sanidad

Huevos Kinder retirados del mercado por un brote de salmonella

huevos-kinder
Ha sido la propia empresa de huevos Kinder la que ha advertido de la necesidad, por precaución, de no consumir el producto

El gigante de la alimentación Ferrero International ha comunicado la retirada de varios lotes de huevos Kinder por su posible relación con varios brotes de salmonella detectados en Reino Unido e Irlanda. La compañía chocolatera ha procedido a una retirada voluntaria en estos mercados según informa en un comunicado, un procedimiento de seguridad alimentaria que ya aplicó en Navidad con un producto de Ferrero Rocher que no declaraba la presencia de un alérgeno.  

La retirada de estos huevos Kinder solo se está produciendo en las Islas Británicas, y afecta únicamente según el productor a los huevos de chocolate manufacturados en Bélgica. Se ha procedido a la retirada de los Kinder Sorpresa tanto en formato individual (20 gramos) como en cajas de tres, con fecha de caducidad que abarca del 11 de julio al siete de octubre.

Huevos Kinder retirados por precaución

La compañía ha pedido “sinceras disculpas” al producirse la alerta en la víspera de Pascua, el festivo de mayor demanda para estas golosinas. Asimismo, aclara que está colaborando con ambas agencias de seguridad alimentaria, la británica -U.K. Food Standards Agency- y la irlandesa -Food Safety Authority of Ireland- para garantizar que “estos productos ya no están disponibles para su compra“.   

En el caso de que ya se hayan adquirido, Ferrero pide que no se consuman si la fecha de caducidad coincide con la afectada y ofrece un reembolso completo de la compra de esos huevos Kinder. Además, aclara que los juguetes contenidos en el interior no suponen un riesgo para la salud.

“Aunque ninguno de nuestros productos Kinder puestos a la venta ha dado positivo por salmonela, y no hemos recibido quejas de consumidores, nos lo estamos tomando extremadamente en serio ya que la atención al consumidor es nuestra principal prioridad”, afirman en su declaración. 

Por su parte, la agencia reguladora irlandesa ha aclarado que “hay una investigación en marcha relacionada con este brote de intoxicaciones alimentarias que afecta a Irlanda, Reino Unido y otros países europeos”. Han cifrado en diez los casos de salmonelosis detectados en la isla, con patógenos de la misma cepa que la responsable del brote británico según los análisis microbiológicos.

Además, varios de los afectados fueron niños pequeños, una información que causa preocupación tras la contaminación en Francia por E. coli productora de toxinas Shiga en unas pizzas precocinadas, y que se investiga como un homicidio imprudente por la muerte de dos niños por un fallo en el riñón. Los pequeños intoxicados por salmonela en Irlanda “se han recuperado completamente”, aclaran las autoridades.

La salmonella es uno de los principales contaminantes alimentarios a los que se enfrentan los mecanismos de control sanitario. Este invierno, un brote de salmonela vinculado a huevos de origen español se relacionó con centenares de casos en seis países diferentes -Francia, España, Holanda, Reino Unido, Noruega y Dinamarca- y, aunque la mayoría fueron leves, se llegaron a producir dos muertes

La bacteria salmonella es la causa más frecuente de intoxicación alimentaria en España. Sólo en 2017 se notificaron 91.662 casos de esta infección, que no suele requerir el ingreso hospitalario. Entre los síntomas se encuentran la diarrea, fiebre y calambres abdominales. 

Aunque el tratamiento más habitual de la salmonelosis es la hidratación para reemplazar los líquidos y los electrolitos que se pierden por la diarrea persistente, en ocasiones es necesaria la administración de antibióticos para matar la bacteria.

TE RECOMENDAMOS