tenerife

Acufade atiende a 125 personas dependientes con alzheimer y otras demencias

Esta entidad está incluida en el Anillo Insular de Políticas Sociales y cuenta con el apoyo del Cabildo de Tenerife para atender a las necesidades de personas mayores y su entorno cercano
ACUFADE

La Asociación de Cuidadoras/es, Familiares y Amigos/as de Personas con Dependencia, Alzheimer y otras Demencias (Acufade), atiende en Tenerife a un promedio anual de 125 personas que se encuentran en situación de dependencia o bien padecen alzheimer y otras demencias que limitan su autonomía personal. Esta entidad, integrada desde 2014 en el Anillo Insular de Políticas Sociales del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), ofrece una atención multidisciplinar a personas mayores, así como a su entorno más cercano, y extiende su actividad alrededor de toda la isla. 

Una de las labores de Acufade está orientada a la prevención de afecciones como el alzheimer y otras demencias, a través del proyecto Prestando Especial Atención al Alzheimer. Esta iniciativa recibe una financiación de más de 183.000 euros a través del Cabildo y ofrece una atención multidisciplinar mediante profesionales de la psicología, la fisioterapia, el trabajo social, así como de personal técnico en integración social y sociosanitaria, y otros profesionales de apoyo. El objetivo es, desde una atención preventiva, retrasar la sintomatología de la enfermedad y la aparición de las situaciones de dependencia, llevando a cabo para ello una intervención, fundamentalmente, a través de la estimulación cognitiva.

Desde la asociación consideran “imprescindible” el apoyo del Anillo Insular de Políticas Sociales, gracias al que pueden ampliar su ámbito de actuación a toda la isla. Además, “nos permite prestar servicios y acoger a aquellas personas dependientes que lo necesiten, mientras se tramitan sus solicitudes para acceder a prestaciones sociales”.

Para el Cabildo de Tenerife, la labor de Acufade durante la pandemia ha sido fundamental, ya que ha realizado un importante esfuerzo para adaptarse a la nueva situación y continuar con su labor a través de la atención de las personas en sus domicilios. De esta manera, ha podido seguir ofreciendo sus programas orientados hacia la prevención, la estimulación cognitiva, la promoción, el mantenimiento y recuperación, sin olvidar el asesoramiento y orientación a las familias.

TE RECOMENDAMOS