sociedad

Los colectivos feministas volverán a tomar las calles de Tenerife el 8 de marzo

Reivindicarán los derechos de las mujeres, derribando fronteras, con especial énfasis en las migrantes y víctimas de las guerras
Foto: Marta Torres

La Plataforma Feminista 8M Tenerife volverá a salir a las calles de Santa Cruz el próximo martes 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, con una manifestación que partirá, a las 19.00 horas, de la Plaza Weyler, bajo el lema Feminismos canarios sin fronteras. Mujeres libres y diversas. Derechos para todas. Con este, quieren reivindicar “unos feminismos inclusivos y diversos, que luchen por los derechos de todas las mujeres, derribando fronteras físicas y simbólicas”.

En concreto, centran sus reivindicaciones en la situación de las migrantes, que, recuerdan, son las que sufren una mayor violencia en su trayectoria para llegar a nuestra tierra y de todas aquellas mujeres que, dentro y fuera de Canarias, están viendo vulnerados sus derechos, con especial recuerdo para las víctimas de las guerras de Ucrania o el Sáhara.

En el Norte, el colectivo Jaira Feministas convoca para el lunes 7, en el Puerto de la Cruz, la cacharrada Rebumbio feminista por una vida digna, que partirá, a las 18.00 horas, desde el Monumento a la Pescadora. Y en el Sur, la Plataforma 8M Sur convocará el martes 8 una concentración en la plaza del Centro Cultural de Los Cristianos, Arona, de 10.00 a 14.00 horas, y otra en la Plaza Tierra Lavada de Los Olivos, en Adeje, de 17.00 a 20.30. Durante la presentación de los actos, representantes de la Plataforma 8M Tenerife alertaron “de la reacción de sectores ultraconservadores que se oponen al avance feminista, y que da lugar a una importante involución ideológica”. Denuncian “la crueldad, injusticia y sufrimiento que implican las guerras, en especial para las mujeres, convertidas en territorio de batalla y de conquista”.

El lema de este 8-M hace “una llamada de atención sobre la situación de las mujeres migrantes, cuyos derechos se ven vulnerados”. En este sentido, declaran “la vulneración continua de derechos que supone la aplicación de la Ley de Extranjería, y la vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres en situación irregular, a las que se niegan los derechos básicos”.

Asimismo, denuncian “la LGBTIQ+ fobia que se sigue produciendo a nivel social, institucional y laboral”. En materia de derechos sexuales y reproductivos, reivindican “el desarrollo de una educación afectiva y sexual integral y comunitaria”. Además, delatan “las numerosas barreras para abortar”.

TE RECOMENDAMOS