sociedad

Una candela abrasadora obliga a encender el aviso rojo en Canarias

El Gobierno autonómico activa la máxima precaución por el calor en Tenerife y Gran Canaria hasta el miércoles, mientras que Fuerteventura, La Palma, Lanzarote y la capital de La Gomera están en naranja

En el tradicional día de peregrinación a la villa mariana de Candelaria para honrar a la Patrona, una jornada reducida al simbolismo por culpa de la pandemia de coronavirus, Tenerife y Gran Canaria están en aviso rojo -hasta el miércoles en gran parte de sus municipios- debido al riesgo que para la salud acarrean las altas temperaturas; con Fuerteventura, La Palma, Lanzarote y San Sebastián de La Gomera, en naranja. En la víspera de la festividad de la Asunción, la candela solemniza el tiempo.

La gente apenas se abraza por respeto a los protocolos sanitarios ante la COVID-19. En cambio, España se abrasa al calor del solajero. Aparte de la fiebre vírica, los termómetros marcarán este sábado 34 y 37 grados de forma generalizada en Canarias, hasta 39ºC al menos en el interior y mínimas no inferiores a los 24 en determinados sitios. La calima se concentrará especialmente en medianías y zonas elevadas de las islas de mayor relieve.

Conforme al Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas en la Salud y en función de las predicciones, la Consejería de Sanidad incluye a La Palma en el tablón de riesgo de superación de las llamadas temperaturas umbral (32 grados de máxima y 24 de mínima). La mayoría de las localidades de Fuerteventura, La Palma y Lanzarote se encontrarán en naranja entre el domingo y el miércoles. A través de la Fecam, la Dirección General de Salud Pública remite a los ayuntamientos afectados “un recordatorio de las medidas que deben adoptar para proteger la salud de los miembros más frágiles de su comunidad”. Las autoridades no se cansan de recordar el catálogo de sugerencias para aguantar el tipo en estas fechas: beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, evitar las bebidas alcohólicas y las muy azucaradas; no exponerse al sol y colocarse en las estancias más frescas de las viviendas; restringir las actividades físicas, procurar consumir comidas ligeras, vestir ropa ligera y de color claro, usar gorras, gafas de sol, calzado fresco; cautela con los medicamentos, conservar la cadena de frío de los alimentos…

Varios cabildos han reforzado los niveles de precaución en previsión de incendios forestales. El de Tenerife ha suspendido las actividades en las áreas sensible y prohíbe transitar por los montes mientras no se levante la declaración. El presidente de la corporación gomera, Casimiro Curbelo, ruega a las personas que hayan decidido pasar las vacaciones en esta isla que prioricen la costa. El de El Hierro ha optado por cerrar al tráfico las vías y pistas de acceso al monte en El Pinar y Valverde.

TE RECOMENDAMOS