crisis migratoria

La Ruta Canaria se cobra la vida de otro recién nacido

Dramático rescate de 201 personas en el cayuco donde una mujer acababa de dar a luz a gemelos; ya son 549 supervivientes de la ruta canaria en apenas dos días
La presencia de bebés y embarazadas ya es algo habitual en esta ruta de inmigración irregular. Efe

Todos lo saben, pero nadie parece tener intención en poner remedio al enorme y preocupante aumento del tráfico de personas que está teniendo la Ruta Canaria de las pateras en este final de 2021, coincidiendo con la etapa de calmas propias en esta parte del Océano Atlántico durante esta parte del otoño. Y el resultado pasa, sin ir más lejos, por casos como el de ayer, en el que un bebé ha fallecido tras haber nacido horas antes en el cayuco posteriormente auxiliado por las autoridades, a pesar de que, dada la gravedad de la situación descrita, improvisaron un rescate aéreo del que finalmente solo han podido beneficiarse la madre y el hermano gemelo del fallecido, ahora ingresados en el Hospital Juan Negrín de Gran Canaria.

Las propias Naciones Unidas denuncian con alarma lo que está pasando en esta parte del mundo, dado que la mortandad registrada este año por uno de sus organismos, la OIM, cifra en unas 750 las vidas perdidas en aguas cercanas a Canarias desde el 1 de enero, pero la respuesta de la Unión Europea se limita a condenar a estas islas españolas, como hizo ya con otras de Grecia e Italia, a que se conviertan en cárceles para los supervivientes.

Lo que, por cierto, parece alimentar el negocio de las mafias que aseguran combatir, como demuestra el reciente servicio prestado por la Policía Nacional a la hora de desmantelar una de las organizaciones que ahora se dedican a expoliar a los migrantes a cambio de facilitar su salto hacia la Península.

Mientras tanto, el drama crece y crece sin parar. El pasado miércoles llegaron tres embarcaciones irregulares a Gran Canaria (una con 68 personas) y dos más a Lanzarote (con 52 y 67, respectivamente), para un total de 187 refugiados. En la madrugada de ayer se sumaron otras tres barquillas, que acabaron en distintos puntos de la tierra conejera con 47, 26 y 28 personas, respectivamente.

Ya con la luz del día fue localizado en horas de tarde el referido cayuco con 201 personas a bordo, el más numeroso del último decenio. Mientras ello ocurría, 60 supervivientes más tocaban tierra en el puerto de La Restinga (El Pinar, El Hierro), todos en buen estado.

TE RECOMENDAMOS