Baloncesto

El Lenovo Tenerife se agarra a la victoria ante el Bilbao (89-79)

Sasu Salin, el mejor de los insulares

Primer cuarto

Acertado inicio visitante (0-5) que anotó el 90% de los ataques realizados en los primeros cinco minutos de partido. Goudelok lideraba a los suyos, mientras en el Lenovo Tenerife trataba de hacerse gigante en la pintura Giorgi Shermadini. El georgiano metió seis de los nueve tantos de su equipos (9-17). Solo Salin, con un triple, había ayudado en la anotación.

Con todo, Txus Vidorreta tuvo que parar el duelo cuando, a falta de cuatro minutos, su equipo ya perdía por 9-20. La reacción local llegó gracias a una mejor defensa, con algunos problemas en ataque, pero complicándole mucho las cosas a los vascos cada vez que querían atacar. Gracias a esa defensa, la ventaja del Surne Bilbao al final de la primera manga no fue tan exagerada.

Segundo cuarto

Perdonó Bilbao a inicios del segundo cuarto la posibilidad de ponerse diez puntos por encima en el marcador. Pese a los intentos de Fitipaldo de firmar una actuación como frente a Unicaja, lo cierto es que el tiro exterior aurinegro volvía a no estar bien (2 de 9 cuando quedaban ocho minutos por jugar) y el rebote volvía a ser para el rival (17-28). Curiosamente, serían dos triples, de Wiltjer y Salin, los que espolearan a los locales (23-28), antes de que, una vez más, las segundas oportunidades le pasaran factura al Lenovo Tenerife.

Seis rebotes ofensivos del Bilbao, el último culminado con un triple de Reyes, volvían a otorgar a los de Mumbrú otra renta importante (30-39) antes de que Vidorreta volviera a parar el duelo con un tiempo muerto. Por suerte, Salin siguió tirando y anotando. El finés, era el único jugador de su equipo acertado desde más allá del 6,75 (36-41).

Con todo, pese a que el juego de los locales no era bueno, el Lenovo se fue al descanso perdiendo al descanso por 43-40, una diferencia muy corta para los visitantes visto lo visto en algunas fases del duelo. los aurinegros se agarraban al duelo de la mano de Salin.

Tercer cuarto

Fran Guerra entró en pista cuando se llevaban jugados dos minutos de la tercera manga, pero fue de la mano de Sasu Sali, que llegó a los 19 tantos cuando no se habían jugado aún cuatro minutos tras el descanso, el que puso el 52-51. Casi sin darnos cuenta, el Canarias había logrado ponerse por delante.

La defensa del equipo haría el resto. Solo un 2+1 de Miniotas, que luego lograría anotar de dos, permitiría a los vascos llegar al final de cuarto solo dos tantos por debajo (68-66).

Último cuarto

Un triple de Doornekamp puso, por fin, una buena distancia de por medio para los suyos (77-68). Los vascos pusieron una defensa en zona y confiaron en Goudelok para entrar en los últimos minutos de duelo con opciones de victoria (79-74). La resistencia de Bilbao comenzó a caer cuando Shermadini logró un 2+1 que sirvió, por fin, para levantar al público de sus asientos (84-76).

Pero a Goudelok le quedaba aún una oportunidad. Triple (84-79) y un minuto para que el Lenovo Tenerife no fallara. Salin también anotó de tres (87-79), celebrado con un gesto de rabia de Vidorreta. A falta de 47 segundos, la victoria se quedaría en Los Majuelos, algo que sirve para que los aurinegros logren seguir mejorando mientras van ganando confianza (89-79).

https://twitter.com/CB1939Canarias/status/1441687594258112517