empresario relevante

Ricardo Sousa: “La gente ha cambiado la percepción de su vivienda tras el confinamiento”

Hoy en día, las principales ciudades de todo el mundo se enfrentan al reto de proporcionar soluciones de vivienda asequibles y adecuadas para sus habitantes

Hoy en día, las principales ciudades de todo el mundo se enfrentan al reto de proporcionar soluciones de vivienda asequibles y adecuadas para sus habitantes. Pero la situación creada por la COVID-19 ha traído un cambio de percepción de los españoles sobre su vivienda. Casas más amplias, en zonas del extrarradio, con más habitaciones, terraza o jardín son las características que más se repiten y a las que empresas inmobiliarias como Century 21 han tenido que hacer frente. Ricardo Sousa es director general de la marca para España y Portugal y afirma que, tras el confinamiento, el 65% de los españoles desean cambiar de casa, según un estudio elaborado por el grupo recientemente. Es más la valoración de los españoles de su propia casa ha variado tras el confinamiento: de 8,2 sobre 10 a 6,2 sobre 10. “La vivienda ideal ha cambiado después del confinamiento y se invierten las preferencias colocándose el chalet independiente por encima de un piso en un edificio”, apunta Sousa. Además, se incrementa la demanda de casas más grandes, una media de 130 metros cuadrados, con más de tres dormitorios y 2 baños. “El teletrabajo y las clases online han hecho que muchas familias piensen que tener una habitación de más les beneficia”.

-¿Cómo ha afrontado Century 21 la pandemia?
“Vivimos unos momentos históricos, extraordinarios, en el sentido de que no tenemos antecedentes recientes de una situación similar. Todo esto es nuevo y hemos tenido que ajustarnos. Para Century 21 fue un año en el que destacaría tres palabras que han sido clave para definir la situación en la que nos hemos movido: Proximidad, empatizando tanto con los clientes como con nuestros equipos para entender su situación personal y tener sensibilidad; agilidad, para tomar decisiones rápidas; y en tercer lugar, creatividad. Mire vivimos un momento tan especial que la receta y las fórmulas de antes ya no funcionan en este mercado, En los últimos 12 meses hemos tenido que ir muy rápido y la tecnología, que ya la teníamos disponible, ha avanzado muy rápidamente. Es cierto que en el mercado de la vivienda ha habido un parón, pero ya sabíamos que era consecuencia de las medidas sanitarias, no como la anterior crisis. Nosotros sabemos que en este mercado, como ocurre por ejemplo en el turismo, los ciudadanos han aplazado su decisión, no la han desechado”.

-¿La demanda sigue?
“Si, si. La demanda continúa. Después del verano, ya con el final del confinamiento, empezamos a recuperarnos y seguimos con las transacciones que estaban pendientes. En el último trimestre del año tuvimos un crecimiento del 30% en relación a 2019, lo que demuestra claramente que no ha habido un parón sino una suspensión por motivos obvios de la pandemia. Por eso fue tan importante el adaptarnos a las nuevas tecnologías. La app de Century 21 permite hacer tanto al propietario como al comprador toda la gestión de la compra o la venta de su casa por la aplicación. Y en estos momentos esto ha sido crítico. También la formación online de nuestros agentes para enseñarlos a trabajar con esta tecnología ha influido muchísimo en nuestras cifras. Sin ir más lejos, en Canarias en el mes de abril hemos tenido récord histórico de transacciones y de número de facturación. Estamos convencidos de que el adaptarnos a las nuevas tecnologías y que nuestros asesores estuvieran al lado de los clientes facilitándoles cualquier tramite y transacción todo online ha influido en las cifras. Pero también otra cosa. Tenga en cuenta que nuestra red llega a más de 88 países y las nuevas tecnologías nos permiten estar en todos esos países, aunque la demanda local también ha sido muy importante. Es el gran motor actualmente del mercado de Canarias”.

-¿La pandemia o mejor dicho el confinamiento ha cambiado la percepción que teníamos de la vivienda?
“Totalmente. Y esto que usted me pregunta, que es muy interesante, destacaría el nivel de satisfacción de las familias con su casa, que bajó de 8 sobre 10, a 6 sobre 10 después del confinamiento. Es decir, que el hecho de estar confinados ha cambiado la perspectiva de las familias, de su hogar… porque cuanto te obligan a estar encerrado en tu casa, te das cuentas de muchas cosas que antes, a lo mejor, no tenías en cuenta. Tal es así, que según un estudio que hemos hecho recientemente sobre los efectos del confinamiento en el sector inmobiliario, al 65% de los españoles le gustaría cambiar de casa, ya sea porque necesitan más espacio o un jardín o una habitación extra para el teletrabajo o el teleestudio. Y es que, fíjese, la vivienda media de un español es un 20% más pequeña que la de un portugués, y eso ha tenido un impacto en el confinamiento que ha provocado una demanda brutal del mercado local”.

