san miguel de abona

El primer autocine de Canarias ya se estrenó en San Miguel de Abona

Tiene capacidad para 300 vehículos y el primer film en proyectarse fue ‘The Batman’, en una pantalla de 200 metros cuadrados
‘The Batman’, el estreno del primer autocine en las Islas. DA

Desde hace una semana, San Miguel de Abona acoge el primer autocine de Canarias de manera estable, una idea del grupo Marerik World que lleva Andranik Tadevisyan, un armenio que lleva 10 años en la Isla y 24 en España.

AutoCinema Tenerife se inauguró el pasado jueves, mientras el viernes ya acogió el estreno al público con la proyección de la película The Batman, que hoy se despide para dar paso a Uncharted, tanto en versión original como doblada. Cada viernes hay un estreno. El día 18, por ejemplo, se estrenará Los tipos malos.

Esta iniciativa de ocio en el sur de la Isla está situada en una parcela de 16.000 metros cuadrados, en las instalaciones de Amarilla Golf, en la parte baja de Las Chafiras, y cuenta con una pantalla de 200 metros cuadrados, con 12 metros de alta, “después de lograr los permisos de Aena, al estar en la servidumbre aeronáutica”, nos explica Tadevisyan.

Asimismo, recuerda que “nos ha costado mucho tiempo sacar adelante este proyecto, pero estamos muy agradecidos al Ayuntamiento de San Miguel de Abona, el único que nos ha abierto de par en par las puertas y ha apostado por este proyecto”. Tadevisyan reconoce que “siempre buscamos un lugar entre el Norte y el Sur, y Las Chafiras es ideal, porque nos garantiza un buen clima para el cine al aire libre y está bien comunicado con la zona turística, y ahora más con las obras terminadas en el enlace con la autopista”, señala el promotor.

Andranik Tadevisyan indica que “desde que estoy en la Isla he pensado que había mucho que hacer en ocio y entretenimiento, y durante la pandemia se me ocurrió que un autocinema podía ser un buen reclamo para salir, después de mucho tiempo, de casa”.

El AutoCinema Tenerife abre sus puertas todos los días a partir de la caída del sol, ahora sobre las siete de la tarde -se cambiará a final de mes, con el cambio de horario- y sus instalaciones pueden albergar 300 vehículos, con dos zonas para aquellos que deseen ver la película fuera del coche, en la parte delantera con hamacas y en la trasera, donde hay una amplia terraza con restaurante de comida rápida y las imprescindibles palomitas.

Veintidós personas se dedican a que todos los clientes salgan satisfechos de la velada. Los precios son 6.50 euros por persona, un euro menos por niño y 2.50 por el vehículo, reducido a 4.50 euros los miércoles, el día del espectador. “Hasta ahora -comenta el promotor del autocinema-, la respuesta del público ha sido muy buena y esperamos que no solo sea la novedad y que este proyecto se pueda mantener largo tiempo”, señaló ilusionado.

TE RECOMENDAMOS