sociedad

Abusos sexuales en la Iglesia: recibidas 506 denuncias en dos años

La Comisión Permanente de los obispos españoles ha abordado los abusos sexuales en la Iglesia
Abusos sexuales en la Iglesia
Se han realizado 506 denuncias por abusos sexuales en la Iglesia en los últimos dos años. / DA

En los dos primeros años desde que se pusieron en marcha las oficinas para la prevención de abusos a menores se han recibido 506 denuncias sobre abusos sexuales en la Iglesia.

Así lo ha indicado el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, este viernes, en la rueda de prensa posterior a la Comisión Permanente de los obispos españoles dedicada a hablar sobre los abusos sexuales en la Iglesia.

En concreto, Argüello ha precisado que de los 506 casos, en 103 de ellos el acusado ya ha fallecido, aunque ha asegurado que los casos se investigan aunque el presunto agresor haya fallecido o aunque el caso haya prescrito.

Precisamente, el portavoz de los obispos ha desgranado que la mayoría de las denuncias, un total de 300, obedecen a asuntos ocurridos hace más de 30 años.

Todas estas denuncias se han recibido a través de las 202 oficinas abiertas, 60 en las diócesis y el resto en las congregaciones religiosas. Se refieren a sacerdotes, curas diocesanos y religiosos.

“Queremos apartar a personas que son indignas, que no haya lobos que se disfracen de corderos y que no se pueda dedcir que la Iglesia es un lugar inseguro para los niños”, ha subrayado Argüello.

La Fiscalía tinerfeña reporta dos denuncias de abusos sexuales en la Iglesia a menores

La Fiscalía Superior de Canarias es una de las siete que ha cumplido con el plazo fijado desde la Fiscalía General del Estado para informar acerca de las denuncias y querellas en curso sobre abusos sexuales en la Iglesia a menores, y que vencía ayer, dado que, en su oficio del pasado 31 de enero, el Ministerio Público daba un plazo de diez días a los 17 fiscales superiores autonómicos para el envío de toda la documentación relativa a procedimientos “incoados tanto en sede judicial como fiscal”.

Sin embargo, todo apunta a que habrá flexibilidad, ya que no todos los fiscales superiores han podido entregar sus documentos y la propia fiscal general, Dolores Delgado, admitió la semana pasada que no se sabe cuándo se podrá disponer de la información. Hasta la fecha, han cumplido con el trámite los fiscales autonómicos de Canarias, Castilla-La Mancha, Alicante, Extremadura, Asturias, Baleares y Galicia, informa Efe.

Galicia es con siete, hasta hoy, la comunidad que más asuntos penales tramita en los juzgados de instrucción sobre delitos sexuales a menores en el seno de congregaciones, colegios o cualquier otra institución religiosa. Le siguen Baleares, donde se ha informado de que hay cinco investigaciones en marcha en esta comunidad, los mismos que notificó el fiscal superior de Castilla-La Mancha, Emilio Fernández.

El fiscal superior de Canarias, Luis del Río, remitió su informe con dos casos abiertos en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y ningún caso en Las Palmas. Mención aparte es Navarra, donde la semana pasada la Universidad Pública publicó un informe encargado por el Gobierno que ha identificado a 31 supuestos abusadores y 52 víctimas que son “la punta del iceberg”.

Benedicto XVI pide perdón por los abusos sexuales en la Iglesia

El papa emérito Benedicto XVI pidió este martes perdón y expresó su dolor por los abusos y errores ocurridos durante sus mandatos en los distintos cargos que ha tenido. El papa emérito ha realizado esta declaración en una carta publicada tras la divulgación de un informe sobre los abusos sexuales a menores en Alemania, en el que se afirmaba que estuvo al corriente de cuatro casos de curas pederastas cuando era arzobispo de Múnich.

“Una vez más sólo puedo expresar a todas las víctimas de abusos sexuales mi profunda vergüenza, mi gran dolor y mi sincera petición de perdón. He tenido una gran responsabilidad en la Iglesia Católica”, subraya Benedicto XVI.

Joseph Ratzinger, de 94 años, añade en la misiva que “tanto más grande es mi dolor por los abusos y errores que han ocurrido durante el tiempo de mi mandato en los respectivos lugares” y asegura que es necesario, por parte del clero, “el momento de la confesión”. 

“En todos mis encuentros, especialmente durante mis numerosos viajes apostólicos con víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, he mirado a los ojos las consecuencias de una culpa muy grande y he aprendido a comprender que nosotros mismos nos vemos arrastrados a esta gran culpa cuando la descuidamos o cuando no lo afrontamos con la necesaria decisión y responsabilidad, como ha ocurrido y ocurre con demasiada frecuencia”, admite.

A pesar de su petición de perdón, Benedicto XVI niega en un documento publicado también hoy por sus colaboradores cualquier acusación y conocimiento de los hechos que se narran en el informe divulgado en Alemania.

En su carta, Ratzinger empieza defendiendo el “gigantesco” trabajo en la redacción del documento de respuesta a la investigación que entregó en su momento a los investigadores y explica que “se produjo un descuido” sobre su participación en el Ordinariato (reunión de obispado de Munich y Freising) del 15 de enero de 1980.

En aquella reunión, según la investigación, se trató el traslado de un sacerdote acusado de abusos a menores, Peter H., quien después volvió a cometer abusos en la archidiócesis de Múnich, lo que motivó que fuera trasladado de nuevo.

TE RECOMENDAMOS