-Ya, pero una cosa es desear cambiar de vivienda y otra poder comprarla.
“Claro, y es aquí donde tenemos grandes retos: el acceso a la vivienda, es decir, qué es lo que puedo comprar con los ingresos que tengo, donde juega un papel muy importante el parón de la principal actividad económica de las Islas, que es el turismo, y esto ha afectado indiscutiblemente al rendimiento disponible de las familias. Pero es cierto que la banca con los tipos de interés tan bajos que ofrecen para las hipotecas facilitan las compraventas. Han sido un cúmulo de circunstancias que han facilitado que el sector haya superado esta pandemia. Mire, en España vivíamos más fuera de casa, y con el confinamiento la gente se ha dado cuenta de los fallos que tenía su hogar que antes no percibía. Ha habido un cambio estructural porque el hogar es muy importante en nuestras vidas y este periodo de reflexión ha obligado, incluso, a los promotores a cambiar sus perspectivas de viviendas y hacerlas más grandes. Además hay otra cuestión que también se aprecia más ahora que es a calidad de los materiales y de la casa, las buenas condiciones térmicas y acústicas, y la eficiencia energética. Y le digo más, ésta es una preocupación que demuestran más los jóvenes”.

-¿Es más económico comprar que alquilar una vivienda? Los españoles siempre hemos sido de comprar, frente a los anglosajones que no tienen ese sentido de la propiedad.
“Si, a las familias españolas les es más rentable pagar una hipoteca que un alquiler. Es un 30% más económico pagar una hipoteca que un alquiler. Para un español un alquiler es transitorio. Pero es que la pandemia ha reforzado ese sentimiento de propiedad en todas las franjas de edad. La gente ha percibido el hogar como un refugio durante el confinamiento. El núcleo familiar en España es muy importante y el vivir entorno a los padres, los abuelos o la familia ahora cobra más fuerza. Antes se prefería que la vivienda estuviera cerca del trabajo, pero ahora se busca a la familia”.

-¿Incluso para los jóvenes?
“Pues sí, fíjese que en los estudios que hemos hecho me ha sorprendido que el plan de vida de un joven es casarse, tener hijos y comprar su casa cerca de donde viven sus padres o abuelos. No esperaba sinceramente estos resultados. Y no es un tema de Canarias, que es más pequeña, ocurre en Madrid y en las grandes ciudades”.

-¿Y a qué cree que se debe?
“Pues no lo sé, pero el hecho de que haya poca oferta ajustada a los jóvenes hace que sigan afianzando esa idea de propiedad. Creo que tendremos que esperar una o dos generaciones más para ver un verdadero cambio. Y obviamente que el sector público y privado apuesten más por el alquiler”.

-¿Qué es lo que diferencia a Century 21 de otras empresas inmobiliarias?
“Algo que es fundamental para nosotros es nuestra proyección internacional. Tenemos presencia en más de 88 países y más de 140.000 agentes inmobiliarios, algo que beneficia al cliente sin lugar a dudas. La posibilidad de negocio internacional juega un papel muy importante en Canarias. Pero yo destacaría más la parte de las buenas prácticas y de la innovación en el trabajo, es decir, cómo podemos evolucionar. Por otro lado, en España tenemos un sector inmobiliario muy atomizado que no está regulado ni hay ninguna protección al consumidor. Está dominado por el intrusismo porque, al final, cualquiera puede ayudarte a comprar o vender tu casa y subir las fotos a los portales inmobiliarios. En España es cierto que esto es preocupante, pero si vamos a Francia, Portugal o Bélgica, el sector está bien regulado. En este sentido, empresas como Century 21 son una garantía para el consumidor que si algo va mal tiene la marca para reclamar. La experiencia de nuestros asesores inmobiliarios también es importante porque el factor humano juega un papel importante. Es cierto que invertimos en nuevas tecnologías, pero para proporcionar a los agentes las herramientas para tener una relación más próxima y transparente con el cliente. Piense que el 70% de las transacciones residenciales son consecuencia de cambios de nuestra estructura familiar: nos casamos, el divorcio, la emancipación de los hijos o su nacimiento. Son decisiones emocionales y por eso la proximidad humana es importante y es aquí donde nosotros destacamos”.

TE RECOMENDAMOS