tribunales

Piden cinco años de cárcel para un hombre, con esquizofrenia, por intentar matar a su padre en La Laguna

Su hijo se abalanzó sobre él, le clavó una navaja sobre el abdomen y los brazos de manera repetida y se dio a la fuga, según el escrito de acusación
Piden cinco años de cárcel para un hombre, con esquizofrenia, por intentar matar a su padre en La Laguna
Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife. Europa Press

La Fiscalía de Santa Cruz de Tenerife solicita una pena de cinco años de cárcel para un hombre, con antecedentes penales por violencia familiar y amenazas, acusado de intentar matar a su padre en La Laguna con una navaja.

El escrito de acusación, recogido por Europa Press, señala que los hechos se produjeron una noche cuando el hombre llamó insistentemente a la puerta de la casa hasta que el padre le abrió y comenzó a gritarle “dime ahora lo del vídeo, dímelo ahora”.

Antes de llegar a la casa, además, le había escrito el siguiente mensaje a su padre: “Casi lo consigues, mejor no te pille yo antes que la ambulancia maricón descerebrado tarado de mierda, estás para que te encierren de por vida en un psiquiátrico, a ti y a tu familia les va a caer un puro que se van a arrepentir, basta de rezongar, azotados por un látigo electrificado”.

Debido al estado de excitación que presentaba, el padre logró que se retiraran a dormir pero en un momento en el que estaba en su cuarto, su hijo se abalanzó sobre él, le clavó una navaja sobre el abdomen y los brazos de manera repetida y se dio a la fuga.

No obstante, el padre logró llamar de manera inmediata a la Policía, que se presentó en la vivienda junto a una ambulancia para darle asistencia médica.

A consecuencia del ataque, el padre del acusado presenta como secuelas una deformidad artrósica en el tercer dedo de la mano izquierda, diversas cicatrices en los brazos, manos y hemitorax y pérdida de sensibilidad y cierta limitación de movilidad en la mano, heridas de las que tardó en curarse 96 días y para las que precisó tratamiento médico quirúrgico y rehabilitación.

En el momento de los hechos el acusado –que se encuentra en prisión provisional– estaba aquejado de esquizofrenia paranoide con brote psicótico, trastorno disocial de la personalidad y consumo perjudicial de cannabis por lo que su capacidad intelectual y volotiva “estaba gravemente mermada”.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa con el parentesco como agravante y la circunstancia eximente incompleta de enajenación mental.

Además, solicita el internamiento del acusado en un centro psiquiátrico durante cinco años y el abono de una indemnización de 13.000 euros.

El juicio se celebra la próxima semana en la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

TE RECOMENDAMOS