tribunales

La Justicia desconcierta al dividirse con el toque de queda

Mientras se niega la limitación nocturna de la movilidad en los TSJ de Canarias y Extremadura, se avala en Valencia, Cantabria y Cataluña; Navarra la pide el lunes
La sentencia del TSJC no deja a lugar a dudas./DA

Cuando se optó por el Estado de las Autonomías en España, el modelo fue definido coloquialmente como “café para todos”. Fue un ministro, Manuel Clavero, quien dejó esa expresión para la posteridad al referirse que se descentralizaría el Estado para todo el territorio nacional, y no solo para las comunidades que, como Cataluña y el País Vasco, pero también Galicia, Andalucía y hasta Canarias, reclamaban un reconocimiento para sus singularidades históricas. Ese café para todos se vuelve a mostrar con la descentralización judicial, que en estos días desconcierta a no pocos ciudadanos a la hora de decidir sobre las medidas de restricción nocturnas de la movilidad (el popular toque de queda), que varios gobiernos autonómicos pretenden aplicar para frenar en lo posible la espectacular progresión que está teniendo la llamada quinta ola de la pandemia, motivada por la capacidad de transmisión de la variante Delta del coronavirus, antes conocida como la cepa india.

Como es sabido, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias denegó el toque de queda ( de 00.30 a 6.00 horas) solicitado por el Ejecutivo isleño, al igual que ayer ocurrió en Extremadura. Sin embargo, tal medida sí ha encontrado el respaldo judicial en comunidades como Valencia, Cantabria y Cataluña, a la espera de que el lunes presente tal solicitud la comunidad navarra.

A pesar de que toda España está de nuevo en riesgo extremo por la pandemia, salvo Castilla La Mancha, Ceuta y Melilla, no todos los gobiernos autonómicos están a favor el toque de queda, cuyo debate jurídico se limita a las distintas consideraciones de los respectivos tribunales sobre el conflicto entre los derechos a preservar. En unos casos se entiende que se prueba un riesgo suficiente desde la perspectiva sanitaria, y en otros no, como pasa con el Alto Tribunal isleño.

Sea como fuere, la pandemia no entiende de tales disquisiciones y Canarias ha vuelto a batir récord de contagios al registrar 730 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia, que eleva el total de casos acumulados en las Islas a 68.215, mientras que los fallecidos alcanzan los 799, tras sumar un fallecimiento en Tenerife, según datos de la Consejería de Sanidad del Gobierno canario.

Y, mientras se dilucida el asunto en los juzgados, no queda otra que la mano dura, y desde el Gobierno en Canarias se ha pedido a todas las administraciones “mantener e intensificar la vigilancia” como una de las medidas “fundamentales” para frenar los contagios de COVID-19.

TE RECOMENDAMOS