fútbol

El deporte deja de ser importante

Mientras la tierra sigue temblando y escupiendo lava en la Isla Bonita, deportistas y clubes palmeros afrontan a corto plazo un futuro con bastante incertidumbre

Ante un acontecimiento tan trágico como el que está sucediendo en La Palma, sobra decir que el deporte pasa a un segundo o tercer plano. La mente y la cabeza de los palmeros está inmersa en la erupción volcánica que sufren desde el pasado domingo y en sus consecuencias. Sin embargo, hay equipos que este fin de semana deben jugar sus partidos en La Palma.

Es el caso, por ejemplo, del CD Mensajero, que es actualmente el equipo de mayor categoría de la Isla. El club de Santa Cruz de La Palma juega este domingo en el Silvestre Carrillo, tal y como comenta a DIARIO DE AVISOS Guillermo Jiménez, director deportivo de la entidad de la Segunda RFEF. “Estamos entrenando de manera normal. Tenemos programado para el domingo a las 12 el partido contra el Montijo y desde la RFEF no se nos ha comunicado nada. No se nos ha dicho nada de aplazar el partido, por lo que seguiremos entrenando normal mientras esta situación lo permita”, explica.

A pesar de que para ellos la vida transcurre con relativa normalidad, la mente de todos ellos está ocupada con el padecimiento de todos los palmeros que han perdido todo por culpa del volcán. “El panorama es desolador y eso que nosotros lo vemos un poco desde la distancia, ya que en nuestra zona no nos hemos visto afectados. Esto es un infierno. Aunque intentamos hacer vida normal, siempre estamos pendiente de esa gente que está perdiendo el trabajo de toda una vida”, indica.

Debido a esta desgracia, el deporte palmero afronta a partir de ahora un futuro incierto a corto plazo. “Es difícil decir cómo afectará todo esto, pero está claro que la zona oeste está muy afectada. Desde el CD Mensajero, ayudaremos a toda esa gente y a los equipos de esa zona. Ya estamos en contacto con las autoridades pertinentes y saben que nuestros club ofrece todo el apoyo posible”, expresa el dirigente deportivo.

También, ayer la SD Tenisca se puso a disposición de los clubes que se han visto más afectados, como son el Atlético Paso y la UD Los Llanos. El club del Virgen de Las Nieves emitió un comunicado para poner a disposición sus instalaciones en favor del pueblo palmero y de los clubes citados.

Precisamente, el Tenisca jugaba hoy un duelo de la Copa Federación contra el Unión Viera. La Federación Canaria de Fútbol, con el visto bueno de la RFEF, accedió a cambiar el partido, que finalmente se jugará el próximo día 29 a la misma hora que estaba previsto inicialmente.

Támbién fue aplazado ayer el partido que tenía que enfrentar este fin de semana al Atlético Paso y al CD Vera, correspondiente a la cuarta jornada de la Tercera División.

El campo de fútbol de El Paso está siendo utilizado como punto de encuentro para los vecinos que están teniendo que ser desalojados de sus casas por el avance de colada lávica. “No es que queramos aplazar la actividad deportiva de los próximos días, es que ni siquiera lo tenemos en la cabeza ahora mismo. Solo pensamos en ayudar y no en deporte. El campo municipal está siendo utilizado como centro logístico”, explicó ayer en la Cadena Cope el concejal de Deportes del Ayuntamiento de El Paso, Daniel Martín.

Uno de los jugadores del cuadro verdillo, Brian Martín, reconoció a Deporpress que “no tenemos la cabeza para entrenar. El campo lo está utilizando la gente que ha sido desalojada de sus casas y creo que el de Los Llanos también. No sé si entrenaremos o no mañana en otra parte de la Isla, pero el cuerpo no está para eso”.

En este sentido, la Real Federación Española de Fútbol está siendo sensible a la tragedia que acontece en La Palma. Su presidente, Luis Rubiales, mostró todo su apoyo a los canarios afectados por la erupción del volcán y, para ello, trasladó ayer un mensaje al presidente de la Federación de Fútbol Canaria y de la Federación Interinsular de Tenerife, Juan Padrón, poniéndose a disposición “para contribuir con toda la humildad para hacer más llevadero” el escenario en el que se encuentran actualmente los habitantes de la isla de La Palma.

Rubiales recordó que “es en estos momentos cuando el fútbol debe mostrar su cara más amable, apoyando y estando al lado de todos los que se ven obligados a pasar por tan desoladora situación”. “Quiero expresarte todo mi apoyo y solidaridad”, concluyó el presidente de la RFEF.

Impotencia

Uno de los deportistas más ilustres de La Palma es el velocista Samuel García, quien vive conmocionado la erupción de un volcán que permanecía dormido desde 1971 y que desde el domingo asola a su tierra natal. “El deporte pasa a un segundo plano por completo”, relata a DIARIO DE AVISOS.

Reconoce que siente impotencia. “Quieres ayudar y hacer algo, pero la verdad es que poco se puede hacer”, afirma el deportista olímpico, que reside en Santa Cruz de La Palma, que no se ve afectada por la erupción volcánica. “En la parte este de la Isla, que es en donde vivo, se puede hacer vida normal. De hecho, yo estoy entrenando con normalidad. He podido ver en directo el volcán. Da miedo y angustia verlo. Una vez pasas el túnel de la cumbre, la situación es angustiosa”, apunta el atleta.

La situación es más angustiosa para los que viven lejos de la Isla Bonita

Desde la lejanía, los deportistas palmeros viven con mayor incertidumbre la situación que se vive en su Isla o en sus hogares. Es el caso del exjugador de baloncesto Rubén Ibeas. “Todo esto me pilla de viaje, ya que trabajo para Movistar comentando partidos de la NFL. El domingo volé a Madrid y cuando aterricé tenía cientos de mensajes preocupados por lo que estaba pasando. Ahí me entró la angustia por saber si mi mujer y mi hija estaban bien. Por suerte, vivo en Santa Cruz y, aunque se han notado los terremotos, allí la situación está bajo control”, relata a esta redacción quien fuera escolta de la Unión Baloncesto La Palma del 2002 al 2005 y que sigue residiendo en la Isla Bonita.

Desde Granada vive con angustia la situación de su Isla Moana Lilly Kehres, una de las corredoras de montaña más prometedoras del panorama actual. “Ojalá pudiera estar con mis seres queridos y poder dar apoyo moral, porque mucho más no podemos hacer”, manifiesta.

TE PUEDE INTERESAR