La Palma

El Cabildo de La Palma se enfrenta al Gobierno y amenaza con litigar por las Calzadas

La institución arremete contra Patrimonio por la paralización de las obras en este trazado de Mazo: “Se han metido en un jardín”

El presidente del Cabildo de La Palma y concejal de Los Llanos de Aridane, Mariano H. Zapata, en declaraciones a El Apurón, ha amenazado al Gobierno canario con litigar “si es necesario” por el parón que sufrieron los trabajos que se estaban acometiendo en las Calzadas de Mazo al, presuntamente, atentar contra el patrimonio. Según el líder insular, la acción emprendida por el Ejecutivo regional se trata de una “intromisión” en la gestión de la Corporación que encabeza.

A preguntas del citado digital, indicó, con respecto a la posibilidad de que reciban una sanción por este motivo, que “podrán hacer lo que consideren y nosotros litigaremos si es necesario, porque entendemos que no hay razonamiento jurídico. Las sanciones tienen que ir en base a cuestiones objetivas y jurídicamente sostenibles”. Y, bajo su punto de vista, en este caso “no se sostiene”.

“Entendemos, además, que un BIC (Bien de Interés Cultural) tiene que sostenerse en un edificio, y si hacen BIC las Calzadas, ¿quién va a hacer el reglamento de uso de las Calzadas? Se han metido en un jardín del que les va a costar salir”, señaló el popular, poniendo en duda las consideraciones de la Dirección General de Patrimonio. Por otra parte, quiso defender que “se trata de un proyecto que ha pasado por todas las exposiciones públicas necesarias y está informado por el Ayuntamiento y por el Cabildo”.

En el mismo medio, concreta que desde el Cabildo “jurídicamente les respondimos el 18 de agosto, indicando que en el Plan General de Mazo no hay catálogo de protección; no hay nada que proteja de momento las Calzadas y nosotros entendíamos que era una obra consensuada, aprobada por una mayoría. El Gobierno no lo considera así y será el responsable de sus actos, pues hay una financiación que dejará de estar para una mejora de las Calzadas”.

CONFLICTO POLÍTICO

Cabe recordar que las voces más críticas en cuanto a las reformas que se proyectaron en las Calzadas han sido el grupo municipal de Coalición Canaria y Mazo Agrupación de Electores (MAE), plataforma que nació a partir de una escisión de CC en la localidad. Este último partido calificaba de “daño irreparable” el virtual impacto de las obras en el valor histórico del trazado; demandaban, incluso, “una mayor atención por parte de los representantes públicos”. Por su parte, los nacionalistas abogaban por la realización de un “estudio participativo” en el que proponer alternativas.