internacional

Sorpresas, críticas e indignación por la herencia del duque de Edimburgo

El marido de la reina Isabel II también habría dejado parte de su fortuna a sus tres ayudantes más fieles en palacio.
Muere Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, a los 99 años. | EUROPA PRESS

Fue el pasado 9 de abril cuando Felipe de Edimburgo fallecía a los 99 años. Tras su deceso, una de las cuestiones más comentadas en los medios de comunicación ha sido su herencia, esa fortuna que amasó a la sombra de la reina Isabel II (95 años). Se calcula que serían 35 millones de euros. Según lo estipulado, tamaña cantidad está destinada, en primer lugar y gran parte, para la monarca, pero no sería la única que se beneficiaría de ese montante. Más allá de la Reina, hay tres personas con las que el duque quiso ser generoso, tres fieles ayudantes en palacio. Sus personas de confianza, las que han estado a su lado día y noche. 

Según la información que maneja Daily Mail, a través de una fuente de palacio, esas personas son su secretario privado, Archie Miller-Bakewell, y sus ayudas de cámara, William Henderson y Stephen Niedojadlo. “A diferencia de otros miembros de la realeza, el príncipe Felipe fue generoso con los tres hombres que lo cuidaron hasta el final”, ha asegurado esa fuente al tabloide. Esas tres personas formaban parte de las seis que cerraban el cortejo fúnebre tras su muerte. Sin embargo, el escándalo y la indignación no estaban ahí, sino en lo concerniente a sus nietos

En concreto, Harry de Inglaterra (36). No lo desheredó; seguía estando en su testamento, incluso después de la demoledora entrevista que él y su esposa, Meghan Markle (39), concedieron a Oprah Winfrey (67). Esto ha sorprendido a la par que molestado en Reino Unido. No se entiende, con todo el desdoro que se le causó a la imagen de la Corona. Se asegura que el duque, pese a todo, nunca hubiera sacado de sus últimas voluntades a su nieto Harry, como se hubiera esperado.

No todo el mundo estuvo de acuerdo con su decisión. “El duque de Edimburgo no era la clase de hombre que castiga a un nieto por portarse mal. Era un hombre muy justo, imparcial y encantador. Nunca le guardó rencor”, ha sostenido esa fuente cercana a palacio. Se explica que, en lo tocante a los hijos del duque, podrán “coger lo que quieran” de su colección de 13.000 libros de su biblioteca en el Palacio de Buckingham. 

Puedes seguir leyendo esta noticia en El Español.

TE RECOMENDAMOS