la calle Teobaldo Power rumbo al Parlamento, donde se examinaba la idoneidad del candidato a director general de Raditelevisión Canaria, Francisco Moreno, y de los siete candidatos que han presentado los partidos a la Junta de Control. En las ediciones de ayer de DIARIO DE AVISOS y Canarias 7 se publicó que el periodista Francisco Pomares, candidato de CC, presentó dos documentos supuestamente falsificados en el concurso para una plaza de profesor de Periodismo en la Universidad de La Laguna a la que se presentó -y sacó- en 2014. Así que había cierto morbo. “¿Te trajiste el chaleco antibalas?”, preguntaba un compañero que tiene buen sentido del humor. “¡Qué movida!”, decía una diputada. “Con lo tranquilito que parecía todo”.

Francisco Pomares entró en la Sala Europa sobre las 11.14. “¿Qué opina usted de la noticia aparecida en distintos medios sobre su currículum?”, le preguntó el diputado de Sí Podemos Canarias”, Francisco Déniz, durante su intervención. “¿Cómo le ha afectado? ¿Y se ha planteado usted o el partido que le presenta aplazar su candidatura?”. Déniz, que es militante de Sí Se Puede, fue el único crítico en la sesión de ayer y terminó votando en contra de la idoneidad de Pomares. En consonancia con su compañera Laura Fuentes, secretaria general de Podemos, que pedía a CC, en un audio difundido en las redes, que presentara a otro candidato. Pero nadie más señaló al elefante que había en aquella sala del Parlamento.


Ni Vidina Espino, diputada de Cs, que ayer remitía a este pobre cronista a su intervención cuando quiso profundizar en su opinión: lo que ocurre es que en su intervención no dijo nada sobre el tema. Ni Melodie Mendoza, portavoz de la Agrupación Socialista Gomera, que habló maravillas de la trayectoria profesional de Pomares. Ni Carmen Hernández, de Nueva Canarias, que no se salió del guion y prácticamente le hizo las mismas preguntas a todos los candidatos. Ni Luz Reverón, que “le deseaba todos los aciertos” y decía que Pomares podía aportar mucho a la Radiotelevisión Canaria. Ni Nayra Alemán, del PSOE, que no tenía “ninguna duda de la solvencia” del candidato. Ni José Alberto Díaz-Estébanez, de CC, que afirmaba que Pomares no tenía conexión política con el grupo nacionalista, y que incluso lo había criticado a él, “y yo se lo agradezco”, decía. Nadie apuntaba al elefante, como si estuvieran más preocupados de sacar adelante la Junta rapidito y corriendo. Cada bloque tenía que votar a sus candidatos y abstenerse con los de l otro bloque. Nada más que hablar.

Quizá por eso Pomares pasó un kilo de contestar a Déniz, “compañero de departamento”, sobre el asunto del currículum. Y se centró en otras cosas, como en reivindicar su independencia, mencionar que no era nacionalista y recordar que estuvo en la dirección del PSOE hace un montón de años. Quizá por eso citó a Felipe González, que a veces utilizaba una máxima confuciana que le enseñó en 1985 Den Xiaoping, padre del comunismo capitalista chino: “No importa gato negro o gato blanco, lo importante es que cace ratones”. Pomares lo decía porque le preguntaban por el modelo de televisión canaria: si mixto-público-privado o si completamente público. A priori, según Pomares, le es igual, pero, dados los enfrentamientos que produce el actual modelo entre las distintas productoras del mercado audiovisual canario, opta por uno público. Claro que esta es una decisión que tienen que tomar las distintas fuerzas políticas. También se presentó el candidato como un sencillo autónomo que pasa sus facturas a la SER y Prensa Ibérica, huyendo de la imagen de periodista vinculado a sectores empresariales. “Yo ya estaba de columnista en El Día cuando lo compró Prensa Ibérica, y hacía 14 años que había dejado de ser director de La Opinión”, afirmó.

Acabada la sesión, desde el PSOE rechazaban que hubiera necesidad de preguntarle ayer sobre su currículum. “Eso es una información que ha salido, habrá que ver su evolución. Lo importante es que se va a aprobar una junta después de un montón de años”. “Quizá si ustedes hubieran preguntado hoy sobre el tema, no habría tanta unanimidad…”, sugería este periodista. “Bueno, ¿y por qué no preguntaron los demás?”. Desde NC, Luis Campos consideraba que ayer era el día para examinar si los candidatos se atenían a los requisitos establecidos para ser miembros de la Junta y no tenían incompatibilidades. Pero considera que, ahora que se presenta a una responsabilidad pública, es “inexcusable” que Pomares dé explicaciones. Además, “se trata de algo relacionado con el acceso a una plaza pública en una universidad pública en competencia con otras personas, así que pedimos a la Universidad de La Laguna que abra una investigación de manera inmediata”. Una demanda que hicieron ayer también los tres grupos que representan al alumnado en el claustro de la ULL y que confirmó la rectora, Rosa María Aguilar.

Ayer también se votó la idoneidad de Francisco Moreno, que pasará de ser administrador único a director general. Moreno se comprometió a no trabajar en el futuro en productoras que tengan contratos o encargos con RTVC. Ayer fue un día tranquilo para Moreno. Hasta Vidina Espino y Díaz-Estébanez, que son siempre muy críticos con él, estaban cordiales. Como si, acordada una junta por fin, casi todos hubieran recibido un cachito. “Tiene la oportunidad de volver a empezar”, decía Espino.  Moreno recordó lo bien que trabajó con la junta en su otra etapa de director general, entre 2001 y 2005, y que ahora podrá abordar cuestiones como la estabilización del personal, la modernización tecnológica. El modelo de tele depende de lo que decidan los partidos en el Parlamento. Además, se votó a otros seis candidatos a la Junta. Son Jorge Rodríguez, propuesto por el PP. Cristina Vera, por CC. Rosa Morera, por NC. Luz Belinda Giraldo y Alfonso Campoamor, por el PSOE.

Y Carmen Medina, por ASG. Ahora tienen que ratificarse definitivamente en el Pleno del Parlamento a mitad de mayo. Ya hablaremos de ellos. Pero es que ayer había un elefante caminando por el Parlamento. Y solo le apuntó Francisco Déniz.

TE RECOMENDAMOS