política

El cuatripartito exhibe unidad tras atravesar las arenas movedizas

Los portavoces se afanan en distanciar la gestión del Ejecutivo autonómico de la controversia en torno al Sáhara Occidental: se han vertido palabras de grueso calibre, aunque sin llegar a cuestionar a Torres
cuatripartito-unidad
Intervención del presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres. Sergio Méndez

La segunda y penúltima jornada del debate anual de política general en el Parlamento de Canarias transcurrió ayer dentro de los cauces de una normalidad alterada por la controversia en torno a cómo se ha producido el deshielo de España con Marruecos, por sus implicaciones en el contencioso del Sáhara Occidental. Semejante discrepancia entre los socios no es una causa de ruptura. De hecho, la estrategia de comunicación de los aliados del PSOE ha consistido en minimizar las consecuencias del encontronazo y proteger a Ángel Víctor Torres para apuntalar la coalición.

Casimiro Curbelo (ASG) pasó de puntillas por las arenas movedizas: “Lo importante son los canarios”. Gestualmente indignado, Luis Campos (NC) arremetió sin piedad: “Pedro Sánchez no nos representa con este giro radical y unilateral para apoyar, después de 46 años de neutralidad, la propuesta de Marruecos, de autonomía para el Sáhara”. Manuel Marrero, de Sí Podemos Canarias, no se quedó atrás: “Es una indecencia histórica respecto al pueblo saharaui, al que el presidente del Gobierno del Estado español parece haber dejado a su suerte, pretendiendo terminar así la entrega del territorio del Sáhara Occidental a Marruecos, rechazando así el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, y poniéndose de rodillas ante los chantajes de la monarquía alauí, que unas veces amenaza con droga, terrorismo o inmigración y otras declara su afán expansionista sobre el archipiélago canario, según parece, de forma inaudita”.

Antes, Nayra Alemán dirigió el foco hacia los beneficios para Canarias del entendimiento con el país vecino: “Un efecto inmediato será que muera menos gente en el océano para llegar a Europa. Nadie tiene que dar lecciones de derechos humanos al Partido Socialista”. Precisamente, sobre la “relevante” y “trascendente” carta que Sánchez envió a Mohamed VI, Torres emplazó al presidente a ofrecer explicaciones en Canarias.

El líder regional del PSOE y jefe del Ejecutivo regional se reafirmó en que las buenas relaciones con Marruecos son importantes para la comunidad autónoma y en que “ninguna propuesta” saldrá adelante sin acuerdo entre las partes. No metieron más leña en el fuego. La cosa quedó en una hoguera para calentarse, sin malos humos.

Al igual que en la víspera, se habló mucho de la crisis económica, originada por la pandemia de coronavirus y agravada, cuando asomaban brotes verdes, por la guerra en Ucrania. Y algo también de las derivadas de la erupción volcánica en La Palma. “Este Gobierno ha estado a la altura con el mayor escudo social de nuestra historia y una recuperación convertida en oportunidad para hacer de estas islas un territorio sostenible y justo”, manifestó Alemán.

“Hemos sabido responder como sociedad, como un solo pueblo, con el extraordinario esfuerzo de los profesionales del Servicio Canario de la Salud y el acierto de la aplicación generalizada de las vacunas”, dijo Campos acerca de la COVID-19. “Hemos demostrado que hay esperanza y capacidad para superar todos estos desafíos con la fuerza de la unidad”, apostilló.

Marrero se centró en el área de Noemí Santana: “Derechos Sociales ha trabajado a destajo para lograr que jamás como ahora haya habido en Canarias tanta gente bajo el paraguas social”. Curbelo achacó el déficit de entendimiento entre los partidos a que estos “se estresan en exceso”.
Torres agradeció las reflexiones “rigurosas”.

TE RECOMENDAMOS