Santa Cruz

El PSOE propone un plan para renovar las aceras más antiguas de Santa Cruz

El edil socialista, Florentino Guzmán Plasencia, lleva al Pleno municipal una moción para que se mejoren los espacios de paso para los peatones que estén más deteriorados

La exalcaldesa Patricia Hernández y Florentino Guzmán Plasencia en un Pleno anterior. / Sergio Méndez

Uno de los principales motivos de reclamación patrimonial al Ayuntamiento de Santa Cruz por parte de sus vecinos son las caídas provocadas por el mal estado del acerado de la ciudad. Losetas rotas, levantadas, agujeros, hundimientos… La casuística es múltiple y, además de los daños personales que se pueden ocasionar, también muestran una mala imagen de la ciudad. Desde el PSOE se han hecho eco de esta situación en muchos barrios de la ciudad y presentarán mañana, en el Pleno, una moción para que el Ayuntamiento elabore un plan para la renovación del acerado.

Según se recoge en la moción que presenta el edil socialista Florentino Guzmán Plasencia, “la falta de planificación en la renovación de los viarios públicos trae consigo contrastes significativos, pudiendo encontrar en una misma calle o avenida tres tipos de aceras distintas. Este contraste es mayor si se comparan zonas de un mismo barrio, en las que hay calles con los pavimentos iniciales y otras cuyas aceras han sido renovadas numerosas veces”.

Con el fin de solucionar esta situación, pero también coordinar estas actuaciones con la renovación del firme o la renovación de las redes de abastecimiento, se propone por parte del PSOE realizar, en primer lugar, un inventario de las calles de la ciudad de Santa Cruz con aceras con antigüedad superior a 30 años, detallando el estado de conservación y mantenimiento en que se encuentran.

También se propone aprobar un plan de renovación de aceras, una vez se disponga del informe anterior, estableciendo los criterios de priorización, los plazos concretos de ejecución y las previsiones presupuestarias de las actuaciones necesarias. Se apunta que, en los casos en los que técnicamente se considere apropiado, la intervención debe abordar la reurbanización completa de la calle o calles afectadas. Para que lo anterior sea posible, se propone dotar presupuestariamente para el año 2022 una cuantía suficiente para la renovación de las aceras más deterioradas.