avisos políticos

Una oposición presunta

Pedro Sánchez descalifica constantemente la oposición que le hace el presidente popular, pero, por el contrario, debería estarle muy agradecido: gracias a su torpeza y si Isabel Díaz Ayuso no lo remedia, va a volver a ganar las siguientes elecciones generales y a disputarle a Felipe Gonzáles el récord de permanencia en el poder. Porque Pablo Casado practica una oposición torpe, sin convicción y, sobre todo, sin un proyecto alternativo de país creíble y suficientemente elaborado. Se limita a actuar a la contra, a remolque de lo que hace el presidente del Gobierno, a anunciar derogaciones de leyes socialistas para cuando gobierne sin especificar el contenido de las leyes alternativas que propone, y a centrase en cada momento en monotemas como el de los indultos a los políticos catalanes o la dictadura cubana, en la errónea creencia de que son una fuente inagotable de votos. Y todo eso mezclado con disparates políticos como la absurda presentación de Tony Cantó -un personaje del que debería huir cualquier partido serio- como candidato a la Asamblea de Madrid sabiendo que se había empadronado fuera de plazo, por lo que los tribunales lo apearon de la lista; y después, no contento con ello, se lo impone a la presidenta madrileña como titular de una llamada Oficina del Español, vacía de contenido y ayuna de funciones más allá de la vaga misión de convertir a Madrid en la capital europea de la lengua española.

Por si no fueran suficientes tantos despropósitos, Casado está siendo incapaz de gestionar inteligentemente las relaciones de su partido con Vox, y cada vez se muestra más acomplejado por las acusaciones de franquismo que profiere una izquierda enloquecida por su triunfo en la guerra civil 80 años más tarde. El penúltimo episodio ha sido el hacer posible con la abstención popular en la Asamblea de Ceuta la declaración de persona non grata en contra de Santiago Abascal, aunque el presidente ceutí ha aducido una poco creíble ruptura de la disciplina de partido. En un Estado de Derecho ningún miembro de un partido que actúe dentro de la legalidad y sea reconocido por ella debe ser calificado así; y menos por una institución de representación democrática. Y ese principio es aplicable incluso a formaciones como Bildu, sucesora de los etarras.

Sánchez se dispone a repartir los fondos europeos a los que se porten bien. Y, en contra de las previsiones de Casado, los empresarios de la CEOE ya le han asegurado que serán buenos y que le parecen muy bien los indultos a los políticos catalanes. Incluso su presidente ha llorado un poco. También la Iglesia ha dejado solo en ese tema al líder de la oposición, y no solo los obispos catalanes, sino hasta la propia Conferencia Episcopal española. En cuanto a la dictadura cubana, la mayoría de los Estados con los que España mantiene relaciones diplomáticas y comerciales son dictaduras; y desde Fraga Iribarne y Fidel Castro, todos los Gobiernos españoles han mantenido relaciones con el régimen cubano, Fidel Castro ha visitado España y el Rey actual y su padre han visitado Cuba, en donde se ha celebrado una Cumbre Iberoamericana. Y una curiosidad olvidada: a la muerte de Franco, Fidel decretó tres días de luto oficial en Cuba.

Sánchez puede estar tranquilo: Casado es solo un torpe y desinformado opositor presunto.

TE RECOMENDAMOS