guerra en ucrania

Encuentran más de 200 cadáveres en las calles de Bucha, a las afueras de Kiev

Las tropas rusas se han replegado para intensificar los ataques en otras regiones, como Donetsk, según las Fuerzas Armadas del país
cadaveres-bucha
Un hombre paseando con su bicicleta entre los restos de coches en la ciudad de Bucha, Kiev, Ucrania. Oleksandr Ratushniak Reuters

Las Fuerzas Armadas de Ucrania han acusado este viernes a Rusia de haber minado edificios e infraestructuras civiles, así como otros espacios de Bucha, en la región de Kiev, antes de ser expulsados por las tropas ucranianas. El alcalde la ciudad ha explicado a AFP que al menos 280 cuerpos de civiles han tenido que ser enterrados en fosas comunes.

Asimismo, un reportero de la agencia ha confirmado que se ha encontrado con cadáveres en las calles, entre ellos el de una persona con las manos atadas.

“Al salir de la ciudad de Bucha, las fuerzas de ocupación rusas minaron edificios civiles, infraestructura y otras áreas”, han comunicado las Fuerzas Armadas en un último parte, en el que han alertado de que las tropas rusas se han replegado para intensificar los ataques en otras regiones, como Donetsk.

El Estado Mayor ha contado que en los territorios de Zaporiyia ocupados por las fuerzas rusas continúan las detenciones de ciudadanos “que organizan acciones a favor de Ucrania y preparan sabotajes contra los invasores”.

A su vez, ha hecho saber que las tropas continúan rusas continúan desplegando sistemas de artillería en los barrios residenciales de las afueras para seguir disparando sobre esta ciudad, a la cual, ha dicho, estarían retirando la ayuda humanitaria para otros fines.

Las autoridades ucranianas han señalado que Rusia está intensificando las labores de propaganda en las zonas que controla, ya sea incentivando la enseñanza del ruso a través de “recompensas monetarias” a los docentes, o distribuyendo ayuda humanitaria” a las familias de pocos recursos y bajos ingresos.

Además de Bucha, Ucrania asegura haber recuperado otras poblaciones

El Gobierno ucraniano ha asegurado este sábado que las fuerzas militares del país han recuperado más de una treintena de poblaciones de la región que rodea la capital, Kiev.

El portavoz presidencial Oleksii Arestovich ha informado de estos avances y de que “quedan por delante duras batallas” en el sur y en el este del país, según recoge la televisión pública ucraniana.

“No nos hagamos ilusiones. Sigue habiendo intensos combates en el sur, por Mariúpol, por el este de Ucrania”, ha explicado el portavoz. Además, Arestovich ha destacado que las tropas ucranianas están siendo capaces de mantener la línea del frente en el este del país.

Las fuerzas ucranianas han tomado el control de localidades como Bucha o Brovari y además las fuerzas rusas se han retirado del aeropuerto Antonov de Gostomel, donde han permanecido atrincheradas durante varias semanas, ha informado el Ministerio de Defensa ucraniano.

Estos avances ucranianos encajarían con la declaración de Moscú de que desistiría de su ofensiva en la región de Kiev y de Chernígov para concentrarse en el este del país. Así, fuentes ucranianas citadas por la agencia de noticias DPA hablan de bombardeos rusos sobre fábricas y zonas industriales de Mariúpol, Járkov y Ghernigov.

“Los soldados rusos están siendo trasladados al Donbás y en dirección a Járkov”, afirmaba el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en una entrevista el viernes. “La situación en el este de nuestro país sigue siendo muy difícil”, dijo.

TE RECOMENDAMOS