la palma

Revés en la atención psicológica a la población afectada por el volcán

La recuperación de los contratos finalizados a 15 especialistas y la potenciación de recursos municipales y sanitarios se abordarán en una reunión el próximo lunes
Ansiedad, problemas de sueño, falta de concentración y pensamientos recurrentes negativos son parte de los cuadros de las personas afectadas. FRAN PALLERO

El servicio de psicología para los afectados por el volcán se ha visto interrumpido temporalmente en la Casa Massieu de Los Llanos de Aridane, un asunto en el que trabajan con carácter de urgencia, pese a no tener competencias, las viceconsejerías de Derecho Social y de Igualdad del Gobierno de Canarias. Nuevos contratos y la reunión coordinada con los ayuntamientos de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte, además de con la gerente del Hospital General de La Palma, María Mercedes Coello, y con la consejera de Acción Social del Cabildo palmero, Nieves Hernández, permitirá reconducir la situación, que se ha producido tras la finalización del contrato de los 15 psicólogos a través de un convenio con el Colegio Oficial de Psicología de la provincia tinerfeña, en virtud del cual se daba cobertura asistencial a 300 afectados por el volcán.

El 30 de diciembre se suspendieron las citas programadas para el mes de enero, un hecho que preocupa a la coordinadora del servicio hasta esa fecha, Mariana Monterrey, quien explica que “entendemos que es clave continuar la atención y con los mismos psicólogos, especialmente porque los afectados han conseguido una alianza terapéutica necesaria en estos procesos de duelo justo cuando estaban haciendo avances en su sintomatología”.

Tanto el coordinador de la Oficina de Atención a los Afectados por el Volcán, Sergio Matos, como la viceconsejera de Derechos Sociales, Gemma Martínez, han defendido no solo que el servicio continuará, sino que se ha reforzado la prestación de esta asistencia en el Centro de Atención Especializada (CAE) de Los Llanos de Aridane, dependiente del Servicio Canario de Salud. Además aseguran que este apoyo se mantiene en los tres hoteles donde aún están realojadas familias damnificadas por el volcán, así como a través de los tres ayuntamientos de los municipios afectados.

Aún así, la viceconsejera de Derechos Sociales explicó que “la intención es volver a contar con los psicólogos contratados hasta ahora para mantener el referente de los afectados”, un proceso que puede tardar unos días, en virtud del proceso administrativo y burocrático que requiere.

Una de las vecinas del Valle, madre de dos hijos, cuya casa quedó sepultada bajo la lava del volcán, se lamentó de la situación, y dijo que “estos días sin el servicio son difíciles y el miedo es no tener a nuestra psicóloga, que en nuestro caso es una referente. No me veo capaz de empezar de cero con otro psicólogo y hacer de nuevo todo el recorrido que ya hemos hecho”. Este argumentario no es arbitrario. Aseguran los expertos que “un cambio brusco en la terapia, como la interrupción o el cambio de profesional, puede provocar un distanciamiento y afectar los avances logrados en la reducción de la sintomatología”. Desde el Colegio de Psicólogos de la provincia tinerfeña explican que en el caso de los damnificados son persistentes “la tristeza profunda, el dolor y los pensamientos constantes acerca de la pérdida de su hogar, recuerdos y entorno, falta de concentración y problemas de sueño de forma persistente”.

Asimismo, la erupción volcánica y la crisis social y emocional que generó ha disparado los casos de violencia machista en La Palma. En ese contexto, se destinaron 500.000 euros del Ministerio de Igualdad a reforzar las contrataciones de psicólogos y terapeutas. Pero, una vez en el terreno, las demandas de atención psicológica por otras problemáticas relacionadas con el volcán y por las pérdidas materiales y el desarraigo ante la desaparición de barrios completos llevó al Gobierno canario a generar los contratos para incorporar más profesionales al servicio.

Desde el Gobierno regional se señala la existencia de equipos de intervención en los tres hoteles donde siguen realojados afectados por el volcán, a lo que se suman los recursos de la Consejería de Acción Social del Cabildo, y los psicólogos que se han incorporado a los ayuntamientos de Tazacorte, Los Llanos de Aridane y El Paso. Desde las primeras semanas de la tragedia, y ante la pérdida de barrios completos, la alcaldesa de Los Llanos, Noelia García, señaló la necesidad de acometer “una reconstrucción no solo material, sino vital, porque si tenemos a la población destrozada, de nada servirá la reconstrucción”.

TE RECOMENDAMOS