sanidad

Bodas de oro del Hospital Universitario de Canarias en Tenerife

El 17 de julio de 1971 recibía a sus primeros pacientes tras cerrar el Hospital Civil; el presidente Galván Bello y el rector Antonio González apostaron por el General y Clínico y la Facultad de Medicina
Una imagen del Hospital Universitario de Canarias (HUC). DA
Una imagen del Hospital Universitario de Canarias (HUC). DA

El Hospital Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, cumple hoy 50 años. Fue el 17 de julio de 1971 cuando el recién construido Hospital General y Clínico de Tenerife recibía a sus primeros pacientes derivados del cierre del vetusto Hospital Civil de Nuestra Señora de los Desamparados de Santa Cruz, dependiente del Cabildo. Fue el fruto del ímpetu de dos figuras tinerfeñas como José Miguel Galván Bello, presidente del Cabildo insular, que presentó en el Pleno de la institución de marzo de 1965 la necesidad de construcción de un nuevo hospital, y Antonio González, rector de la Universidad de La Laguna, que apostó e hizo posible la creación de la primera Facultad de Medicina en Canarias, que comenzó a impartir clases en el curso 1968-1969. La colaboración institucional hizo posible un convenio por el que se desarrollaba en el mismo una actividad asistencial y docente. Por tanto, ambos centros han tenido una historia casi paralela y muy imbricada entre sí. Prueba de ello es que si se compara la lista de decanos de la facultad y de directores médicos del centro, hay muchas coincidencias.

Precisamente, ninguno de los dos artífices mantenía el cargo cuando se inauguró el centro, ya que el presidente del Cabildo era Andrés Miranda, y el rector de la ULL, Jesús Hernández Perera. Fue también en 1971 cuando se firmó un concierto entre el Cabildo insular y el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), que significó su apertura sanitaria a toda la población de la Isla, junto a La Residencia de La Candelaria, centro fundado en el año 1966 por el INSS.

Para su puesta en marcha, además de los profesionales del Hospital Nuestra Señora de los Desamparados, que contaba con una plantilla de 29 médicos, siete practicantes y una matrona, así como del antiguo Hospital Nuestra Señora de los Dolores, se contrataron a jóvenes médicos propuestos por la Facultad de Medicina, además de una convocatoria de enfermeras. 17 de estas profesionales comenzaron su andadura en este centro. Mientras, los profesores universitarios y aspirantes a lograr una cátedra llegaron de la mano de Miguel Guirao, primer Decano Comisario, que dejó la Universidad de Granada para poner en marcha la Facultad. Eran designados como Jefes de Departamento, mientras profesionales de la experiencia de Victoriano Ríos, José García Santos, Diego de Armas, Rafael García Montelongo o Celestino González de Chávez, entre otros, que subieron del Hospital Civil, quedaron “algo relegados”, pero, salvo algún roce, apenas hubo conflictos por la ilusión y el empeño en su puesta en marcha e impulso, según testigos de ese periodo.

Tras cinco décadas, el Hospital General y Clínico ha evolucionado adaptándose a la demanda social y situándose a la cabeza de los centros de su categoría mediante la incorporación de nuevos servicios asistenciales, tecnología puntera y novedosas técnicas gracias al ingente trabajo de sus profesionales y gestores. En 1983 pasó a su actual denominación de Hospital Universitario de Canarias (HUC) y, tras varias vicisitudes, el 1 de enero de 2009 se integró en el Servicio Canario de la Salud mediante un acuerdo adoptado por el Gobierno regional y el Cabildo insular, instituciones que formaban el Consorcio Sanitario de Tenerife desde 2002. Una integración fallida en muchos aspectos y que ha generado un inmerecido declive y una injustificada merma presupuestaria.

Proyecto del futuro edificio que albergará las áreas de atención a la mujer y la población infanto-juvenil. | DA

El futuro edificio Materno Infantil sentará las bases de su resurgimiento

La primera edificación se alzó sobre una superficie de 25.000 m2 (de ellos, 4.147 de edificación), 486 camas y un presupuesto total que ascendió a 248.034.756 millones de pesetas. Actualmente, su superficie es de 34.000 m2, de ellos 105.000 construidos, y cuenta con 733 camas. A finales de 2020, el Ayuntamiento de Laguna defendió la construcción de un nuevo Hospital. Tras varias reuniones el Gobierno de Canarias sentó las bases del futuro proyecto con una partida en los presupuestos de 2021 para la redacción del plan director de la ejecución.

La renovación de las infraestructuras antiguas pasa por la construcción de un edificio que albergará el área Materno Infantil y que permitirá seguidamente afrontar la reforma del edificio de hospitalización y solventar sus problemas y carencias. Será una edificación de cinco plantas, dos al nivel del suelo y tres bajo rasante, de unos 23.000 m2,, con un presupuesto estimado de 42,5 millones de euros. Entre sus servicios, contará con hospital de día, hospitalización de pediatría, área de neonatos, UVI de pediatría o salud mental.

TE RECOMENDAMOS